Riesgos laborales: Andamios Colgados Móviles

Guía de Riesgos laborales sobre Andamios Colgados Móviles

No olvides que tienes disponible la zona de comentarios para preguntar a la comunidad o expresar tu opinión.

 

ANDAMIOS COLGADOS MÓVILES
Para determinar durante la visita a una obra de construcción, en la que se utilizan andamios colgados móviles, qué normativa les resulta de
aplicación y, por tanto, qué condiciones de seguridad les son exigibles, se debe tener en cuenta que se pueden encontrar tres tipos de
andamios:
1.- Andamios comercializados y puestos en servicio a partir de 1 de enero de 1997, que cuenten con certificación de conformidad
y marcado CE

Marcado CE conforme al RD 1435/1992. –
No resulta de aplicación a estos andamios la OL de la Construcción, O. 28-8-70, en todo aquello que se oponga a las normas armonizadas.

La norma armonizada a tener en cuenta para la certificación de conformidad es la UNE-EN 1808/1999. –
También les es de aplicación el RD 1215/1997, de equipos de trabajo; el RD 1627/1997, de obras de construcción y el RD 773/1997, de equipos de protección individual.
2.- Andamios comercializados y puestos en servicio a partir de 1 de enero de 1.997, que no cuenten con certificación de
conformidad ni, por tanto, marcado CE

En este caso procede exigir que la empresa propietaria solicite del fabricante que certifique la conformidad del andamio con el RD 1435/1992 y demás normativa vigente.

La falta de dicha certificación de conformidad no implica necesariamente que el andamio no reúna las condiciones de seguridad necesarias, de manera que dicha carencia no permite, por si sola, la paralización o prohibición de uso del mismo.

En caso de duda se puede pedir una certificación, emitida por técnico competente, respecto a las adecuadas condiciones de seguridad y estabilidad del andamio.
3.- Andamios comercializados y puestos en servicio antes de 1 de enero de 1.997

RD 1215/1997, de equipos de trabajo; el RD 1627/1997, obras de construcción y RD 773/1997, de equipos de protección
individual.

O.L. Construcción, Orden 28-8-70 –
Con carácter indicativo ver Notas Técnicas de Prevención 530, 531 y 532/1999, del I.N.S.H.T. en relación con los andamios
móviles de accionamiento manual.

También se puede pedir certificación por técnico competente de la adecuación de los mismos a la normativa señalada.

—————————————————–Página 2—————————————————–

Página 3 de 92. DURANTE LA ELECCIÓN
1. Condiciones de diseño e instalación de los andamios.
Para la elección del tipo de andamio colgado, el empresario
deberá tener en cuenta (art. 3.2 a) y b) RD 1215/97):
Las condiciones y características del trabajo a desarrollar
Los riesgos existentes para la seguridad y salud de los
trabajadores en el lugar de trabajo y, en particular, en los
puestos de trabajo, así como los riesgos que puedan derivarse
de la presencia o utilización de dichos equipos o agravarse por
ellos.
Además, se debe tener en cuenta lo previsto en el Anexo II
apartado 4.1.1 del RD 1215/1997 (apartado introducido por RD
2177/2004), en el sentido de que se utilizarán andamios
colgados móviles cuando no puedan efectuarse trabajos
temporales en altura de manera segura y en condiciones
ergonómicas aceptables desde una superficie adecuada. Por
otra parte la elección garantizará que:

se da prioridad a las medidas de protección colectiva frente a las individuales

que la elección no podrá subordinarse a criterios económicos

las dimensiones de los equipos deberán estar adaptadas a la naturaleza del trabajo y a las
dificultades previsibles y deberán permitir una
circulación sin peligro
Por otra parte, el apartado 4.3.1 del Anexo II del RD 1215/97
establece que los andamios deben proyectarse, montarse y
mantenerse convenientemente de manera que se evite que se
desplomen o se desplacen accidentalmente.
En parecidos términos, el Anexo IV parte C nº 6 b) del RD
1627/97 establece que los aparatos elevadores y los accesorios
de izado, incluidos sus elementos constitutivos, sus elementos
de fijación, anclajes y soportes:

Serán de buen diseño y construcción y tendrán una resistencia suficiente para el uso al que están
destinados.

