Plan Reincorpora de 3 años para reducir el paro de larga duración

El plan Reincorpora abarca desde 2019 hasta 2021 el cual está enfocado en reducir el desempleo en personas paradas de larga duración así como colectivos vulnerables.

El principal eje de actuación es la especialización de los servicios de empleo a través de personal técnico y actuaciones específicas.

A continuación te mostramos en formato texto el programa:

Contenido

01. Compromiso con las personas paradas de larga duración y otras personas

especialmente vulnerables ante el empleo _____________________________________5

02. Antecedentes y situación de partida __________________________________________11

2.1. Políticas activas de empleo en la Unión Europea dirigidas a las personas

paradas de larga duración y colectivos vulnerables ante el empleo _____________16

03. Objetivos ___________________________________________________________________20

3.1. Objetivos cuantitativos ____________________________________________________21

3.2. Algunas medidas tendentes a lograr en cantidad, calidad y eficacia los

Objetivos cuantitativos previstos de reducción del Paro de Larga Duración ______22

3.3. Objetivos relativos a la mejora de la situación de empleo de los PLD y otras

personas en situación de vulnerabilidad ante el empleo _______________________23

3.4. Objetivos específicos relativos a la valoración cuantitativa de los elementos

catalizadores del rendimiento del ‘Sistema SEPE’ ____________________________24

04. Principios rectores __________________________________________________________25

05. Ejes de actuación ___________________________________________________________27

5.1. Eje 1 Orientación ________________________________________________________27

Objetivo 1: atención personalizada y acompañamiento sociolaboral ___________________ 29

Objetivo 2: relación con agentes del mercado de trabajo _____________________________ 34

Objetivo 3: gobernanza de las medidas de orientación _______________________________ 36

5.2. Eje 2 Formación __________________________________________________________37

Objetivo 1: mejorar la competitividad de las empresas a través de la cualificación de

las personas, ajustando las competencias de los trabajadores a los requerimientos

actuales y futuros del mercado de trabajo __________________________________________ 37

Objetivo 2: mejorar la empleabilidad de los trabajadores con objeto de mejorar

sus posibilidades de obtener un empleo de calidad, su desarrollo personal y su

promoción profesional ___________________________________________________________ 38

4<índice>5.3. Eje 3 Oportunidades de empleo ____________________________________________42

Objetivo 1: la contratación pública y la responsabilidad hacia sectores más vulnerables __ 43

Objetivo 2: la responsabilidad social empresarial y el valor añadido de la generación

de empleo para personas con dificultades de acceso al mercado de trabajo ____________ 45

Objetivo 3: fomento de la contratación en actividades de interés preferente e interés

público _________________________________________________________________________ 48

Objetivo 4: otras medidas de fomento del empleo ___________________________________ 52

5.4. Eje 4 Igualdad de oportunidades en el acceso al empleo ______________________55

5.5. Eje 5 Emprendimiento _____________________________________________________57

5.6. Eje 6 Mejora del marco institucional ________________________________________61

06. Difusión del plan Reincorpora-T ______________________________________________64

07. Impacto presupuestario del plan Reincorpora-T _______________________________65

08. Planificación y evaluación ____________________________________________________67

09. Comisión de seguimiento del plan Reincorpora-T ______________________________68

10. Vigencia del plan Reincorpora-T ______________________________________________70

11. Anexos _____________________________________________________________________71

11.1 1 Datos de los Demandantes Parados de Larga Duración mayores de 30

años por sexo, tramos de edad, tramos de edad y sexo, por nivel formativo

y por Comunidad Autónoma del domicilio del demandante ____________________71

11.2 Cuadro resumen de Programas de Políticas Activas de Empleo para las

personas Paradas de Larga Duración en países UE ___________________________75

5<índice>01

Compromiso con las

personas paradas de larga

duración y otras personas

especialmente vulnerables

ante el empleo

Desde el año 2014, asistimos a una etapa de crecimiento de la economía española y del empleo que ha

permitido reducir la tasa de paro del 23,7% en el Cuarto Trimestre de ese año hasta el 14,45% según la

EPA del Cuarto Trimestre de 2018.

Entre los grandes retos a los que debe hacer frente nuestra sociedad, y en particular los servicios

públicos de empleo -el SEPE y los SPE de las CC.AA.-, está el impulsar medidas que frenen, por un

lado, y reduzcan, por otro, las elevadas tasas de desempleo con marcadas características territoriales,

de género y edad, favoreciendo un ajuste de la desigualdad social, fuertemente incrementada durante los

años de crisis, pero que no ha conseguido reducirse de forma suficiente en este periodo de recuperación

económica.

La pérdida del empleo para un amplio sector de la población en los peores momentos de la crisis

económica, las características de los perfiles profesionales de las personas que quedaron sin empleo, la

dificultad y las limitaciones para acceder a un nuevo empleo de forma estable, los periodos de transición

con empleos parciales o temporales, entre otras situaciones, ha dado lugar a que muchos profesionales

estén periodos de más de 12 meses sin empleo con importantes consecuencias personales, sociales

y familiares que ello conlleva. Así como, las consecuencias derivadas de los procesos de cambio

tecnológico y digitalización, que requieren de un importante esfuerzo de recualificación en competencias

digitales tanto dirigido a personas en situación de PLD, como desde una dimensión preventiva.

En este contexto, los retos actuales deben orientarse sobre criterios que garanticen modelos económicos

que refuercen nuestro modelo de cohesión, protección social y lucha contra la pobreza, para lograr un

desarrollo sostenible e igualitario.

Se hace necesario considerar cuáles son los objetivos y las tendencias en cuanto a la evolución y el

crecimiento económico y de población mundiales, para conocer la posible evolución de nuestro mercado

de trabajo y diseñar políticas activas que se anticipen y aborden los retos de futuro. Los ‘Objetivos

de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030’ de Naciones Unidas, orientados a la erradicación de

la pobreza y el favorecimiento de un desarrollo sostenible e igualitario, señalan pautas de referencia

obligada para la formulación de nuevas políticas activas de empleo:

• Objetivo 1: Poner fin a la pobreza.

• Objetivo 4: Garantizar una educación de calidad inclusiva y equitativa, y promover las oportunidades

de aprendizaje permanente para todos.

• Objetivo 5: Lograr la igualdad entre los géneros y empoderar a todas las mujeres y las niñas.

• Objetivo 8: Promover el crecimiento económico sostenido, inclusivo y sostenible, el empleo pleno

y productivo, y el trabajo decente para todos.

• Objetivo 10: Reducir la desigualdad.

6<índice>En la misma línea, la Organización Internacional del Trabajo (OIT), en los documentos ‘Perspectivas

sociales y del empleo en el mundo-Tendencias 2018 y 2019’, señala que la economía mundial se

recupera, aunque el desempleo mundial y los déficits de trabajo decente se mantienen persistentemente

altos en muchas regiones del mundo, permaneciendo una gran brecha entre géneros con infrautilización

de la fuerza de trabajo de las mujeres, y que la economía no crea todavía suficientes empleos, estimándose

en más de 174 millones las personas que serán desempleadas en los próximos años.

Además, en los países en desarrollo, los progresos para reducir la pobreza de los trabajadores están

siendo muy lentos, sigue aumentando el empleo vulnerable y se estima que el número de trabajadores

que viven en pobreza extrema se mantendrán por encima de los 114 millones de personas, afectando

incluso, en 2018, al 40% de las personas con un empleo.

El documento, desde el punto de vista de la evolución el empleo, recoge elementos que resultan de la

máxima prioridad, tales como: la menor participación de las mujeres en el mercado de trabajo, la mayor

precariedad de sus condiciones, el elemento territorial como clave en la desigualdad de la población en

el acceso a un empleo, la tendencia del empleo a crecer en el sector servicios y el envejecimiento de la

población. Esta situación, obliga a los Estados a tomar medidas para estimular la calidad de los empleos

y la productividad en los sectores de actividad de mayor crecimiento.

En nuestro país, estas tendencias se ven

agravadas por el desempleo de larga duración (12

o más meses sin ocupación), de modo que debe

adoptarse a efectos de la consideración en los

servicios de empleo sobre el colectivo diana de

este Plan, el de las personas que han sufrido o

sufren el paro durante 12 meses (360 días) en

los últimos 18 meses, entre los que se encuentra

un amplio sector de la población activa que se ha

vuelto especialmente vulnerable ante el empleo.

