Riesgos laborales: Servicios Prevención Ajenos

Guía de Riesgos laborales sobre Servicios Prevención Ajenos

No olvides que tienes disponible la zona de comentarios para preguntar a la comunidad o expresar tu opinión.

 

PLANTEAMIENTO GENERAL El análisis del cumplimiento de la Ley de Prevención de Riesgos
Laborales señala graves deficiencias respecto a la eficacia de
los instrumentos de gestión que la Ley establece para faciitar a
las empresas el desarrollo de la actividad preventiva.
Evaluaciones de riesgos insuficientes, con contenido genérico, a
veces farragosas y limitadas a simples remisiones al
cumplimiento de la normativa de prevención de riesgos
laborales hacen que ese instrumento de gestión se convierta en
algo inoperativo, no práctico para las empresas, e inútil a la hora
de que las empresas tomen decisiones en materia preventiva.
Planificaciones preventivas incompletas, sin el contenido mínimo
establecido en el RSP son también frecuentes en las empresas.
La ineficacia y el carácter puramente formal de estos
instrumentos de gestión, junto a la ausencia de una adecuada
organización y gestión de la prevención de riesgos laborales en
las empresas son muchas veces consecuencia de una
actuación deficiente de algunos Servicios de Prevención ajenos.
La limitación de los recursos de los SPA, la fijación de los costes
de su actividad muchas veces no conforme a los precios del
mercado, la presión de la demanda de su actividad,
principalmente en el caso de SPA que son también MATEPSS,
las distorsiones en la competencia entre los propios SPA
ocasionadas por el diferente origen de los mismos, unas
empresas de servicios y otras MATEPSS, ambas con objetivos
e intereses distintos, todo ello unido a la insuficiente cultura
preventiva de muchas empresas, que acuden en demanda de
un servicio mínimo al menor precio posible con un único interés
de evitar la responsabilidad administrativa, son circunstancias
que ocasionan una actividad irregular de los SPA que produce
respuestas dilatadas en el tiempo, y, muchas veces, claramente
insuficientes para la resolución de los problemas preventivos de
las empresas.
Todo ello hace necesario una actuación de control del sistema
de Inspección de Trabajo y Seguridad Social sobre las
entidades especializadas acreditadas como SPA. La exigencia
de un estricto cumplimiento de las obligaciones contraídas por
los SPA será determinante a la hora de lograr un cumplimiento
efectivo de la normativa de prevención de riesgos laborales por
las empresas y evitar el cumplimiento puramente formal e inútil
que se ha detectado en muchas ocasiones.
El control del SPA será desarrollado por la Inspección de
Trabajo de la provincia donde radiquen las instalaciones
principales del SPA y que, habitualmente, coincidirá con la de la
Autoridad Laboral que concedió la acreditación.
El control de los SPA de ámbito de actuación nacional exigirá un
muestreo en al menos 5 provincias de diferente relevancia y la
colaboración de esas Inspecciones Provinciales. En los de
ámbito interprovincial la colaboración de otras inspecciones,
junto a la de la cabecera, dependerá de la envergadura de la
actividad del SPA.
El resultado de la actuación inspectora, si se comprobasen
irregularidades supondrá la exigencia de medidas correctoras de
las desviaciones observadas, así como el levantamiento de
Actas de Infracción o la propuesta de suspensión total o parcial,
o extinción de la acreditación del SPA a la Autoridad Laboral.
El protocolo de actuación incluye un cuestionario con preguntas relacionadas con el cumplimiento de las obligaciones que se
consideran en cada apartado. En algunos casos, junto a la
pregunta, las cuestiones más importantes que determinarán el
cumplimiento. Junto a cada pregunta la norma sustantiva que
establece la obligación y el precepto tipificador de la infracción.
Además, en cada pregunta, casillas con las claves que se
indican para señalar las comprobaciones efectuadas y las
actuaciones a que han dado lugar. La clave V se refiere a la
comprobación del cumplimiento del requerimiento debiendo el
inspector actuante señalar, en el apartado plazo de
comprobación, cuando quiere que se reactive la Orden de
Servicio.
El protocolo incluye actuaciones que se deben realizar a nivel de
empresa, en las correspondientes centros de trabajo, para
comprobar la actuación del SPA.
Finalmente debe indicarse que el protocolo se refiere al control
de la actuación de los SPA. Diferente sería la actividad
inspectora en el procedimiento de acreditación de las entidades
especializadas. En este último supuesto, la actuación inspectora
es preceptiva en la segunda fase del procedimiento y se limita a
la constatación de la ejecución del proyecto aprobado en la fase
de acreditación provisional. Ello sin perjuicio de que la Autoridad
Laboral pudiera solicitar informe en las comunicaciones de
modificaciones de las condiciones del concierto (en este caso
para constatar la nueva realidad o incluso para informar sobre el
fondo del asunto planteado) o, en la propia fase del
procedimiento relativo a la aprobación provisional, para
dictaminar sobre las condiciones propuestas por la entidad
especializada y los mínimos exigibles.