Se han de instalar y utilizar correctamente –
Se mantienen en buen estado de funcionamiento Y se presupone que se cumplen esas exigencias si cumple con
la legislación específica que les sea de aplicación y se han
instalado, se utilizan y mantienen de acuerdo con las
instrucciones del equipo suministradas por el fabricante.
2. Certificación de conformidad. Al respecto el Anexo IV parte C nº 6 b) del RD 1627/97
establece que los aparatos elevadores y los accesorios de
izado, incluidos sus elementos constitutivos, sus elementos de
fijación, anclajes y soportes:

Serán de buen diseño y construcción y tendrán una resistencia suficiente para el uso al que están
destinados.

Se han de instalar y utilizar correctamente-
Se mantienen en buen estado de funcionamientoSe presupone que se cumplen esas exigencias si se trata de un
equipo que cuenta con certificación de conformidad: Es
necesario precisar que los andamios colgados móviles y las
plataformas suspendidas se consideran por el RD 1435/1992,
de 27 de noviembre que son “aparatos de elevación de
personas con peligro de caída vertical superior a tres metros”
(Anexo IV A) nº 16) y debido a su inclusión en dicho Anexo, se
les considera como máquinas para cuya comercialización se
requiere que el fabricante o su representante siga alguno de los
procedimientos contemplados en los apartados b) y c) del nº 2
del art. 8 del citado RD 1435/92, lo que implica que no es
suficiente con la declaración de conformidad, marcado CE y
manual de instrucciones, sino que es necesario constituir el

—————————————————–Página 3—————————————————–

Página 4 de 9expediente recogido en el Anexo VI, que, en resumen, implica la
necesidad de que se siga el procedimiento por el que un
organismo de control comprueba y certifica que el modelo de
una máquina cumple las disposiciones correspondientes del RD
y Directivas posteriores, lo que se entiende que se produce
cuando
han sido fabricados especificaciones contenidas en la norma UNE-EN 1808, de
marzo de 1999, por la que se establecen los “Requisitos de
seguridad para plataformas suspendidas de nivel variable”.
En cualquier caso, aunque se compruebe que el andamio
cuenta con certificación de conformidad y marcado “CE”, tanto
en el caso de que la actuación inspectora sea debida a un
accidente de trabajo, como en cualquier otro en el que se tenga
dudas de las condiciones de seguridad, se debe comprobar que
el mismo cumple las medidas y condiciones que se establecen
en los números siguientes de la lista de comprobación.
Es de destacar, por último, QUE A TODOS LOS ANDAMIOS
NORMALIZADOS,
ES DECIR EXIGENCIAS DE LA NORMA UNE-EN 1808, NO LES SON DE
APLICACIÓN LAS PRESCRIPCIONES DE LA ORDENANZA
LABORAL
DE LA CONSTRUCCIÓN, ALGUNOS ASPECTOS (distancia entre pescantes y anchura
de
la plataforma, entre CONTRADICTORIA CON AQUELLA.
de
acuerdo con las QUE
CUMPLEN LAS O.28-8-70,
EN otros)
EN QUE ES 3. Característica del andamio en el Estudio de Seguridad y
Salud.
El Estudio de seguridad y salud o el estudio básico a que se
refieren los arts. 4 y 5 del RD 1627/1997, Rgto. Obras de
construcción, debe incluir, de conformidad con lo establecido en
el segundo de los arts. la descripción de los elementos que
constituyen el andamio; características de resistencia de los
materiales utilizados y los coeficientes de seguridad; indicación
de las pruebas de carga a que se hayan sometido los distintos elementos; cálculo del andamio según las distintas condiciones
de utilización; las instrucciones para la prueba de carga del
andamio; instrucciones para el montaje, uso y desmontaje del
andamio (ver nº 1 del apartado “durante el montaje”); los planos
típicos del andamio con la indicación de los límites máximos de
carga autorizados.
Las previsiones contenidas en el Estudio respecto de los
andamios
se analizarán, complementarán en el plan de seguridad que en aplicación de
aquel se elaborará por la empresa contratista que vaya a utilizar
los andamios. En todo caso se deberá comprobar si el plan
contempla medidas alternativas al estudio, que estas cuentan
con la correspondiente justificación técnica, que no implican
disminución de los niveles de protección previstos en el estudio,
que incluye la valoración económica de las medidas alternativas
y que no implican disminución del importe total.
Todo ello, además, se debe comprobar que cuenta con la
aprobación del Coordinador de Seguridad de la obra.
4. Cálculos de resistencia y estabilidad.
Cuando se trata de un andamio normalizado pero no se cuenta
con notas de cálculo del fabricante, o las configuraciones
estructurales previstas no estén contempladas en la nota de
cálculo, de existir ésta, el Anexo II ap. 4.3.2 RD 1215/97
establece la obligación de realizar un cálculo de resistencia y
estabilidad, salvo que el andamio esté montado según una
configuración tipo generalmente reconocida. Dicho cálculo se
debe llevar a cabo por una persona con formación universitaria
que lo habilite para la realización de dichas actividades según el
apartado 4.3.3 del mismo Anexo.
3. DURANTE EL MONTAJE.
estudiarán,
desarrollarán y 1. Plan de montaje, utilización y desmontaje.
El plan de montaje y desmontaje, según el apartado 4.3.3 a) del
anexo II del RD 1215/97 es obligatorio cuando se trata, entre
otros casos, de las plataformas suspendidas de nivel variable,
de
accionamiento manual temporalmente sobre un edificio o una estructura para tareas
específicas, salvo que aún tratándose de una de esas
plataformas dispongan de marcado CE, por serles de aplicación
una normativa específica en materia de comercialización, en
cuyo caso el plan podrá ser sustituido por las instrucciones
específicas del fabricante, proveedor o suministrador, salvo que
las operaciones de montaje, utilización y desmontaje se realicen
de forma o en condiciones o circunstancias no previstas en
dichas instrucciones.
El plan de montaje, utilización y desmontaje deberá ser
realizado por persona con formación universitaria que lo habilite
para la realización de estas actividades.
2. Dirección del montaje y desmontaje.
El anexo II apartado 4.3.7 del RD 2177/2004 también permite
que no sea necesario que se supervise y dirija el montaje,
desmontaje o modificaciones por una persona con formación
o
motorizadas, instaladas
—————————————————–Página 4—————————————————–