También tendrán la consideración como colectivo

de atención prioritaria en las acciones de este

Plan, aquellas personas que hayan permanecido

inscritas como demandantes de empleo no

ocupadas en el Servicio Público de Empleo

durante 180 días en los 9 meses inmediatamente

anteriores, si son personas mayores de 45 años o

si están inscritas como trabajadores agrarios. Es

necesario tener en cuenta que el Plan se vertebra

sobre dos dimensiones, señaladas más adelante,

una de ellas de promoción de actuaciones

específicas para la incorporación al mercado

laboral de personas en situación de PLD, y otra de

las dimensiones es la prevención de la situación

de PLD. Por ello, junto a las personas en paro 12 meses de los últimos 18, también serán colectivos de

atención preferente en este Plan todas aquellas personas que por su vulnerabilidad ante el empleo puede

ser predecible una situación ulterior de paro de larga duración, como colectivos con 9 meses en paro en

los últimos 18 meses mayores de 45 años y otras personas pertenecientes a colectivos especialmente

vulnerables que se plantean a lo largo del Plan.

Este factor incide negativamente en el potencial de crecimiento de nuestra economía y configura diversos

escenarios de exclusión del mercado de trabajo y aumento del riesgo de exclusión social, pobreza y

desigualdad, exigiendo un incremento de los recursos de protección básicos de los servicios sociales y

otros recursos públicos.

En el marco de un debate global sobre cómo articular una serie de acciones para atajar la situación

de paro, precariedad y pobreza laboral, es urgente plantear un Programa de impacto para combatir el

7<índice>desempleo de larga duración -con carácter integral y con una mayor eficiencia del gasto público-, que

ponga en marcha medidas específicas y coordinadas para recuperar el potencial laboral y de integración

social de determinados colectivos en situaciones de paro de larga duración y especialmente vulnerables

ante el mercado de trabajo.

La articulación del ‘PLAN REINCORPORA-T’ (en adelante, PLAN REINCORPORA-T o también el PLAN)

para las Personas Paradas de Larga Duración (PLD) se vertebra sobre dos dimensiones transversales

para:

1. La promoción de actuaciones específicas para la incorporación al mercado de trabajo de las

personas Paradas de Larga Duración.

2. La promoción del carácter preventivo de las actuaciones de los Servicios Públicos de Empleo,

interlocutores sociales y otras entidades sociales, para identificar factores de riesgo y vulnerabilidad

ante el empleo en las personas desempleadas, como, por ejemplo:

Situaciones de precariedad laboral. Trabajadores que disponen de empleo que no garantiza unos

ingresos para llegar al umbral del salario mínimo: por reducción de salario como consecuencia

de la parcialidad de la jornada o reducción del número de días trabajados al año.

Población potencialmente vulnerable en hogares con bajos ingresos y/o baja actividad laboral,

para reducir la ‘Tasa de riesgo de pobreza y/o exclusión social (estrategia Europa 2020).

Indicador AROPE’. En el apartado de integración social el objetivo nacional 2020 para España

es conseguir que 1.400.000 personas menos estén en riesgo de pobreza y/o exclusión social.

Personas ocupadas en el trabajo doméstico.

Personas cuidadoras no profesionales.

Personas mayores de 45 años que pierden su empleo y se mantienen en paro 9 meses en los

últimos 18 meses.

Personas con discapacidad.

Personas que forman parte de un proceso colectivo de regulación de empleo.

Personas que forman parte de hogares vulnerables.

Personas en paro durante 9 meses en los últimos 18 meses inscritas como trabajadores agrarios.

Para facilitar la consecución de los objetivos señalados en este PLAN, en las actuaciones derivadas

del mismo, el Sistema Nacional de Empleo (SNE) garantizará el cumplimiento de los fines señalados en

el artículo 7 de la Ley de Empleo, entre ellos el fortalecimiento de los Servicios Públicos de Empleo y

el favorecimiento de la colaboración público-privada en la intermediación laboral y el desarrollo de las

políticas activas de empleo.

Las políticas activas de empleo mejoran las oportunidades de empleo de las personas, existiendo un

vínculo entre estas políticas y la calidad en el empleo para cuya mejora es necesario un marco regulatorio

de las relaciones laborales distinto del que tenemos en la actualidad. Con ese fin, en la Disposición

Adicional Primera del ‘Real Decreto Ley 8/2019, de 8 de marzo, de medidas urgentes de protección

social y de lucha contra la precariedad laboral en la jornada de trabajo’, se ha previsto la creación de un

“Grupo de expertos y expertas para la propuesta de un nuevo Estatuto de los Trabajadores”, cuya

composición y funciones se determinarán previa audiencia de los interlocutores sociales, que adapte su

contenido a los retos y desafíos del siglo XXI.

Conviene aclarar que, si bien en el Plan hay actuaciones dirigidas a colectivos que van más allá de las

personas que hoy están en situación de PLD en el marco de la dimensión preventiva del Plan, a efectos

estadísticos los datos recogidos se refieren exclusivamente a personas en situación de PLD.

8<índice>Mecanismos de refuerzo contra la vulnerabilidad ante empleo

La OIT define la “vulnerabilidad ante el empleo” como el riesgo de permanecer sin empleo y de estar

en situación de pobreza en el trabajo a largo plazo.

El ‘Plan Director por un Trabajo Digno 2018-2019-2020’ del Ministerio de Trabajo, Migraciones y

Seguridad Social (MITRAMISS), recoge que los efectos de las situaciones de vulnerabilidad laboral

se manifiestan en forma de subempleo, incertidumbre personal, pobreza e imposibilidad de organizar

proyectos de vida más o menos estables, lo que, en ocasiones puede desembocar en trastornos de

salud y mayor riesgo de siniestralidad.

El PLAN REINCORPORA-T identifica la vulnerabilidad ante el empleo como la situación de aquellas

personas inactivas que desean trabajar y están disponibles (IDTD), en paro o en precariedad laboral,

pertenecientes a hogares de bajos ingresos laborales o de baja intensidad laboral y que se encuentran

en riesgo de permanecer a largo plazo (más de 12 meses) sin empleo o en situación de pobreza en el

trabajo.

La situación descrita genera un panorama de segmentación laboral, identificada, además de por la

temporalidad en la relación laboral, por otros factores tales como: la parcialidad no deseada o involuntaria,

la intensa rotación laboral, los contratos de corta duración, la subcontratación como práctica laboral para

abaratar la mano de obra y, en consecuencia, los bajos salarios que reciben cada vez más amplias capas

de la población.

El PLAN REINCORPORA-T aborda el conjunto de situaciones que, de forma más general, pueden

encontrarse las personas desempleadas de larga duración y otros colectivos considerados de especial

atención. Y todas las medidas contenidas en él, están reforzadas por el incremento del Salario Mínimo

Interprofesional (SMI) para 2019, aprobado por el Gobierno, que beneficiará especialmente a las

personas más vulnerables ante el empleo.

Esta subida del SMI estimamos que será positiva para la creación de empleo y para el logro de una mayor

productividad y, como consecuencia, para un trabajo más sostenible -sabiendo que la elasticidad del

empleo respecto al Producto Interior Bruto (PIB) seguirá siendo de las más elevadas de la Unión Europea

(UE)-, generando impactos positivos en variables relacionadas como el consumo o el incremento de la

renta bruta familiar de los hogares con menos ingresos.

Igualmente, la recuperación del subsidio de mayores de 52 años ya aprobado, así como la nueva

formulación de la protección asistencial por desempleo en la que se está trabajando, permitirán reforzar

los mecanismos de protección social de las personas con mayor riesgo de vulnerabilidad ante el empleo

y de las personas paradas de larga duración, incrementando así sus posibilidades de inserción laboral

mediante la potenciación de políticas que mejoren su empleabilidad.

Necesidad de mejora de los recursos humanos de los servicios público de empleo

Destaca también en este PLAN la apuesta decidida por mejorar los recursos humanos de los Servicios

Públicos de Empleo, por reforzar al personal técnico para prestar el servicio del Acompañamiento

Personalizado a lo largo de toda la vida laboral de las personas, así como por procurar la innovación en

los procesos asistenciales de acompañamiento.

