Riesgos laborales: Integración de la Actividad Preventiva

Guía de Riesgos laborales sobre Integración de la Actividad Preventiva

No olvides que tienes disponible la zona de comentarios para preguntar a la comunidad o expresar tu opinión.

 

Página 2 de 61.
EL PLAN DE PREVENCIÓN DE RIESGOS 1.1 Con carácter general debe proponerse que el inicio de las
actuaciones conducentes al establecimiento del plan de
Prevención de Riesgos Laborales, se realizará no a partir
de una evaluación de riesgos, sino de una toma de datos
derivada de la información disponible en la empresa. Datos
relativos a su actividad, la organización de la empresa, la
complejidad de los procesos productivos, el número de
trabajadores, centros de trabajo, índices de siniestralidad,
etc., que permitieran diseñar e implantar el Plan de
Prevención de Riesgos Laborales, según dispone el
artículo 16.1 de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales
(Ley 31/1995) y el apartado 1 del artículo 2 del Reglamento
de los Servicios de Prevención (RD 39/1997).
1.2 La puesta en práctica de toda acción preventiva requiere,
en primer término, el conocimiento de las condiciones de
cada uno de los puestos de trabajo, para identificar y evitar
los riesgos y evaluar los que no puedan evitarse, de
conformidad con el artículo 2.2 del RD 39/1997. La
descripción de los riesgos genéricos del proceso productivo
se considera fundamental, puesto que en esta fase, si
apareciesen riesgos que el empresario puede evitar, esto
último resultará prioritario, por aplicación de los principios
generales de la acción preventiva (artículo 15.1 de la Ley
31/1995).
1.3 Es necesario que el Plan de Prevención de Riesgos
Laborales refleje los compromisos y objetivos en materia
preventiva, estando estos integrados en el resto de los
objetivos empresariales. Puede afirmarse que este es el
primer paso para la eficaz integración de la actividad
preventiva en el sistema general de gestión de la empresa,
según lo dispuesto en el artículo 16.1 de la Ley 31/1995.
1.4 La prevención de los riesgos laborales debe integrarse en
el sistema general de gestión de la empresa, tanto en el
conjunto de sus actividades como en los niveles jerárquicos
de la misma. Ello significa que, a través del plan, debe
darse un papel activo en materia de prevención a todos los
elementos que conforman el sistema de gestión
empresarial. En determinadas funciones o actividades, la
integración es fundamental para la eficacia de la acción
preventiva, considerándose como tal, al menos, las
siguientes áreas:
– La integración en la Dirección de la empresa, considerándose imprescindible que la misma asuma la
responsabilidad general en materia preventiva y actúe en
consecuencia, definiendo y difundiendo una política de
seguridad en el trabajo que incluya los principios y objetivos
fundamentales.
– La integración en la gestión de los cambios , como son
todos aquellos que se producen en la adquisición de equipos o
productos, modificación de los procesos, en la contratación de
obras y servicios y en la contratación de personal. En todos
estos ámbitos la prevención debe estar plenamente integrada en
las actuaciones de las unidades gestoras correspondientes
(“Administración”, “Personal”, “Compras”, “Producción”, etc.)
pues, aunque exista un servicio de prevención propio, éste sólo
puede asesorar como órgano “staff” al resto de las áreas o
departamentos, pero no puede sustituir la responsabilidad de
las demás unidades, que debe quedar claramente explicitada en
el plan, en relación con la gestión preventiva de los cambios.
– La integración en el mantenimiento, revisión o
comprobación de instalaciones y equipos potencialmente
peligrosos. Las instalaciones generales como aparatos de
elevación y ascensores, instalaciones eléctricas, térmicas, a
presión, de gas, frigoríficas, de almacenamiento de productos
peligrosos o gases licuados, la protección contra incendios, etc.,
está sometida a una normativa específica de mantenimiento,
revisión y comprobación periódica.