Página 5 de 9universitaria, cuando no sea obligatorio el plan de montaje, en
cuyo caso las operaciones podrán ser dirigidas por una persona
que disponga de una experiencia certificada por el empresario
en esta materia de más de 2 años y cuente con la formación
preventiva correspondiente, como mínimo, a las funciones de
nivel básico.
3. Entrega del plan de montaje a los montadores.
Hay que entender que la obligación empresarial alcanza no sólo
al plan de montaje sino también a cualquier instrucción que
pueda contener y que en el caso de no ser obligatorio el plan de
montaje, se les proporcionará las instrucciones del fabricante,
proveedor o suministrador, y, en su caso, las notas de cálculo o
los cálculos de resistencia y estabilidad, todo ello de acuerdo,
igualmente, con el art. 4.3.7. RD 2177/2004.
4. Inspecciones y pruebas de carga.
Las inspecciones se deberán realizar:
a)
Antes de su puesta en servicio b)
Periódicamente (a intervalos regulares en lo sucesivo, dice el RD 1627/1997)
c)
Tras cualquier modificación, período de no utilización, exposición a la intemperie, sacudidas sísmicas, o
cualquier otra circunstancia que hubiera podido
afectar a su resistencia o a su estabilidad.
El RD 1215/97 exige además que se sometan a comprobación
los equipos de trabajo después de cada montaje en un nuevo
lugar o emplazamiento. Por su parte, el art. 210 de la OL
Construcción exige que las comprobaciones o reconocimientos
del andamio se realicen diariamente.
Respecto a quien es el responsable de realizar las inspecciones,
el Anexo II ap. 4.3.8 del RD 1215/97 indica que será una
persona con formación universitaria o profesional que lo habilite
para ello, pero, como en el caso del montaje y desmontaje, se
permite que, cuando no sea obligatorio el plan de montaje, las
inspecciones podrán ser dirigidas por una persona que disponga
de una experiencia certificada por el empresario en esta materia
de más de 2 años y cuente con la formación preventiva correspondiente, como mínimo, a las funciones de nivel básico.
Por lo que se refiere a la prueba de carga, según la OL
Construcción se realizará con el andamio próximo al suelo y
convenientemente cargado, atribuyendo al encargado la labor
de vigilar la misma, aunque en base a lo anteriormente dicho
para las inspecciones, si hay plan de montaje la prueba de
carga deberá realizarse en presencia de la persona con
formación universitaria. Por su parte, la NTP 531/99 señala que
la prueba se hará con el andamio cargado con 1,5 veces la
carga nominal de trabajo y situado a 20 cms. del suelo.
5. Anchuras de las plataformas.
La distancia de la plataforma al paramento de 45 cms. ha de
entenderse como máximo y para el caso de que el andamio
cuente con barandillas interiores pues si no fuera así la fachada
no podría hacer la función de protección colectiva a dicha
distancia, que permite la introducción de un cuerpo no muy
voluminoso, criterio que coincide con la exigencia del apartado
4.3.5 del anexo II del RD 1215/97 de que no deberá existir
ningún vacío peligroso entre los componentes de las
plataformas y los dispositivos verticales de protección colectiva
contra caídas.
En cuanto a la anchura de la plataforma, contenida en el art. 221
de la Ordenanza Laboral de la Construcción (60 cms.), sólo se
ha de entender aplicable a aquellos andamios que no cuenten
con certificado de conformidad, dado que, si contasen con el y
fuesen conformes con la norma UNE EN 1808/1999, que exige
un mínimo de 50 cms. ( al igual que la NTP 530/99), no se
podría impedir su uso, porque supondría poner limitaciones a la
comercialización de los mismos, lo que sería contrario a lo
previsto en el art. 3 del RD 1435/1992, de 27 de noviembre.
6.- Montaje de plataformas.-
De acuerdo con lo dispuesto en el apartado 2 de la NTP 531/99
(referida a las normas de montaje y utilización de andamios
colgados móviles de accionamiento manual) referido a la
plataforma, la unión de los módulos que puedan componer la
misma, ha de ser articulada mediante orejas situadas en los
extremos de los zócalos y por medio de un eje que, a su vez,
soporta el accesorio denominado “lira” a la que va unido el
aparejo de elevación.
7. Dimensión de las barandillas.
Los andamios normalizados conforme norma UNE-EN 1808,
deben cumplir las dimensiones señaladas en la misma y, en
todo caso, aun cuando la última modificación del RD 1215/97,
llevada a cabo por el RD 2177/2004 mantiene como altura
mínima de las barandillas los 90 cms., parece adecuado tener
en cuenta que puede ser necesaria más altura, en función de la
que tenga el usuario del andamio.
Por otro lado, aun cuando la última modificación del RD
1215/97, llevada a cabo en virtud del RD 2177/2004, mantiene
como altura mínima de las barandillas los 90 cm, parece
adecuado tener en cuenta que puede ser necesaria más altura
dependiendo de la que tuviera el usuario del andamio, y lo
mismo cabría decir respecto de la exigencia de 70 cm de altura
exigidos por la Ordenanza Laboral de la Construcción para la