En este sentido, una de las medidas más relevantes del PLAN REINCORPORA-T es que los PLD serán

colectivo prioritario de atención -junto a las personas jóvenes-, de la red de Orientadores Profesionales

cuyo refuerzo, con 3.000 nuevos orientadores, ha sido acordado en el marco del ‘Plan de Choque

por el Empleo Joven’. La incorporación de estas personas técnicas, responsables de la orientación y

prospección, se ha planteado siguiendo las recomendaciones del ‘Comité de Empleo del Consejo de

Ministros de Empleo de la Unión Europea’, que llama a profundizar en la capacidad de actuación de

los Servicios Públicos de Empleo para garantizar la ratio de 1 orientador por cada 100 desempleados.

La Comisión Europea en su Informe Country Report 2018: Informe sobre España 2018, con un examen

9<índice>exhaustivo en lo que respecta a la prevención y la corrección de los desequilibrios macroeconómicos,

manifiesta que “la falta de recursos y la escasa coordinación siguen lastrando la eficacia de los Servicios

Públicos de Empleo (SPE)”, ya que, a pesar de que en 2017 se aumentaron los recursos humanos y

económicos de los SPE autonómicos y se establecieron medidas para mejorar su efectividad, dicho

Informe señala que la plantilla de los SPE es un 3% más baja que en 2015 mientras el gasto es un 33%

más bajo que en 2012.

Asimismo, en el Informe de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE)

‘Economic Survey Spain 2018’, publicado en noviembre de dicho año, se señala en la sección dedicada

a las disparidades regionales en el mercado de trabajo, que el total de recursos de los SPE en España está

muy por debajo de otros países de la OCDE, y que el número de demandantes de empleo por orientador/

trabajador del SPE es demasiado elevado. Mejorar esta ratio y la especialización de los orientadores es

una medida necesaria para aumentar la efectividad de las políticas activas de empleo y una distribución

más eficiente de la financiación entre las Comunidades Autónomas.

En consecuencia, reforzar los Servicios Públicos de Empleo con profesionales especializados en

Orientación y Prospección viene a dar respuesta, por un lado, a las recomendaciones y sugerencias

demandadas por diversos organismos internacionales (OCDE, Comisión Europea, OIT, etc.) y, por otro

lado, sirve para avanzar en la consecución de un objetivo esencial para el óptimo funcionamiento de

los Servicios Públicos de Empleo como es la atención personalizada a las personas demandantes de

empleo.

10<índice>Algunas características de las personas destinatarias del PLAN

La aceleración del ritmo de cambios sociales y tecnológicos en el mercado de trabajo genera, para

amplios grupos de personas, dificultades para consolidar una carrera profesional o culminar las últimas

etapas de su vida laboral.

Las personas en paro de larga duración, junto con la pérdida de ingresos, sufren un deterioro de sus

capacidades profesionales, así como una mayor incidencia de problemas de salud y de empobrecimiento

personal y familiar.

Hay identificados colectivos que se ven especialmente afectados por la situación de desempleo de larga

duración que son considerados de una especial vulnerabilidad. También hay identificados factores de

género (ser mujer), de edad (ser mayor de 45 años), de educación (no disponer de estudios de formación

profesional o universitaria), de sector de actividad (proceder del sector de construcción), de origen

(inmigrante), e incluso de función (gerentes y/o extrabajadores autónomos); que aumentan la probabilidad

de acabar engrosando el colectivo de personas PLD.

Es por ello necesario establecer políticas encaminadas a la reincorporación al mercado de trabajo de

estas personas, así como mejorar el sistema de protección económica frente al desempleo que les

garantice o complemente unas rentas hasta que logren una nueva fuente de ingresos mediante una

ocupación, por cuenta ajena o por cuenta propia, que les permita ser autónomos en la generación de

sus ingresos.

Este PLAN está dirigido a las personas paradas de larga duración (de 12 a 23 meses en desempleo)

y de muy larga duración (24 meses y más en desempleo), inscritas en las oficinas públicas de empleo

en búsqueda de una ocupación, así como aquellas personas que son potencialmente vulnerables por

disponer de un empleo que no garantiza unos ingresos para llegar al umbral del SMI. A medida que

avance el PLAN con la obtención de resultados tangibles, esta realidad servirá de estímulo para que

las personas PLD desanimadas y fuera del mercado de trabajo, procedan a inscribirse en las oficinas

públicas de empleo a los efectos de recibir la atención y la ayuda correspondiente en su búsqueda activa

de empleo.

El PLAN prevé una especial atención para aquellos colectivos que, en función del sexo, edad, territorio

y/o sector de actividad, necesiten de actuaciones singulares por su mayor riesgo de exclusión o

vulnerabilidad.

Los Servicios Públicos de Empleo conocen bien las características de las personas en situación de

PLD, por lo que establecerán sus prioridades de atención en función de este conocimiento. De manera

conjunta en el marco del Sistema Nacional de Empleo se plantea la necesidad de realizar la evaluación

del Programa de Acción Conjunto frente al Paro de Larga Duración 2016-2018, lo que permitirá tener

un conocimiento más sistematizado tanto de las acciones realizadas con cargo al mismo, como de

los servicios que hubieran podido identificarse como de mayor utilidad para la inserción laboral de las

personas en situación de PLD.

Se profundizará por tanto en un diagnóstico de situación compartido y analizado pormenorizadamente,

cuantitativa y cualitativamente, a cuyos fines se incluye en este PLAN tanto la realización de un estudio

de trayectorias laborales como un análisis de Buenas Prácticas desarrolladas por los Servicios Públicos

de Empleo.

11<índice>02

Antecedentes y situación

de partida

El ‘Plan Director por un Trabajo Digno’ -en referencia al análisis de tendencias del empleo realizado por

la OIT para 2018-, señala un escenario de crecimiento moderado del empleo, con el riesgo del aumento

del empleo vulnerable y ralentización del ritmo de reducción de la pobreza laboral. En el contexto español,

la vulnerabilidad ante el empleo se relaciona, entre otros aspectos:

• Con el paro de larga duración y la creciente precarización de los asalariados.

• Con factores de género, al mantenerse menores tasas de participación femenina en el empleo, con

trabajos de menor calidad y salarios más bajos.

• Con los aspectos territoriales, por las diferencias entre Comunidades Autónomas, y la acusada

desigualdad entre los ámbitos rural y urbano.

Según los datos de la Encuesta de Población Activa, el número de ocupados en media anual aumentó

en 2018 en 502.900 personas (2,67%) respecto a la media del año anterior. De esta variación, 237.200 lo

aportan las mujeres y 265.700 los hombres. De esta forma el total de ocupados medios en 2018 se situó

en 19.327.700 personas.

El número de parados medios disminuyó en 2018 437.800 personas (-11,18%), 206.600 mujeres y

231.200 hombres, respecto a la media de 2017, situándose en 3.479.100 personas.

Tabla 1. Número de personas activas, ocupadas y paradas por sexo. En miles de personas. Media 2018

Sexo

Personas activas

Personas ocupadas

Personas en paro

Tasa de actividad

Tasa de paro

Hombres

12.206,510.532,01.674,664,55%13,72%Mujeres

Total

10.600,322.806,8

8.795,719.327,7

1.804,53.479,1

53,06%58,65%

17,02%15,25%

La Tasa de Paro en media anual se sitúa en el 15,25% en 2018, lo que supone que la Tasa de Paro

descendió en casi 2 puntos respecto a la media de 2017, que era del 17,22%.

El número de activos medios en 2018 aumenta en 65.100 personas (0,29%) respecto al año anterior,

situándose en 22.806.800 personas. La tasa de actividad baja 18 centésimas y se sitúa en el 58,65%.

12<índice>Evolución de la población activa, el paro y la tasa de paro.

Gráfico 1. Paro. Cifra media anual.

7.000,00

Ambos sexosHombres

Mujeres

6.000,00

5.000,00

4.000,00

3.000,00

2.000,00

1.000,00

0,00

20182017201620152014201320122011Gráfico 2

Tasa de paro. Cifra media anual.30,00%

Ambos sexosHombres

Mujeres

25,00%

20,00%

15,00%

10,00%

5,00%

0,00%

20182017201620152014201320122011Gráfico 3.

Población activa. Cifra media anual.25.000,00

Ambos sexosHombres

Mujeres

20.000,00

15.000,00

10.000,00

5.000,00

0,00

20182017201620152014201320122011

13<índice>La evolución de la Tasa de Paro de Larga Duración, en media anual, en los últimos cinco años, ha sido

la siguiente:

Tabla 2.- Evolución de la tasa de paro de larga duración en media anual

Año

PLDPoblación activaTasa PLD2018

1.705.50022.806.8007,48%2017

2.060.00022.741.7009,06%2016

2.566.10022.822.70011,24%2015

2014

3.076.10022.922.00013,42%3.466.000

22.954.60015,10%La Tasa de Paro de Larga Duración (TPLD) pasó en el último año –en media anual- del 9,06% al

7,48%, disminuyendo en 1,58 puntos porcentuales.