—————————————————–Página 2—————————————————–

Página 3 de 61.
CONTROL DE LAS CONDICIONES DE ACREDITACIÓN. 1.1 El SPA podrá desarrollar su actividad cuando haya obtenido
la acreditación mediante ratificación de la autorización
provisional (art. 26.5 RSP). No está permitida la actividad del
SPA con la autorización provisional salvo el supuesto previsto
en el art. 25.4 en que el SPA, al formular la solicitud, hubiese
ejecutado el proyecto. La actividad se refiere tanto a
asesoramiento, como a la propia realización de la actividad
preventiva no siendo válida la actividad de asesoramiento a la
empresa durante el período de la autorización provisional. La
LPRL no diferencia y señala como actividades de los Servicios
de Prevención el asesoramiento y la propia actividad en el
desarrollo de las funciones indicadas en el art. 31.3. A veces se
ha detectado la realización de asesoramientos en evaluaciones
que no firma el SPA hasta que no cuenta con la acreditación
definitiva.
1.2 La actividad del SPA debe ceñirse estrictamente al alcance
de la Autorización de la Autoridad Laboral. Esta suele referirse a
especialidades preventivas y al ámbito geográfico de actuación.
En algunos supuestos se fijan los sectores de actividad en los
que se va a realizar la actividad. Habitualmente la Resolución de
la Autoridad Laboral no recoge las condiciones de acreditación,
remitiéndose a las condiciones planteadas por el SPA en la
memoria de la solicitud de acreditación. Es en esta memoria
donde hay que comprobar los límites del alcance de la
autorización en relación con especialidades y actividades
preventivas, ámbito geográfico, actividades o sectores cubiertos
por la garantía financiera, sectores excluidos etc.
Es importante controlar las condiciones de la garantía financiera
y las posibles excepciones que contenga.
1.3 La acreditación del SPA está basada en una adecuación entre los recursos materiales y humanos y la previsión del
número de empresas y trabajadores sobre los que se va a
actuar. El control del mantenimiento de las condiciones de
acreditación deberá comprobar los medios humanos del SPA
que deberán coincidir con los indicados en la memoria (o
variación, en su caso, comunicada a la Autoridad Laboral), tanto
numéricamente como respecto a su formación y capacidad en
cada una de las especialidades preventivas. Asimismo, en
relación con las instalaciones del SPA y con su instrumentación.
Todo ello coincidente al menos con los mínimos de la memoria
de solicitud. En el control de la realización del proyecto (art. 26.3
RSP) se debió comprobar la ejecución del mismo debiendo
mantenerse esas condiciones, respecto a contratos de personal
por especialidades, instalaciones e instrumental.
La siguiente comprobación debe referirse al volumen de
empresas sobre los que están realizando actividades. Deberá
comprobarse si se mantienen las ratios respecto al personal del
SPA y volumen de empresas y número de trabajadores. Para
ello será necesario comparar número de conciertos en vigor y
volumen de empresas y trabajadores. En algún supuesto, en
función de las condiciones de acreditación, puede ser necesario
diferenciar especialidades y actividades, sectores de actividad y
empresas afectadas.
En el análisis de los conciertos realizados deberá controlarse si
se mantienen las condiciones de acreditación respecto al ámbito
geográfico y material de actuación.
La garantía financiera deberá mantenerse en vigor por la
cuantía establecida en la acreditación y deberá controlarse que
es revisada anualmente según el IPC.
En encuestas realizadas en el sector se ha comprobado que la
mayor parte de los técnicos especialistas lo son en Seguridad