—————————————————–Página 5—————————————————–

Página 6 de 9barandilla exterior; todo lo cual se debe considerar insuficiente si
no viene acompañado por la protección del paramento o por el
uso del cinturón de seguridad.
8. Instalación de los pescantes.
Sobre este tema se ha de llamar la atención sobre el hecho de
que la exigencia contenida en el art. 236 de la Ordenanza
Laboral de la Construcción de que no debe haber una anchura
superior a 3 metros entre cuerdas de suspensión, y por tanto
entre pescantes, sólo se ha de entender aplicable a aquellos
andamios que no cuenten con certificado de conformidad, dado
que, si sí lo tuviesen y fuesen conformes con la norma UNE EN
1808/1999, que no contempla tal prohibición, no se podría
impedir su uso, porque supondría poner limitaciones a la
comercialización de los mismos, lo que sería contrario a lo
previsto en el art. 3 del RD 1435/1992, de 27 de noviembre.
En cuanto a la sujeción de los pescantes se deberá tener en
cuenta lo siguiente:

Que deben estar firmemente anclados a lugares firmes y previstos para ello, debiendo hacerse a vigas,
columnas y otros elementos similares, siendo lo más
recomendable que se anclen al forjado por su parte inferior, abarcando como mínimo 3 nervios del propio
forjado (Arts. 209 y 215 OL Construcción; NTP
531/1999.

Que los contrapesos se deben utilizar única y exclusivamente cuando no sea factible otros sistema
de sujeción (Art. 215 OL Construcción; NTP
531/1999).