Datos administrativos de los registros de los Servicios Públicos de Empleo.

En las oficinas de los Servicios Públicos de Empleo figuraban a diciembre 2018, 1.299.241 personas

inscritas como demandantes de empleo, en situación de Paro de Larga Duración. De ellas, el 35,81%

eran hombres y el 64,19% mujeres. El 34,5% tenía una antigüedad de búsqueda de empleo entre 12 y

23 meses y el 65,5% restante llevaban 24 meses o más buscando empleo.

Tabla 3.- Número de PLD por tramos de edad, sexo y tiempo de inscripción en demanda de empleo

Edad/Tpto dte

empleo/sexo

Entre 12 y 23 meses24 o más mesesTotal PLDHombres Mujeres

TotalHombres MujeresTotalHombres MujeresTotal<25 años

9.37110.80620.1775.0856.57611.66114.45617.38231.838Entre 25 y 29

años

9.91619.16229.0788.05914.51122.57017.97533.67351.648Entre 30 y 44

años

44.933103.065147.99848.863125.607174.47093.796228.672322.468>=45 años

102.078148.935251.013236.927405.347642.274339.005554.282893.287Total

166.298281.968448.266298.934552.041850.975465.232834.0091.299.241Este descenso de la TPLD, aunque positivo, necesita de una serie de acciones extraordinarias para

situarla en unas cifras que nos acerquen a la media de la Unión Europea, que en el Tercer Trimestre de

2018 tenía un 2,8% de TPLD sobre Población Activa. Ello significaría conseguir la reincorporación al

mercado de trabajo de entre 450.000 y 500.000 personas paradas de larga duración en el plazo de

tres años, reduciendo en torno al 40 % el número de personas paradas de este colectivo, lo que

situaría a España con alrededor del 4,3 % de TPLD al finalizar el año 2021.

El mercado laboral español tiene algunas particularidades a las que son especialmente sensibles

los colectivos más vulnerables. Y así, nos encontramos con una oferta de profesionales en el mercado

laboral que está altamente cualificada o muy poco cualificada. Esta dualidad formativa, característica

del sistema educativo español, provoca fuertes desajustes en el mercado de trabajo, al tener ofertas de

empleo con perfiles técnicos que no pueden cubrirse por falta de profesionales especializados que, o no

tienen el perfil adecuado a la oferta, o no tienen suficiente cualificación. Esta dualidad se ve reforzada

por el desigual acceso a las redes de información y oportunidades del sistema educativo que facilitan el

empleo de calidad.

14<índice>Por ello resulta de especial importancia continuar avanzando en la identificación de las competencias

técnico profesionales y transversales demandadas por el mercado laboral, ser capaces de anticiparlas

y traducirlas a necesidades formativas y especialidades formativas para cubrir estas necesidades

competenciales, a través de la correspondientes iniciativas de formación profesional para el empleo, así

como reforzar los vínculos entre las administraciones educativas y laborales, en línea con lo planteado

en el marco del Consejo General de la Formación Profesional y los grupos de trabajo constituidos en su

seno.

Por otro lado, el marco legal actual favorece la temporalidad. Las sucesivas reformas laborales han

generado diversas opciones de contratación temporal que han convertido estos contratos en una de

las variables más utilizadas para el ajuste empresarial. Además, la inexistencia de regulación adecuada

ha posibilitado que se desarrollen modelos de subempleo encubierto (becarios o “falsos autónomos”,

entre otros) que dificultan la transformación del modelo productivo y dificultan acceder y mantenerse en

igualdad de condiciones dentro del mercado de trabajo.

Tras la crisis, se ha acentuado la terciarización de la economía, siendo preocupante no ya el crecimiento

del sector servicios, que es común a muchas economías occidentales en el mundo globalizado, sino que

se haya centrado en gran medida en actividades de bajo valor añadido que, en demasiadas ocasiones,

se acompaña de unas relaciones laborales que condicionan la calidad del empleo.

En nuestro mercado de trabajo, con excesiva frecuencia, se contrata mano de obra para puestos de

trabajo de baja cualificación, empleos que resultan fácilmente sustituibles y de bajo coste, aunque la

prestación laboral la ejercen, en muchos casos, personas con mayor competencia profesional y que

durante la relación laboral desarrollan, finalmente, tareas de mayor cualificación. Por otra parte, la

temporalidad y la rotación facilitan a las empresas el ajuste cíclico, convirtiéndose en mecanismos para

la reestructuración empresarial.

Por otro lado, según los últimos datos disponibles de la ‘Encuesta de Empleo del Tiempo (EET)’,

elaborada por el INE, las mujeres dedican más tiempo al cuidado del hogar y la familia que los hombres.

El disfrute de excedencias, bien para el cuidado de familiares, bien para el cuidado de hijos o hijas,

15<índice>recae de manera mayoritaria en las mujeres. Este desigual reparto de responsabilidades domésticas

y de cuidados y las limitaciones que genera para el progreso laboral de las mujeres es un factor muy

importante que combatir para facilitar su acceso y permanencia en el mercado laboral, incorporando

mejoras de las condiciones laborales, la consecución de empleos de más calidad y la eliminación tanto

de la segregación horizontal como vertical, lo que contribuirá a reducir la brecha salarial por razón de

género, actualmente existente. Asimismo, se puede contribuir a corregir esa situación con la realización

de actividades de concienciación dirigidas a fomentar la corresponsabilidad en el ámbito doméstico y de

cuidados a la familia, así como disponer de servicios asequibles y suficientes para la atención a menores

y personas dependientes.

Tal y como se señala en el capítulo 1 de este Plan es necesario elaborar un nuevo Estatuto de los

Trabajadores y Trabajadoras para el siglo XXI, capaz de dar repuesta normativa para establecer

un marco regulatorio integral, coherente y equilibrado que permita superar estas situaciones y dar

respuesta a las nuevas necesidades y realidades.

En la encuesta del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) ‘Percepción de los principales

problemas de España’, en las series de los últimos 10 años, destaca el paro, con gran diferencia, como

el problema identificado en primer lugar.

Esta evidencia, más allá de la puesta en marcha de políticas económicas y fiscales que favorezcan un

crecimiento sostenible y generador de empleo de calidad junto a las políticas activas de empleo que mejoran

la empleabilidad de las personas trabajadoras, y la promoción económica de las empresas, incidirán

en la reducción del desempleo y de medidas de protección social para las personas desempleadas,

se debe generar otra dimensión política orientada a promover una ciudadanía activa, implicada en la

identificación del problema y la puesta en marcha de soluciones; en el desarrollo de actuaciones locales

y comunitarias, que garanticen una sociedad más inclusiva basada en un enfoque de derechos.

La urgencia, determinada por el incremento del desempleo durante la última recesión económica, priorizó

la atención de los Servicios Públicos de Empleo en actuaciones paliativas y asistenciales, relegando a un

plano secundario acciones de carácter preventivo y de promoción. En nuestro modelo social actual, prima

la atención individual, frente a otros tipos de actuaciones grupales o comunitarias que incentivan una

ciudadanía más activa, la organización local y la autoorganización de las propias personas desempleadas.

Como Gobierno, tenemos la obligación de avanzar en una gestión más garantista y eficiente de la relación

entre las personas, las empresas y el empleo. Debemos asegurar una respuesta eficaz a “las transiciones

profesionales” de las personas entre empleos diversos, situaciones diversas de empleo y entre empleo y

desempleo. Se trata de hacer realidad el discurso de que “las personas son lo más importante en y para

el sistema laboral y productivo”.

Pero hay que conseguir que todo esto ocurra garantizando a la vez el derecho de las personas a un trabajo

digno y suficientemente retribuido, para lo que es imprescindible adaptar las actuales herramientas y

recursos disponibles que hagan realidad este principio constitucional.

Queremos crear las condiciones para asegurar que las personas realizan sus transiciones profesionales

con garantías y en el más corto periodo de tiempo posible y, sabemos que, entre otras medidas, es

necesario incidir en la formación profesional a lo largo de toda la vida, y su puesta al día mediante el

necesario reciclaje y cualificación profesional.