—————————————————–Página 3—————————————————–

Página 4 de 6en el Trabajo. En segundo lugar, pero con gran diferencia, en
Higiene Industrial. Además un pequeño número de especialistas
en Ergonomía. La Medicina del Trabajo varía según el SPA,
siendo en unos casos testimonial y en otros la especialidad
mayoritaria.
Pueden encontrarse conciertos totales que cubran todas las especialidades y el
escaso número de especialistas en Higiene Industrial,
Ergonomía o Medicina del Trabajo. Ello deberá ser objeto de
valoración para una posible propuesta de suspensión o extinción
de la acreditación.
inadecuaciones entre A la hora de valorarse la adecuación recursos / actividad deberá considerarse la diferencia entre conciertos que se refieren a
actividades concretas o conciertos que se hacen por
especialidades preventivas y que deben incluir todas las
actividades señaladas en el art. 31.3 de la LPRL.
1.4 Es preceptivo que si hay modificaciones en el mantenimiento
de las condiciones de acreditación éstas sean comunicadas a la
Autoridad Laboral. Esta comunicación debe ser previa a la
variación de la acreditación.
2.
CONTROL DEL CONCIERTO DE LA ACTIVIDAD PREVENTIVA.
2.1 Dependiendo del SPA existen diversos modelos de
conciertos. Se diferencia el concierto de Servicio de Prevención
completo o de especialidades (las tres especialidades técnicas o
alguna diferenciada). La mayoría de los conciertos se refieren a
especialidades. En algunos casos se limitan a actuaciones
preventivas concretas. Es habitual que se incluyan los centros
de trabajo afectados y la duración del mismo (un año
prorrogable). Respecto a las condiciones económicas siempre
se incluyen en el concierto, si bien, en algunos casos, se señala
el precio global y, en otros, en función de horas/año/trabajador.
Con respecto a las actividades preventivas que incluye el
concierto, en algunos casos se ha detectado que se limiten a la
enumeración de las indicadas en el art. 31.3 de la LPRL; en
otros se especifica con mayor detalle. Desde supuestos de un
gran grado de concreción, respecto a las actuaciones técnicas y de vigilancia de la salud, hasta otros extremadamente genéricos
e inespecíficos. Es habitual que se incluyan las actividades de
evaluación
de riesgos, planificación determinación de prioridades, formación y emergencia.
En el control del cumplimiento de los requisitos del art. 20 del
RSP, además de los datos relativos a identificación de empresa
y centro de trabajo, duración del concierto y condiciones
económicas, es fundamental que se exija que en el concierto se
detallen las actuaciones concretas a desarrollar en cada
especialidad y los medios o recursos para llevarlas a cabo. Ello
resulta imprescindible para fiscalizar si el SPA cumple con las
condiciones del concierto y también para comprobar si la
modalidad organizativa de la empresa es la adecuada a las
necesidades preventivas de la misma.
preventiva con
—————————————————–Página 4—————————————————–