Si se utilizan contrapesos, estos estarán formados por elementos que no pueden ser retirados (losas de
hormigón sujetas a la cola del pescante con un tornillo
pasante; cajones metálicos que forman un conjunto
con la cola del pescante y que se rellenan con
materiales
inalterables) utilizados en la obra y siguiendo las especificaciones
de los documentos técnicos, debe ser un mínimode
500 kgrs. por pescante. El coeficiente de seguridad
mínimo es 3 (NTP 531/1999).
descartando
materiales –
Si conformados por doble tablón escuadrado, colocado
de canto y embridado (Arts. 198 y 214 OL
Construcción).
los
pescantes son de madera quedarán –
Las zonas y superficies de apoyo de los pescantes son estables y resistentes, prestando atención a
cuando se colocan sobre muros de terrazas, patios de
luces, etc (NTP 531/1999).
9. Dispositivos anti-caídas.
El apartado 4.1.4 del anexo II del RD 1215/97 exige de manera
genérica la instalación de unos dispositivos de protección contra
caídas, sin más concreción que la de que deberán tener una
configuración y una resistencia adecuadas para prevenir o
detener las caídas de altura y que dichos dispositivos sólo
podrán interrumpirse en los puntos de acceso a una escalera o
a una escalera de mano. Por su partes, las NTP 531 y 532/1999
sí que hacen referencia al doble cable y por tanto establecen la
exigencia de un segundo cable de seguridad.
No obstante, se deber tener en cuenta que la norma UNE-EN
1808 exige que los dispositivos de suspensión deben instalarse
para proporcionar un dispositivo secundario que cubra los
peligros por caída de la plataforma. Estos requisitos se cumplen
mediante una de las dos soluciones siguientes:
Un sistema de suspensión de cable único, asociado a un
dispositivo anticaídas capaz de retener la plataforma en caso de
rotura del cable de suspensión o de fallo del aparejo elevador.
Un sistema de suspensión de doble cable: en caso de fallo de
un cable, el otro cable debe ser capaz de retener la plataforma;
en caso de fallo de aparejo elevador, el freno secundario debe
ser capaz de parar y retener la plataforma.
Por otra parte, se debe tener en cuenta que las trócolas y
demás mecanismos de elevación y descenso se deben
maniobrar simultáneamente y durante la operación los andamios
estarán descargados de material y sólo permanecen los
trabajadores indispensables (Art. 236 OL Construcción).

—————————————————–Página 6—————————————————–

Página 7 de 910. Ganchos de sujeción de los cables.
Los ganchos de sustentación de los cables deben ser de acero
tratado, galvanizado o inoxidable (no se permite el acero
corrugado) y deben disponer de pestillo de seguridad u otro
sistema análogo que garantice que no se suelten (NTP
532/1999).
11. Cables de sustentación
Los cables de sustentación deben ser de acero galvanizado de
6 mms., como mínimo, de diámetro, (8 mm. exige la NTP
532/1999) y con un coeficiente de seguridad mayor a 10,
encontrándose
en perfecto oxidaciones, aplastamientos etc. Se deben revisar diariamente y
sustituirse cuando se detecte algún tipo de desgaste o
deformación (NTP 532/1999).
12. Condiciones de acceso y evacuación
A la hora de elegir el tipo de medio de acceso a los puestos de
trabajo que pueda resultar más conveniente, se ha de tener en
cuenta tanto la frecuencia de circulación como la altura a la que
se haya de subir y el tiempo durante el cual se vaya a utilizar.
Además, la elección que se efectúe deberá permitir la
evacuación de los puestos de trabajo en caso de peligro
inminente.(artículo 4.1.1., párrafo 2º del RD 1215/97 en la
redacción dada por el RD 2177/2004 de 12 de noviembre)
13. Señalización y delimitación de partes fuera de uso
Particularmente durante las fases de montaje y desmontaje de
los andamios, y también cuando se lleven a cabo
transformaciones en los mismos, aquellas partes de éstos que
no estén listas para su utilización deberán contar con señales
de advertencia de peligro general (conforme a lo previsto en el
485/97) y deberán estar delimitadas convenientemente
mediante elementos físicos que impidan el acceso a una zona
de peligro. (artículo 4.3.6. del RD 1215/97 en la redacción dada
por el RD 2177/2004 de 12 de noviembre).
estado,
sin deformaciones, 4. DURANTE EL USO 1. Cualificación de los usuarios del andamio.
Con carácter general se ha de tener en cuenta que no se debe
emplear en tales puestos a trabajadores que por sus
características personales, capacidad biológica, física o
sensorial debidamente reconocida, no respondan a las
exigencias psicofísicas del trabajo, de manera que pudieran, por
tal razón, ponerse en peligro a sí mismos o a otros trabajadores
(art. 25.1 LPRL) y tampoco a aquel trabajador que se encuentre
manifiestamente en estados o situaciones transitorias que no
respondan a tales exigencias.
Asimismo que está prohibido, en tales puestos, el trabajo de
menores de 18 años (Art. 1 D. 26/7/57).
La información que se debe dar a los trabajadores usuarios será
preferentemente por escrito y habrá de ser comprensible,
debiendo contener, como mínimo, las indicaciones relativas a:

Las condiciones y forma correcta de utilización de los andamios, teniendo en cuenta las situaciones
anormales y peligrosas que puedan preverse.

Las conclusiones que, en su caso, se puedan obtener de la experiencia adquirida en la utilización de los
mismos (Art. 5 RD 1215/1997).
2. Inspecciones
En este tipo de andamios, la norma, concretamente el artículo
4.3.8. del Real Decreto 1215/97 en la nueva redacción dada por
el Real decreto 2177/2004, prevé que, por parte de una persona
con formación universitaria o profesional que le habilite para
ello, se lleven a cabo inspecciones en los mismos en diferentes
momentos:

Antes de su puesta en servicio –
A continuación, periódicamente –
Tras cualquier modificación, periodo de no utilización, exposición a la intemperie, sacudidas sísmicas o
cualquier otra circunstancia que hubiera podido
afectar a su resistencia o estabilidad
3. Documentación concerniente a las inspecciones
En aquellas ocasiones en las que proceda comprobar o
inspeccionar el estado de los andamios, con posterioridad los
resultados de las mismas habrán de reflejarse en el
correspondiente documento, documentación que habrá de estar
a disposición de la autoridad laboral y conservarse durante toda
la vida útil de los mismos, tal y como se establece en el artículo
4.4 del RDto 1215/97.
4. Protección contra caída o desplazamiento accidental de
objetos
De acuerdo con lo establecido en el número 2 de la Parte C del
Anexo IV del Real Decreto 1627/97, respecto a posible caídas
de objetos la empresa deberá adoptar las siguientes medidas:

—————————————————–Página 7—————————————————–

Página 8 de 9-
los trabajadores deberán estar protegidos contra la caída de objetos o materiales, debiéndose utilizar para
ello, siempre que técnicamente resulte posible,
medidas de protección colectiva.

cuando resulte necesario se establecerán pasos cubiertos, o bien se impedirá el acceso a las zonas
peligrosas