Que las personas pasen largos periodos de tiempo sin empleo, con la consecuente cronificación del

paro, es un fracaso social, laboral, productivo y económico. En todo caso, a la vez que se persigue la

eficiencia en la transición profesional de las personas, es preciso garantizar una renta suficiente para

aquellas personas que sufren una demora involuntaria en su retorno al mercado laboral.

Las medidas adoptadas por el Gobierno tienen como objetivo la lucha contra la precariedad, el

paro y la pobreza laboral, situación que el Gobierno de España quiere contribuir a revertir con las

modificaciones normativas adoptadas y también con este PLAN REINCORPORA-T, dirigido al empleo de

las personas desempleadas de larga duración.

16<índice>2.1. Políticas activas de empleo en la Unión Europea

dirigidas a las personas paradas de larga duración y

colectivos vulnerables ante el empleo

En la Unión Europea (UE) el número de personas PLD ha descendido sustancialmente desde un máximo

de 12,3 millones alcanzado en 2013 hasta los 6,9 millones del tercer trimestre de 2018. En España, en el

mismo periodo se ha pasado de 3,0 millones a 1,4 millones de personas PLD; de una Tasa de Paro de

Larga Duración (TPLD) del 13,0% al 6,1%. Aun así, España queda lejos de la TPLD media de la UE: el

2,8% en el Tercer Trimestre de 2018.

El combate contra el paro de larga duración es una de las mayores prioridades de la UE en materia de

empleo. Los estados miembros están aplicando Políticas Activas de Empleo tanto para personas PLD

como para los colectivos vulnerables ante el empleo, que presentan unas características similares. La

preocupación por buscar soluciones a un problema social, económico y laboral de primera magnitud

se refleja en las diferentes menciones y recomendaciones de los organismos internacionales sobre el

tratamiento a dar a las personas PLD. Entre otras:

• Country Report de la Comisión 2018 (marzo 2018)

• Borrador Country Report de la Comisión 2019

• Recomendaciones Específicas de País (CSRs) 2018 (junio 2018)

• Economic Survey Spain 2018, OCDE (noviembre 2018)

• Informe del Art. IV e Informe sobre Movilidad Laboral Regional, FMI (noviembre 2018)

17<índice>En España, al igual que en otros países de la UE, la elevada tasa de desempleo de larga duración

puede estar erosionando las habilidades y reduciendo la integración social. Los desempleados de larga

duración tienden a tener más edad, menos formación y menos experiencia laboral.

Las políticas activas de empleo adaptadas a cada situación han demostrado ser la medida más eficiente

a la hora de superar las barreras que obstaculizan la reincorporación laboral de personas en paro de larga

duración. Es necesario reforzar las medidas de activación dirigidas al colectivo PLD con el objetivo de que

sean efectivas, lo que dependerá de los servicios públicos de empleo de las CC.AA. y de su capacidad

y coordinación con los empleadores y con los servicios sociales para prestar apoyo personalizado a

demandantes de empleo. Es preciso mejorar la coordinación entre los servicios sociales y de empleo,

como ya se está haciendo por parte de algunas CC.AA.

También es importante garantizar que los servicios sociales y de empleo tengan capacidad para apoyar

eficazmente a los demandantes de empleo, en particular a través de una mejor cooperación con los

empresarios. Hay margen para una mayor cooperación con las empresas, aumentando el porcentaje

de puestos vacantes gestionados por los servicios de empleo, mejorando la elaboración de perfiles

de las personas demandantes de empleo y la correspondencia con las necesidades de las empresas,

detectadas con su colaboración y la de las organizaciones empresariales

La mejora en la atención a las personas en situación de PLD pasa también por fomentar la colaboración

de los servicios públicos de empleo con las agencias de empleo, mediante programas dirigidos

específicamente a las personas PLD y a los colectivos especialmente vulnerables ante el empleo. Como

sería también conveniente mejorar la coordinación regional de las políticas de mercado de trabajo en sus

aspectos sociales y laborales, así como impulsar la movilidad territorial.

RECOMENDACIÓN DEL CONSEJO SOBRE LA INTEGRACIÓN DE LOS PLD EN EL

MERCADO LABORAL

El Consejo de la Unión Europea adoptó en febrero de 2016, a propuesta de la Comisión, una recomendación

sobre la integración de las personas PLD en el mercado de trabajo, señalando los siguientes objetivos

específicos:

1. Potenciar la inscripción y soporte activo de las personas PLD y una mayor orientación hacia el

mercado de trabajo de las medidas de integración a través, entre otras, de una relación más

estrecha con los empleadores.

2. Asegurar la continuidad y coordinación entre los servicios relevantes para las personas PLD.

3. Aumentar la efectividad de las intervenciones dirigidas tanto a las personas PLD como a los

empleadores.

Además, la Recomendación establece que todos los demandantes de empleo registrados en los servicios

públicos de empleo que hayan estado sin trabajo 12 meses o más reciban, antes de llegar a los 18 meses

de desempleo, una evaluación individual de sus necesidades y potencial y, en base a esta evaluación,

reciban una propuesta de integración laboral que les ofrezca un plan concreto y personalizado para

obtener un empleo e integrarse en el mercado laboral.

LAS MEJORES PRÁCTICAS DE POLÍTICAS ACTIVAS DE EMPLEO PARA LAS PERSONAS

PLD EN LA UNIÓN EUROPEA

Medidas de orientación y apoyo en la búsqueda de empleo

Las medidas de orientación y apoyo en la búsqueda de empleo son el primer paso para lograr la

integración laboral de los desempleados. En el caso de las personas PLD (o de otros grupos vulnerables

o con dificultades de acceso al mercado laboral) son especialmente importantes, ya que a menudo

se trata de personas que, antes de poder incorporarse a un trabajo, necesitan apoyo para mejorar su

18<índice>empleabilidad, poner al día sus competencias y conocimientos, mejorar sus métodos de búsqueda de

empleo y su presentación de cara a los empleadores, etc. Después de los incentivos al empleo, son el

tipo de medida más habitual.

A continuación, se destacan las características más relevantes por países:

Alemania. Contratación de 350 intermediadores para la inserción laboral y acordar un itinerario de

inserción individualizado, una asesoría individualizada que permite elaborar itinerarios individualizados

consolidados.

Austria. Prestaciones personalizadas a trabajadores que por diferentes motivos (deudas, migración,

prisión, etc.) no conectan con el mercado de trabajo.

Formación

La formación -incluyendo formación profesional y formación en competencias, formación en el lugar de

trabajo, e incentivos para la financiación de la formación de los trabajadores por parte de las empresas-,

es una política fundamental para mejorar la empleabilidad y actualizar las competencias de las

personas desempleadas, especialmente de las de larga duración, que a menudo han visto devaluadas

sus habilidades profesionales o deben adaptarse a un mercado de trabajo cambiante que demanda

especialización.

Austria. Ayudas para la formación y promoción profesional y para financiar los gastos de formación.

Están dirigidas a favorecer la contratación y asegurar el mantenimiento del empleo y para afrontar los

gastos directos relacionados con la formación (desplazamiento, alojamiento y manutención, etc.).

Portugal. Programa de prácticas laborales, con el objetivo de lograr el reciclaje profesional de los

desempleados a través del desarrollo de una experiencia práctica en el contexto del trabajo.

Dinamarca. Programa que combina incentivos a la contratación con fomento de la formación en el

empleo: se subvenciona la contratación temporal de personas PLD para sustituir a empleados de

baja cualificación que participan en formación continua. El objetivo es motivar a las empresas para

que formen a sus empleados con baja cualificación, al mismo tiempo que la persona PLD contratada

adquiere experiencia y contactos en un puesto de trabajo ordinario.

Incentivos al empleo

Los incentivos al empleo incluyen bonificaciones salariales o reducciones en la cotización a la Seguridad

Social, así como otras ayudas económicas para incentivar el empleo (ayudas en caso de desplazamiento

para acceder al empleo, prácticas profesionales, complementos salariales, etc.).

Irlanda. Incentivos monetarios (de 7.500 o 10.000 euros en un periodo de dos años) a los empresarios

por contratar personas desempleadas de larga duración.

Bélgica. Subsidio de trabajo durante un periodo máximo de 2 años, destinado a solicitantes de empleo

de larga duración, reducción de las cuotas sociales. El empleador puede deducirse el subsidio del salario

neto mensual del trabajador.