Página 5 de 6Se han detectado supuestos donde se detallan las actuaciones
concretas a realizar, especificando el contenido de la evaluación
(que incluye seguridad industrial, encuesta higiénica, estudio
ergonómico, fichas de evaluación por puesto de trabajo,
disconformidades detectadas, etc) y de la planificación
(especificando seguimiento y visitas periódicas) hasta otros
donde se excluye expresamente la seguridad industrial, puesta
en conformidad de los equipos de trabajo o las mediciones
higiénicas. El seguimiento de la planificación suele ser
mencionado señalándose que se harán visitas al centro de
trabajo pero sin indicar la periodicidad.
El concierto deberá especificar los medios asociados a cada
actuación concreta.
2.2 La memoria anual deberá diferenciar qué servicios concretos
se han realizado para cada una de las empresas o centros de
trabajo con los que se mantiene el concierto. Esta memoria
servirá para controlar el cumplimiento del concierto con cada
empresa.
2.3 Es exigible que el Servicio de Prevención tenga una
programación anual de las actividades preventivas previstas.
Asimismo, una memoria de las actividades realizadas en el año.
La programación anual y la memoria deben referirse a todas las
actividades incluidas en el concierto del SPA con la empresa.
3.
CONTROL DEL CUMPLIMIENTO OBLIGACIONES DERIVADAS DEL CONCIERTO DE LA
ACTIVIDADPREVENTIVA.
DE LAS 3.1 La importancia de que el concierto detalle las actividades
incluidas está en el control del cumplimiento de las obligaciones
contraídas por el SPA. En una situación como la actual, con una
tendencia generalizada hacia la externalización total de la
prevención, con unos recursos preventivos limitados en el
mercado de trabajo y con una falta de cultura preventiva en las
empresas, la presión de la demanda en los SPA, especialmente
las MATEPSS, es muy importante y trae consigo respuestas
dilatadas en el tiempo, con poca profundidad en la elaboración
de los instrumentos de gestión (evaluación de riesgos y
planificación preventiva) y con una presencia muy limitada en
los centros de trabajo de los técnicos de los SPA.
Es habitual que los conciertos recojan las funciones y
actividades de los Servicios de Prevención, tal como aparecen
en el art. 31.3 LPRL, en cada una de las especialidades técnicas
y la vigilancia de la salud, en su caso. La actividad inspectora de
control debe ir dirigida a comprobar el cumplimiento de cada una
de las obligaciones contraídas coincidentes con las actividades
contratadas. Tiene especial importancia en el control la
fiscalización de la presencia de los técnicos del SPA en los
centros de trabajo y los tiempos de dedicación a cada actividad
preventiva (evaluación, planificación, seguimiento y control de la
planificación, etc).
Este primer apartado del protocolo incluye el conjunto de las
actividades de los SPA, dejando en apartados específicos, por
su trascendencia e importancia, el control del contenido de la
evaluación de riesgos y el control de la planificación preventiva.
En este apartado debe controlarse especialmente la actividad del SPA respecto al diseño, aplicación y coordinación de planes
y programas que tiene un sentido más amplio que la
planificación preventiva que se analiza en otro apartado. En este
sentido, la organización de la prevención que pueda efectuar en
la empresa.
La actividad de control se debe efectuar en dos partes: la
primera documental efectuándose un análisis de toda la
documentación que ha generado un determinado concierto. En
la selección de conciertos deberán considerarse empresas de
diversos sectores de actividad y los distintos tipos de conciertos
que efectúe el SPA. El número variará, según la entidad del
Servicio y la detección o no de deficiencias, debiendo ser una
muestra que permita conclusiones consistentes.
La segunda parte consiste en una comprobación a nivel
empresa de la concordancia de la actividad consecuencia del
concierto con la realidad de la empresa.
3.2 El control del contenido material de la evaluación deberá
realizarse de acuerdo con las preguntas incluidas en el
protocolo de actuación sobre Servicios de Prevención Propios.
Además, deberá analizarse la metodología de actuación del
SPA: lista de chequeo, presencia en el centro de trabajo, tiempo
de presencia, consulta con los trabajadores. La Resolución de
22-12-98 de la Secretaría de Estado para la Seguridad Social,
sobre imputación de costes a las MATEPSS por la utilización de
sus recursos en la actividad de SPA, ha causado graves
distorsiones en el tiempo de dedicación del técnico en la
empresa.
Muchas de las deficiencias detectadas en las evaluaciones de
riesgos realizadas por algunos SPA son debidas a una
presencia o información insuficiente sobre el centro de trabajo.
También es importante que se analice el tiempo de respuesta
desde la firma del concierto y la realización de la evaluación de
riesgos.
Respecto al contenido de la evaluación de riesgos se han
detectado casos en los que, pese a realizarse conciertos totales
de la actividad preventiva, no se efectúan evaluaciones
higiénicas cuantitativas, comprobación de la conformidad de los
equipos de trabajo a los requisitos del R.D. 1215/97, o
valoraciones ergonómicas pese a ser necesarias por los riesgos
existentes.
Una evaluación de riesgos incorrecta o insuficiente supone para
la empresa una infracción del art. 16 de la LPRL. Para el SPA
un incumplimiento de las obligaciones contraídas según se
indica en la pregunta 3.1 del protocolo.
3.3 El control del contenido y alcance de la planificación se
efectuará de acuerdo con las preguntas incluidas en el protocolo
de actuación sobre Servicios de Prevención Propios.
Debe considerarse que el SPA efectúa una propuesta de
planificación preventiva con los requisitos establecidos en los
arts. 8 y 9 del RSP. Deberá controlarse que incluya la aplicación
de las disposiciones sobre riesgos específicos en su caso, así
como la aplicación de los principios generales de prevención
(preferencia de la protección colectiva, integración de la
prevención, por ejemplo).