tanto los materiales de acopio, como los equipos y herramientas de trabajo deberán colocarse o
almacenarse de manera que se evite su caída,
desplome o vuelco.
Además, conforme establece el artículo 4.3.1. del Real Decreto
1215/97, en la redacción dada por el Real Decreto 2177/2004
(reiterando lo ya establecido previamente en el Anexo IV, Parte
C, apartado 5 b) del RD 1627/97) tanto las plataformas como las
pasarelas y las escaleras habrán de construirse, dimensionarse,
protegerse y utilizarse de forma que se evite que las personas
se caigan o bien que estén expuestas a caídas de objetos.
5.
accidentales.
En este apartado se ha de tener en cuenta que el Anexo IV,
Parte A, nº 2 a), prevé que deberá procurarse, de modo
apropiado y seguro, la estabilidad de los materiales y equipos y,
en general, de cualquier elemento que en cualquier
desplazamiento pudiera afectar a la seguridad y salud de los
trabajadores.
Además, sería igualmente aplicable la previsión contenida en el
artículo 4.3.1. del RD. 1215/97 (citada en el apartado anterior)
conforme a la cual tanto las plataformas como las pasarelas y
las escaleras habrán de construirse, dimensionarse, protegerse
y utilizarse de forma que se evite que las personas se caigan o
estén expuestas a caídas de objetos.
6. Sujeción de los andamios
Conforme al artículo 4.3.4. del RD 1215/97 (en su nueva
redacción) mediante dispositivos adecuados se debe impedir el
desplazamiento inesperado de los andamios móviles durante los
trabajos en altura. En el mismo sentido en el Anexo IV, Parte C,
Medidas
para evitar caídas o desplazamientos número 5 d), se establece que los andamios móviles deberán asegurarse contra los desplazamientos involuntarios.
Por otro lado en dicho Anexo, número 1. a) (último párrafo) se
establece que en el caso de que los soportes y demás
elementos de los lugares de trabajo no posean estabilidad
propia, se debe garantizar su estabilidad mediante elementos de
fijación apropiados y seguros con el fin de evitar cualquier
desplazamiento inesperado o involuntario del conjunto o de
parte de los lugares de trabajo.
7 y 8. Cuerdas y cinturones de seguridad.
Sobre la obligatoriedad o no de usar cinturón de seguridad en
los andamios colgados móviles y plataformas, se ha de tener en
cuenta las siguientes disposiciones:
1º) Art. 193 de la OLC O. 28/8/70.
2º) Anexo I ap. 2.2 d) 2º y Anexo II apartado 4 del RD
1215/1997 sobre equipos de trabajo.
3º) Anexo IV parte C nº 3 b) RD 1627/1997, obras de
construcción.
4º) Anexo Directiva 2001/45/CE utilización de los
trabajadores de equipos de trabajo.
5º) Art. 4 y Anexo III nº 9 RD 773/1997. de 30 de
mayo.
En conclusión, se puede afirmar que NO EXISTE EN TODOS
LOS CASOS LA OBLIGACIÓN DE UTILIZAR CINTURONES
DE SEGURIDAD POR LOS TRABAJADORES QUE PRESTEN
SERVICIOS EN LAS PLATAFORMAS DE LOS ANDAMIOS
COLGADOS. En efecto, examinadas las disposiciones referidas
no existe ningún precepto en el que de manera taxativa se
establezca que en un andamio colgado móvil sea obligatorio el
uso del cinturón de seguridad, a excepción hecha del art. 193 de
la Ordenanza de la Construcción, que deja la puerta abierta a
exigirlo. No así el resto de las normas y en particular el
Reglamento de equipos de protección individual, que sólo hace
constar que la utilización del cinturón puede resultar necesaria, y
la determinación de ello le corresponde al empresario, según el
art. 3 a), se supone que a través del plan de seguridad, plan de
montaje y de utilización del andamio.

—————————————————–Página 8—————————————————–

Página 9 de 9Es verdad que si nos encontramos ante un andamio colgado
móvil normalizado y certificado en principio los riesgos son
menores, pero son múltiples las causas que generan caídas
desde los andamios:

Mala instalación –
Retirada de contrapesos –
No subida de barandillas –
No anclaje a la fachada –
Situarse en la plataforma sobre elementos que colocan a los operarios por encima de las
protecciones colectivas.

Fallos de los ganchos de sujeción de los cables –
Etc, etc, todos hemos conocido un accidente de algún tipo con estos andamios.
Por ello, se puede pedir siempre, con amparo en la Ordenanza
de la Construcción y, en todo caso, cuando no se trate de
andamios normalizados y con su certificación en regla. Por lo
demás, es conveniente examinar qué dice el plan de seguridad
al respecto.
Otra cosa es levantar un acta de infracción, siendo conveniente,
poner de manifiesto alguna deficiencia del andamio que
incrementara el riesgo de caída de altura para justificar la
necesidad de que el empresario hubiese ordenado el uso de los
equipos de protección individual.
9.- Condiciones meteorológicas. Aquellos trabajos temporales que se ejecuten en altura
únicamente
podrán efectuarse meteorológicas no pongan en peligro la seguridad y la salud de
los trabajadores según se establece en el artículo 4.1.6. del RD
1215/97 (en la nueva redacción dada por el RD 2177/2004).
Por su parte, el Anexo IV, Parte C, número 4 en lo que
concierne a los factores atmosféricos prevé que deberá
protegerse a los trabajadores contra las inclemencias
atmosféricas que puedan comprometer su seguridad y su salud.
cuando
las condiciones
—————————————————–Página 9—————————————————–

  • Share this post

Dejar una opinión