Suecia. Fomento de la contratación de personas PLD o de inmigrantes recién llegados, con una

subvención al salario. Es un contrato con un componente de formación profesional (15% del tiempo),

que se lleva a cabo en el propio centro de trabajo, asistido por un supervisor.

Dinamarca. Empleos privados o públicos con subvención salarial. El período máximo de duración de un

puesto con subvención salarial es de 6 meses en empresas privadas y 4 meses en empresas públicas.

Un desempleado en un puesto subvencionado no podrá sustituir a un empleado de la empresa, ya que

sólo puede desempeñar funciones extraordinarias.

19<índice>Empleo con apoyo y rehabilitación para personas con discapacidad

Este tipo de medidas incluyen incentivos al empleo para personas con discapacidad en el sector privado,

así como creación de empleo en el sector público o en el tercer sector para personas con discapacidad.

Es una medida poco frecuente, y específica para un colectivo (personas con discapacidad), si bien a

menudo en este colectivo se dan altas tasas de paro de larga duración.

Letonia. Empleo subsidiado para desempleados de grupos vulnerables. con apoyo económico de entre

12 y 24 meses. El objetivo es facilitar el desarrollo de lugares de trabajo sostenibles a largo plazo para

desempleados con baja productividad.

Creación directa de empleo

Este tipo de medida incluye la creación de puestos de trabajo en el sector público, en beneficio de la

comunidad o de interés social, con la finalidad de ocupar a personas PLD o personas con dificultades

de colocación, y servir como puente para acceder al mercado laboral. A menudo se utiliza para mejorar

la empleabilidad de los PLD y proveerles de competencias y experiencia para después poder encontrar

empleo en el sector privado.

Alemania. Proyecto piloto de empleo con subvenciones públicas: Su objetivo es acercar a las personas

PLD a los requisitos del mercado de trabajo regular y mejorar de esta manera sus oportunidades laborales.

Se basa en un proceso selectivo muy riguroso de los participantes, centrándose en desempleados con

especiales dificultades para acceder al mercado de trabajo por tener una discapacidad, tener un nivel de

formación muy bajo o más de 50 años de edad. Para el éxito del Proyecto ha sido decisivo el hecho de

que se hubiera previsto desde un inicio una tutoría individualizada.

Austria. Proyectos de empleo socioeconómico a través de instituciones del mercado de trabajo paralelo

y empresas creadas por instituciones de utilidad pública donde se combinan aspectos económicos y de

política de empleo. Estas empresas ofrecen servicios o fabrican productos que demanda el mercado.

Incentivos al autoempleo y la creación de empresas

Estas son actuaciones dirigidas a promover el espíritu empresarial por parte de desempleados. Son muy

poco habituales en la atención a personas PLD.

Suecia. Programa de Empleo y Desarrollo que combina distintas actividades, desde orientación

(búsqueda de empleo con un tutor), formación (prácticas y entrenamiento laboral, formación orientada

al mercado de trabajo), hasta ayudas para iniciar una empresa propia. Está dirigida a las personas PLD,

con incentivos diseñados individualmente con el objetivo de que el parado reciba una oferta de empleo

o comience estudios regulares lo más rápido posible.

20<índice>03

Objetivos

Los objetivos del PLAN REINCORPORA-T, dirigido a las personas en situación de desempleo de larga

duración y a las especialmente vulnerables ante el empleo, son:

1. Reducir significativamente la tasa de paro entre los desempleados de larga duración, con especial

atención a los colectivos más vulnerables, en el menor tiempo posible y con la mayor optimización

de los recursos puestos a disposición del Plan.

2. Priorizar el principio de la “dignidad del trabajo”, estableciendo un marco legal que contribuya a

la creación de “empleo decente” y que haga posible el desarrollo de una “vida laboral” completa,

con la reducción de los periodos de desempleo e inactividad laboral.

3. Hacer protagonistas a las personas PLD y aquellas que tienen especiales dificultades para acceder

al empleo en su proceso de reincorporación laboral y mantenimiento del empleo.

4. Actualizar las competencias profesionales y tecnológicas para el empleo.

5. Contribuir a favorecer el desarrollo de un nuevo modelo económico basado en la sostenibilidad

social y ambiental, la productividad y el valor añadido, que favorezca el crecimiento económico y

la cohesión social.

6. Impulsar la continuidad del acompañamiento en las distintas transiciones de entrada y salida del

mercado de trabajo para las personas vulnerables ante el empleo.

7. Prestar una atención adecuada e individualizada dotando a los Servicios Públicos de Empleo

de los medios y recursos necesarios y favoreciendo la colaboración entre los agentes de la

Intermediación Laboral y los Servicios Sociales.

8. Reducir hasta eliminar la segregación horizontal y vertical y la brecha salarial por razón de género,

para lo que es necesario desarrollar una formación específica en igualdad de oportunidades entre

mujeres y hombres para eliminar sesgos de género.

9. Atender de manera especializada e individualizada a colectivos especialmente vulnerables

(migrantes, mujeres, personas de baja cualificación, personas con discapacidad, etc.).

10. Combatir el efecto desánimo de las personas PLD y de las personas inactivas que no buscan

empleo porque creen que no lo van a encontrar, interrumpiendo con ello los círculos viciosos de la

exclusión, entre los que se encuentra la convicción personal de la propia inempleabilidad.

21<índice>A través de este PLAN, el Gobierno quiere:

• Realizar una apuesta por el crecimiento inteligente, sostenible e integrador recogido en la ‘Estrategia

Europa 2020’, considerando y reconociendo, a través de las políticas activas de empleo, el potencial

laboral de la población activa que queda relegada a situaciones de paro de larga duración o de

precariedad laboral.

• Establecer mecanismos eficientes para la reincorporación al mercado de trabajo de las personas

en situación de paro de larga duración que, por diferentes circunstancias, como reestructuraciones

empresariales, cambios en el propio mercado de trabajo o como consecuencia de la incorporación

de nuevas tecnologías e innovaciones a los procesos productivos, se encuentran con fuertes

barreras de acceso a un nuevo empleo.

• Integrar en el mercado de trabajo a las personas excluidas y especialmente vulnerables, como

parte de la lucha contra la exclusión social y el empobrecimiento de los hogares.

• Mejorar los diagnósticos de empleabilidad, de identificación y caracterización de situaciones de

vulnerabilidad ante el empleo, para ofrecer el apoyo adecuado en recursos y necesidades de

atención a cada persona desempleada partícipe del PLAN, así como facilitar en determinados

casos la decisión personal de continuar en el mercado de trabajo o abandonarlo definitivamente

por jubilación.

Para ello, entre otras medidas, se trabajará en:

• La revisión y mejora del modelo asistencial de los Servicios Públicos de Empleo, especialmente de

las estrategias y servicios de acompañamiento a las personas desempleadas.

• El establecimiento de una acción coordinada con los servicios sociales, formativos, agentes y

entidades sociales y la participación de forma activa a través de las redes de integración socio

laboral que tenga o pueda crear cada Comunidad Autónoma, así como de la ‘Red de Inclusión

Social (RIS)’.

• La mejora de la protección social a las personas desempleadas, particularmente con la recuperación

del subsidio de mayores de 52 años ya vigente y la articulación del nuevo modelo de protección

por desempleo de nivel asistencial destinado a personas desempleadas actualmente en estudio

para su elaboración y el impulso al componente de mejora de la empleabilidad asociado a estos

subsidios que facilite la inserción de sus beneficiarios en el mercado de trabajo.

Se ha facilitado, con la medida adoptada con la modificación del subsidio de desempleo a mayores de

52 años, el que las personas puedan mantenerse en el mercado de trabajo, aunque ya puedan jubilarse

como despedidos.

3.1. Objetivos cuantitativos

El Objetivo cuantitativo del PLAN REINCORPORA-T es reducir el número de personas afectadas por el

paro de larga duración.

1. Reducir la Tasa de Paro de Larga Duración (TPLD) sobre Población Activa en 2,5 puntos porcentuales

(p.p.), pasando del 6,8% del cuarto trimestre de 2018 al 4,3% en el Cuarto Trimestre de 2021.

Para lograrlo se fijaría como objetivo cuantitativo global que el PLD entre las personas de 30 o más

años, que en el cuarto trimestre de 2018 se situaba en 1.272.100, se redujera en 422.100 hasta situarse

en 850.000 personas en el cuarto trimestre de 2021, en el que se prevé que la población activa de España

alcance las 23.500.000 personas, creciendo en 631.200 personas desde su valor actual.