—————————————————–Página 2—————————————————–

Página 3 de 6- Además, los equipos de trabajo (RD 1215/97) y los lugares de
trabajo (RD 486/97) exigen comprobaciones e inspecciones
periódicas. Esta actividad de mantenimiento y revisión debería
estar integrada en los departamentos y áreas correspondientes,
debiendo precisarse en cada caso en qué consisten las
revisiones y comprobaciones o inspecciones impuestas por la
normativa
específica, quién periodicidad, qué comprobantes exigen, y designar la persona o
personas encargadas de su gestión o realización.
– La integración de la prevención en la ejecución y
supervisión de actividades potencialmente peligrosas.
Pueden existir procedimientos de trabajo dentro de la empresa
en los que se exija una especial formación y cualificación de los
trabajadores (operadores de determinado tipo de equipos, p.ej. )
o procedimientos escritos de trabajo por especial peligrosidad
(acceso a espacios confinados, o a recintos o centros de
transformación eléctricos, o a zonas de control limitado – p. ej.
riesgo de radiaciones ionizantes, agentes biológicos de clase 1 y
2, agentes cancerígenos, mutagénicos o tóxicos para la
reproducción, o a zonas con riesgo de atmósferas explosivas- ).
En estos casos es necesario asegurar que el trabajador
dispone de las instrucciones de seguridad pertinentes, que en
su comportamiento se atiene a las mismas y que exista un
procedimiento de información sobre cualquier problema
detectado o incidente ocurrido. Todas estas cuestiones deben
quedar claramente integradas y establecer las personas que
ejercen el mando directo y la supervisión sobre dichos puestos,
sin perjuicio de lo que establece la legislación específica en
cada caso.
debe hacerlas, con qué 1.5 Este plan de prevención de riesgos laborales deberá incluir, como ya se ha significado en apartados anteriores, la
estructura
organizativa, responsabilidades, las prácticas, los procedimientos, los
procesos y los recursos necesarios para realizar la acción
de prevención de riesgos en la empresa, en los términos
que reglamentariamente se establezcan, de conformidad
con el segundo párrafo del artículo 16.1 de la Ley 31/1995.
1.6 En conclusión, el Plan de Prevención de Riesgos debería
contener los siguientes elementos:
a)
Determinación de compromisos y objetivos, que deberán estar integrados con el resto de objetivos de
la empresa.
b)
Las prácticas, los procedimientos y los procesos. c)
La descripción de la estructura organizativa de la empresa, que incluirá:

La determinación y/o constitución de la modalidad organizativa de los recursos
necesarios para el desarrollo de las
actividades preventivas.

Los nombramientos de personas con responsabilidades en materia de prevención
de riesgos laborales (que incluirá la
definición de funciones y recursos, así como
las necesidades de capacitación formativa).
La articulación de los mecanismos de participación y consulta.
Antes de la implantación del Plan de Prevención, la empresa
deberá haber resuelto la capacitación de las personas
vinculadas con la prevención.
Para la elaboración del Plan de Prevención por el empresario,
se
podrá contar con asesoramiento especializadas.
El plan de prevención deberá estar documentado y ser asumido
por el empresario.
las funciones, las de
entidades
—————————————————–Página 3—————————————————–

Página 4 de 62.
IMPLANTACIÓN Y APLICACIÓN DEL PLAN DE PREVENCIÓN DE RIESGOS LABORALES
2.1 El primer principio general de la acción preventiva es evitar
el riesgo (artículo 15.1a. de la Ley 31/1995), debiendo evaluarse
aquellos que no hayan podido ser evitados con carácter previo.
La evaluación de los riesgos laborales es el proceso dirigido a
estimar la magnitud de aquellos riesgos que no hayan podido
evitarse, obteniendo la información necesaria para que el
empresario esté en condiciones de tomar una decisión
apropiada sobre la necesidad de adoptar medidas preventivas y,
en tal caso, sobre el tipo de medidas que deben adoptarse, de
conformidad con el artículo 3.1 RD 39/1997.
2.2 Derivada de la evaluación de riesgos, se incluyen tanto las
acciones y medidas para eliminar, corregir o controlar los
riesgos evaluados, como los estudios específicos a realizar para
la valoración concreta y ajustada de los riesgos de evaluación
más compleja. En todo caso, y por las razones apuntadas en el
apartado anterior, debe priorizarse la posibilidad de eliminar o
evitar el riesgo, sin olvidar la aplicación efectiva del resto de los
principio generales de la acción preventiva si el riesgo no ha
podido ser evitado, como por ejemplo, el de anteponer la
protección colectiva a la individual.
2.3 2.4 y 2.5 En esta planificación se integrarán un conjunto de
acciones tales como las relacionadas con los siguientes
aspectos:

Formación e información de los trabajadores sobre los riesgos existentes en los puestos de
trabajoy las medidas preventivas.

Formación complementariade los Delegados Prevención, cuando sea necesaria.

Formación complementaria adecuada al nivel correspondiente para trabajadores designados o
expertos.