—————————————————–Página 5—————————————————–

Página 6 de 6Deberá controlarse que las medidas preventivas que incluya la
planificación se derivan de las situaciones o deficiencias
concretas existentes en las empresas y no son meras
remisiones a la normativa de aplicación o medidas de carácter
general.
En cuanto al seguimiento y control del cumplimiento de la
planificación, si bien es responsabilidad de la empresa, en los
supuestos de concierto total o concierto de toda una
especialidad, con el contenido establecido en el art. 31.3 de la
LPRL, también sería obligación del SPA la articulación de las
medidas de seguimiento y control del cumplimiento.
Iguales observaciones cabe hacer respecto a la vigilancia de la
eficacia de las medidas preventivas contenidas en la
planificación.
La planificación debe incluir la coordinación de todas las
medidas que incluye. Estas medidas van a ser de carácter
técnico (protección colectiva o individual) organizativas,
informativas, formativas, de vigilancia de la salud y ante
situaciones de emergencia. Una coordinación de esas medidas
debe suponer una interrelación entre las mismas, tanto en lo
referente a las condiciones del puesto de trabajo y sus medidas
de prevención y sus efectos sobre la salud de los trabajadores y
su vigilancia, como en las relaciones de todo ello con la
formación e información sobre los riesgos y su prevención y las
situaciones de emergencia.
Estos incumplimientos de la planificación preventiva afectan a la
empresa. Al SPA como incumplimiento de las obligaciones
contraídas en el concierto.
3.4 Además del análisis de si los recursos utilizados por el SPA
son suficientes para realizar las obligaciones contraídas como
consecuencia del concierto, deberá controlarse, en los
supuestos de concierto total o por especialidades de la actividad
preventiva, si los recursos utilizados por el SPA y que
constituyen la única organización preventiva de la empresa (total
o en la especialidad a que se refiera) son suficientes para la
realización de las actividades preventivas necesarias en la
empresa. Deberá controlarse la periodicidad de las visitas de los
técnicos del SPA y su presencia en la empresa.
Cuestiones a considerar van a referirse a las revisiones de la
evaluación de riesgos y forma de detectarlas, la organización de
la información a los trabajadores sobre los riesgos, la ejecución
del Plan de formación, la coordinación de actividades
preventivas en los supuestos de presencia de otras empresas
en el centro de trabajo, el control del cumplimiento de las
medidas preventivas, las inspecciones de seguridad o de puntos
críticos con la periodicidad necesaria, etc.
Debe recordarse que respecto a las actividades que realice el
SPA no es obligatoria la auditoría de prevención, cautela
establecida en la LPRL cuando la empresa realiza actividades
con medios propios, como visión objetiva externa. Se han
detectado supuestos de concierto externo de la actividad
preventiva para evitar la auditoría, pero con recursos claramente
insuficientes. Es necesario controlar si se realizan todas las
actividades preventivas necesarias, sea con recursos propios o
ajenos.
4. CONTROL REQUISITOS EXIGIBLES A LOS SPA.
DEL
CUMPLIMIENTO DE OTROS 4.1 El art. 17 del RSP se refiere al mantenimiento de
vinculaciones que puedan afectar a su independencia e influir en
el resultado de sus actividades. La constatación de la infracción
exigiría la comprobación previa de que ha habido irregularidades
en los resultados de la actividad del SPA. Ello si se considera la
prohibición con un sentido restrictivo y siempre que se
constatase un control mayoritario de la empresa sobre el SPA
(mayoría de acciones en un SPA que fuera una Sociedad
Anónima por ejemplo). Sin embargo, la modificación de la
LISOS con la Ley 50/98 que introdujo la tipificación de la
infracción, avanza más en la norma prohibitiva y sanciona
cualquier tipo de vinculaciones entre la empresa y el SPA.
Cabría también considerar, en este apartado, la norma
prohibitiva del ejercicio de actividades como SPA de las
entidades auditoras, tanto para la misma como para distinta
empresa (art. 32.2 RSP). El tipo infractor en este supuesto no
está claramente determinado en la LISOS y habría que
reconducirlo, en función de las conclusiones obtenidas, a los
señalados en los arts. 12.22 y 13.12 de la LISOS.
4.2 El art. 19 del RSP exige la asunción directa de las funciones
de Servicio de Prevención contratadas con la empresa e
incluidas en el concierto. Solo permite la subcontratación
cuando las actividades requieran conocimientos especiales o
instalaciones de gran complejidad. La Orden de 22-06-97
incluye expresamente en esa expresión la actividad de
laboratorios que sería posible subcontratar. Debe considerarse,
además, que es una práctica habitual en el sector. En los
supuestos en que exista la subcontratación de actividades será
necesario comprobar que los profesionales o entidades que van
a desarrollar las mismas, cuenten con los conocimientos,
medios e instalaciones apropiados.
El término “conocimientos especiales”, más allá de lo ya
señalado respecto a los laboratorios, deberá ser considerado
con sentido restrictivo y referirse, en todo caso, a conocimientos
fuera del programa formativo para el nivel superior del RSP.

—————————————————–Página 6—————————————————–

  • Share this post

Dejar una opinión

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!