Para alcanzar dicho objetivo habría que rebajar la cifra de PLD en una media de 140.700 personas al

año, en términos netos, por cada 1 de los 3años de vigencia del PLAN REINCORPORA-T: 422.100 PLD

menos.

22<índice>Ello significaría atender, al menos, a 600.000 PLD durante los 3 años de vigencia del PLAN, 200.000 PLD

anuales, y conseguir que hayan tenido al menos una ocupación, por cuenta ajena o por cuenta propia,

durante el periodo de vigencia del PLAN.

2. Reducir a la mitad la actual brecha de género entre hombres y mujeres en PLD. En el 4T 2018,

entre las mujeres de 30 años o más las mujeres eran el 55,8% del PLD y los hombres el 44,2% 11,6 p.p.

de diferencia. Se pasaría de 11,6 p.p. a 5,3 p.p. de diferencia. Lo que supondría que para el colectivo

mencionado en el 4T-2021 las mujeres representarían el 52,9% del PLD (449.600, con una reducción de

259.700 PLD) y los hombres el 47,1% (400.300, con una reducción de 162.800 PLD).

3. Disminuir en 12 p.p. la actual diferencia entre los PLD de 24 meses en adelante en demanda de

empleo y los PLD de 12 a 23 meses en demanda de empleo. En el 4T 2018, los PLD de 24 y más meses

eran el 66% de los PLD y los PLD de 12-23 meses el 34%, 32 p.p. de diferencia. Se pasaría de 32 p.p. a

20 p.p. de diferencia. Lo que supondría que en el 4T-2021 los PLD de 24 y más meses serían el 60% de

los PLD (510.000, con una reducción de 361.819 PLD) y los PLD de 12 a 23 meses el 40% (340.000, con

una reducción de 114.017 PLD).

4. Disminuir la actual diferencia de PLD entre grupos de edad. Según consta en los registros de los

Servicios Púbicos de Empleo de España, en diciembre de 2018 se encontraban inscritas un total de

1.325.836 personas en situación de PLD. De ellas, las personas menores de 30 años suponían el 6%

del total, las de edades comprendidas entre los 30 y los 44 años el 25%, y las de 45 años y más el 69%.

El objetivo es reducir en un 25% la diferencia entre estos dos últimos grupos lo que supondría que, al

finalizar el PLAN, las personas en situación de PLD con edades comprendidas entre los 30 y 44 años

supondrían el 30% del total, y las personas de 45 años o más el 63%, todo ello en un escenario de

previsible reducción del paro registrado de manera acompasada a la evolución del paro medido por la

EPA en los años 2019, 2020 y 2021.

3.2. Algunas medidas tendentes a lograr en cantidad,

calidad y eficacia los Objetivos cuantitativos previstos de

reducción del Paro de Larga Duración

1. Plantear acciones especiales para colectivos de difícil inserción dentro del PLD. Se prestará

atención específica a colectivos de difícil inserción laboral tales como:

Personas paradas de muy larga duración. Según la ‘EPA. Variables de Submuestra’, de

las 3.916.900 personas paradas de media en 2017, el 90,20% (3.533.200) había trabajado

anteriormente, y el 28,3% (1.001.600) de aquéllas había dejado su empleo hacía tres años o más.

Personas con discapacidad y/o en exclusión social.

Mujeres víctimas de violencia de género.

2. Personas Paradas de Larga Duración mayores de 45 años. Alcanzar acuerdos con los Gobiernos

y las Administraciones Públicas a todos los niveles, para incluir cláusulas de carácter social en

los Contratos del Sector Público que garanticen la contratación de entre un 5% y un 10% de

desempleados PLD de 45 años y más, en los proyectos e iniciativas que lleven a cabo.

3. Personas Paradas de Larga Duración y mejora de su empleabilidad. Poner los medios

necesarios para que al menos un 10% de las personas PLD mejoren su empleabilidad mediante

la mejora de sus competencias digitales y un 15% mediante la mejora de sus competencias

básicas, obteniendo, al menos, un certificado profesional de Nivel 1.

4. Reforzar la protección económica frente al desempleo de las personas PLD. Es muy importante

que las personas PLD cuenten con una protección económica que las ayude a afrontar en mejores

condiciones la búsqueda de empleo para su reincorporación al mercado de trabajo. Según el

23<índice>SEPE en su ‘Estadística de Paro Registrado’, en noviembre de 2018 el paro registrado se situó

en 3.252.867 personas de las que 1.844.843 (56,7%) percibieron algún tipo de prestación por

desempleo, y la prestación contributiva solo era percibida por 790.974 personas (el 24,3% del Paro

Registrado). En este sentido la recuperación por el Gobierno del subsidio para desempleados

mayores de 52 años, que afectará a cerca de 115.000 desempleados, se mueve en esa

dirección. Además, se avanzará en un nuevo modelo de protección económica por desempleo en

el nivel asistencial, para ampliar el colectivo protegido de PLD, actualmente en estudio para su

elaboración. En este sentido se trabajará para que las rentas garantizadas que puedan aprobar

las Comunidades Autónomas sean compatibles con los subsidios de desempleo de manera que

puedan completar la protección económica por desempleo a nivel asistencial.

5. Prevenir que las personas no lleguen a ser PLD. Una de las medidas más efectivas para evitar

el PLD es la atención inmediata a las personas afectadas por despidos colectivos como resultado

de los procesos de reestructuración de las empresas. Estas personas, en un elevado porcentaje,

más del 50%, tienen 45 y más años de edad y atesoran sobrada experiencia laboral y profesional.

Se trataría de que todos los trabajadores desvinculados definitivamente de su empresa, de

manera voluntaria o forzosa, como consecuencia de un ERE sean asistidos inmediatamente

en la búsqueda de una nueva ocupación mediante un Plan de Recolocación Externa (PREX)

llevado a cabo por una Empresa de Recolocación autorizada. Los Servicios Públicos de Empleo

realizarían el seguimiento y control de esta medida que se ligaría a la firma del ‘Compromiso de

Actividad’ por el trabajador despedido. Se estudiará ampliar esta protección a los trabajadores

de 45 y más años despedidos, independientemente del tamaño de la empresa y de si su despido

se produjo o no en el marco de un ERE.

3.3. Objetivos relativos a la mejora de la situación de

empleo de los PLD y otras personas en situación de

vulnerabilidad ante el empleo

El PLAN recoge también otra tipología de objetivos orientados a mejorar la situación de empleo de las

personas PLD y de otras personas especialmente vulnerables ante el empleo. Para conseguir:

• Una estabilidad y calidad del empleo para las personas que provienen de desempleo de larga

duración.

• La reducción de la duración del tiempo en desempleo y de inactividad para personas especialmente

vulnerables ante el empleo.

• Que las transiciones profesionales entre empleo y empleo o entre paro y ocupación, se produzcan

en los 6 a 12 primeros meses de desempleo, especialmente para los mayores de 45 años, mujeres

y otros grupos vulnerables ante el empleo.

• Aumentar el alcance en la atención por los Servicios Públicos de Empleo a la población especialmente

vulnerable ante el empleo.

• Realizar un seguimiento de las entradas en el SISPE de las personas previamente inactivas y

analizar su evolución en el Sistema.

• Conocer la evolución de las personas que dejan de estar inscritas en el Sistema desde situaciones

de PLD.

• Identificar y divulgar como buenas prácticas las actuaciones de los Servicios Públicos de Empleo

con resultados de inserción laboral para PLD.

• Aumentar la satisfacción de las personas PLD con los Servicios Públicos de Empleo.

• Aumentar la satisfacción general de los empresarios y otras entidades colaboradoras con los

Servicios Públicos de Empleo.

24<índice>3.4. Objetivos específicos relativos a la valoración

cuantitativa de los elementos catalizadores del

rendimiento del ‘Sistema SEPE’

El SEPE, para garantizar el cumplimiento de los objetivos y metas definidas, deberá impulsar medidas

que permitan:

• Optimizar e innovar en los modelos de atención de los Servicios Públicos de Empleo.

• Mejorar los procesos para una canalización/perfilado eficiente de los solicitantes de empleo.

• Propiciar el uso a medida de los instrumentos de las políticas activas de empleo.

• Mejorar los procesos de acompañamiento individualizado, impulsar los procesos grupales, la

activación sostenible y la gestión de transiciones profesionales en el mercado de trabajo.