Capacitación de la estructura de mandos de la empresa
2.6, 2.7 y 2.8 De conformidad con lo establecido en el artículo 20 de la Ley 31/1995, la planificación de las medidas de
emergencia, incluirá:
– Primeros auxilios
– Actuación frente a emergencias
– Evacuación de trabajadores
Asimismo, se debe incluir la relación de personas encargadas
de cada uno de estos aspectos, la forma de comprobación
periódica del funcionamiento de las medidas de emergencia,
constatándose que todos los implicados son conocedores de
sus obligaciones, el material necesario, la formación necesaria
para cada colectivo, y la organización de las relaciones con
organismos externos que colaboren en caso de emergencia.
2.9 El empresario garantizará a los trabajadores a su servicio la
vigilancia periódica de su estado de salud en función de los
riesgos inherentes al trabajo, de acuerdo con el artículo 22 de la
Ley 31/1995. Se incluirá la programación anual, y el desarrollo
de las actividades sanitarias y los exámenes de salud
específicos
en función del programación.
riesgo, contenidos en la 2.10 Cuando de la evaluación de riesgos resulte necesario
adecuar la organización preventiva de la que se dispone a los
riesgos existentes, se planificarán las adaptaciones necesarias.
En todo caso, deberán tenerse en cuenta actuaciones

—————————————————–Página 4—————————————————–

Página 5 de 6precedentes de la Inspección de Trabajo y seguridad Social que
hubiesen detectado la insuficiencia de la organización
preventiva.
3.
MANTENIMIENTO PREVENCIÓN DE RIESGOS LABORALES
Y
GESTIÓN DEL PLAN DE 3.1 De acuerdo con lo establecido en los artículos 4.2 y 6 RD
39/1997, deberán volver a evaluarse los puestos de trabajo que
puedan verse afectados por:

La elección de equipos de trabajo, sustancias o preparados químicos, la introducción de nuevas
tecnologías
o acondicionamiento de los lugares de trabajo.

El cambio en las condiciones de trabajo. –
La incorporación características personales o estado biológico
conocido lo hagan especialmente sensible a las
condiciones del puesto.
Cuando se hayan detectado daños a la salud de los
trabajadores o se haya apreciado a través de los controles
periódicos, incluidos los relativos a la vigilancia de la salud, que
las actividades de prevención pueden ser inadecuadas o
insuficientes.
3.2 Con la periodicidad que se acuerde entre la empresa y los
representantes de los trabajadores, teniendo en cuenta, en
la
modificación en el de
un trabajador cuyas particular, el deterioro por el transcurso del tiempo de los elementos que integran el proceso productivo.
Con el fin de dar adecuado cumplimiento al artículo 9 del RD
39/1997, los planes y programas deberán incluir en su contenido
los siguientes apartados:

Período al que corresponden (inicio y fin) –
Actividades a desarrollar –
Medios humanos y materiales necesarios y recursos económicos, globalmente considerados.
Con respecto a los medios humanos, se considera que es
suficiente indicar las horas de dedicación globales, mientras que
por lo que se refiere a los recursos económicos, sería suficiente
indicar el presupuesto global a destinar al programa. El motivo
de esta acotación es la dificultad de conocer de antemano estos
datos concretos, ya que a menudo no es posible determinar la
dedicación o los costes de una actividad de forma apriorística.
Por otra parte, por lo que se refiere a los medios materiales, se
deberían indicar solamente medios “especiales”, obviando
aquellos de los que se puede suponer su disponibilidad. Por
ejemplo, cuando se programan mediciones de ruido, a ejecutar
por el Servicio de Prevención Propio o por una Entidad
especializada acreditada, no haría falta indicar como medio un
sonómetro, ya que se puede suponer que las mediciones no
pueden ser llevadas a cabo sin dicho equipo.
El seguimiento de resultados de la actuación preventiva se
desarrollará teniendo en cuenta los siguientes indicadores:

Análisis de la evolución de los accidentes de trabajo.

Evolución de las enfermedades profesionales –
Control de las medidas preventivas implantadas a través de las comprobaciones pertinentes.

Indicadores sanitarios de los resultados de la vigilancia de la salud de los trabajadores en
relación con los riesgos a los que estén
expuestos los trabajadores.

Datos sobre el expuestos a los riesgos.
número
de trabajadores
—————————————————–Página 5—————————————————–

Página 6 de 6-
Análisis de la información y formación impartida a los trabajadores

Datos sobre la prestación de primeros auxilios así como sobre la activación de las medidas de
emergencia.
Con el fin de verificar si el Plan de Prevención es eficaz y sigue
siendo adecuado y efectivo para lograr los objetivos y
compromisos establecidos por la empresa, resulta conveniente
el sometimiento de la aplicación de dicho Plan a controles y
valoraciones periódicos de carácter interno de la empresa, con
dicho objetivo.
El Artículo 30 del RD 39/97 por el que se aprueba el
Reglamento del Servicio de Prevención establece, de
conformidad con los supuestos previstos en el Art. 29 del
mismo, la obligatoriedad de que las empresas de más de 6
trabajadores que no hubieren concertado el servicio de
prevención con una entidad especializada sean sometidas a una
Auditoría legal externa, y realizada por una Entidad Autorizada
como tal, y ello se establece como un instrumento de gestión
sobre la eficacia del sistema de prevención.

—————————————————–Página 6—————————————————–

  • Share this post

Dejar una opinión

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!