• Favorecer la participación de empresas y entidades especializadas, colaboradoras de los Servicios

Públicos de Empleo, en la recolocación de estos colectivos.

• Impulsar programas de intervención temprana para el apoyo en la recolocación de los profesionales

que se inscriben en las oficinas de empleo como demandantes de empleo, y cuyas características

hagan pensar que podría considerarse un profesional con mayor riesgo de vulnerabilidad y de

acabar siendo PLD.

• Favorecer los marcos de colaboración con los servicios sociales y con entidades colaboradoras en

el sistema de empleo.

• Facilitar las relaciones con los empleadores y otros agentes colaboradores del Sistema Nacional de

Empleo, mediante instrumentos eficaces de prospección.

• Analizar las buenas prácticas en políticas activas de empleo para PLD, colectivos específicos y

ámbito rural, a través de entidades y organizaciones especializadas en la atención a estos colectivos.

• Impulsar un plan para optimizar la digitalización de datos de las personas inscritas y la gestión de

las ofertas de empleo.

25<índice>04

Principios rectores

Constituyen los principios rectores del PLAN REINCORPORA-T para PLD y personas vulnerables ante

el empleo:

1. Fomentar y actualizar competencias profesionales, tecnológicas y de emprendimiento en sectores

más demandados por el mercado, así como en sectores y actividades de interés preferente.

2. Combatir las situaciones de desánimo y de inactividad producidas por el desempleo de larga

duración, en colaboración con los servicios sociales y otras entidades colaboradoras.

3. Garantizar la igualdad real y efectiva de trato y de oportunidades entre mujeres y hombres y por

cualquier otra circunstancia de índole personal o social que dificulte el acceso al mercado de

trabajo en condiciones de equidad.

4. Impulsar actuaciones para conseguir un mercado de trabajo que ofrezca derechos, estabilidad y

promoción laboral, que elimine las desigualdades de género y que contribuyan, además, a una

mayor equidad territorial.

5. Mejorar la gestión asistencial y la intermediación laboral desde los servicios de empleo, tanto de

los servicios públicos como de los agentes y entidades colaboradoras.

6. Garantizar la posibilidad de una atención y un proceso de acompañamiento individualizado

basado en la autodeterminación de cada persona desempleada, desarrollando y consolidando en

los Servicios Públicos de Empleo, una red de personas técnicas responsables de la orientación y

prospección que vinculen herramientas, programas y medidas de soporte para ello, proporcionando

una ventanilla única con diferentes instituciones y entidades.

7. Adecuar y especializar la atención a los diferentes perfiles de desempleados en situación de

vulnerabilidad ante el mercado de trabajo, personalizando el seguimiento, apoyando en las

transiciones laborales y a las particularidades de género, de colectivo específico, así como las

propias de su actividad sectorial y territorial.

8. Adecuar y especializar la atención para los procesos en el ámbito rural y de desarrollo de la

economía social.

9. Estimular y facilitar las transiciones de las situaciones de desempleo laboral a la incorporación

activa y viceversa. Agilizar los trámites administrativos y reducir los tiempos de espera que, en

determinadas situaciones, desmotivan opciones laborales.

10. Estimular los procedimientos de atención individual y grupal en los procesos de regulación de

empleo, a través de instrumentos de políticas activas de empleo como los Planes de Recolocación

Externa, estableciendo una regulación adecuada que facilite su desarrollo en términos de precios,

y prestaciones, con el consiguiente seguimiento y control de sus resultados.

11. Fomentar la seguridad legal y física del entorno laboral.

12. Promover el autoempleo y el emprendimiento como alternativa laboral, con estructuras de soporte

y acompañamiento desde los Servicios Públicos de Empleo.

13. Impulsar y promover la colaboración entre los interlocutores sociales, la Administración General

del Estado, las Comunidades Autónomas y entidades colaboradoras, especialmente en el ámbito

de empleo y servicios sociales.

26<índice>14. Impulsar la colaboración entre los distintos organismos públicos, con competencias en materia

de empleo, y los centros de referencia nacional, las entidades de formación en competencias

profesionales y las universidades, facilitando los procesos de reciclaje profesional y la adquisición

de competencias profesionales.

15. Fomentar el compromiso y la participación de las empresas en el PLAN REINCORPORA-T.

16. Reforzar la protección social de las personas en situación de PLD, esencialmente a través del

subsidio para mayores de 52 años y del nuevo modelo de protección por desempleo en el nivel

asistencial, actualmente en estudio para su elaboración.

27<índice>05

Ejes de actuación

Para la consecución de los objetivos anteriormente señalados y con esta perspectiva de carácter integral

y sistemático de las medidas contempladas, el PLAN REINCORPORA-T se articula en seis ejes en línea

con lo establecido en el artículo 10 del ‘Real Decreto Legislativo 3/2015, de 23 de octubre, por el que

se aprueba el texto refundido de la Ley de Empleo’, que remite a la ‘Estrategia Española de Activación

para el Empleo 2017-2020’, aprobada por Real Decreto 1032/2017, de 15 de diciembre. Estos ejes son:

5.1

Eje 1: Orientación.5.2

Eje 2: Formación.5.3

Eje 3: Oportunidades de empleo.5.4

Eje 4: Igualdad de oportunidades en el acceso al empleo.5.5

Eje 5: Emprendimiento.5.6

Eje 6: Mejora del marco institucional.5.1. Eje 1 Orientación

Comprende las actuaciones de acogida, información, orientación profesional, motivación, asesoramiento,

diagnóstico y determinación del perfil profesional y de competencias, diseño y gestión de itinerarios

formativos, búsqueda de empleo, intermediación laboral, las actuaciones de apoyo a la inserción de las

personas beneficiarias y seguimiento en los periodos de transición de una situación de empleo a otra de

desempleo.

Para alcanzar el objetivo de la orientación en el conjunto de los desempleados de larga duración, se

incluyen varias medidas dirigidas a la mejora del sistema de servicios para el acompañamiento, la

empleabilidad y la mejora de las posibilidades para conseguir la inserción laboral.

En esta fase inicial de atención, se integrará una dimensión predictiva de la situación de empleo a 12

meses, como variable estratégica que oriente la intensidad y tipología de atención y servicios ofrecidos

a cada demandante de empleo. A lo anterior ayudará contar con un diagnóstico lo más actualizado y

certero de la situación del mercado de trabajo y las necesidades de competencias y cualificaciones que

éste demanda. Para ello, la elaboración del “Informe del Mercado de Trabajo Estatal. Observatorio de

las Ocupaciones” que realiza anualmente el SEPE, estará abierto a la colaboración con los interlocutores

sociales que participan en el Consejo General del Sistema Nacional de Empleo, en cuyo ámbito se dará

conocimiento de dicho Informe según establece la Ley 30/2015, de 9 de septiembre, por la que se regula

el Sistema de Formación Profesional para el Empleo en el ámbito laboral.

El SEPE pondrá en marcha una herramienta de perfilado a disposición de los Servicios de Orientación de

los Servicios Públicos de Empleo, que así lo consideren, que facilite el diagnóstico de la empleabilidad de

cada uno de los demandantes de empleo, así como una primera indicación sobre los tipos de acciones

que serían más adecuadas y efectivas para conseguir una más temprana incorporación de la persona

desempleada al mercado de trabajo.

Los Servicios Públicos de Empleo, en el marco teórico de esta iniciativa podrán desarrollar las herramientas

de perfilado que consideren más adecuadas para la operatividad de sus competencias.

Las condiciones generales sobre los datos básicos que deberán aportar dichas herramientas de perfilado

podrán ser motivo de estudio en el seno de la Comisión de Coordinación y Seguimiento del SISPE.

28<índice>En todos los casos la necesidad de personalizar el proceso de atención a cada persona desempleada,

que además de facilitar servicios, facilite su proceso personal (acogida, motivación ante el empleo,

acompañamiento, empoderamiento y extensivo en el tiempo con independencia de las transiciones

laborales…), plantea una mejora e innovación del modelo asistencial de los actuales servicios de

empleo. Esta evolución en el modelo de atención, para poder ser un referente en los procesos de

acompañamiento y seguimiento de las personas desempleadas, implica un modelo de orientación por

competencias, así como:

• Un enfoque basado en derechos, desde la observancia del ‘Compromiso de Actividad’ suscrito por

la persona desempleada.

• El derecho a la atención individual y personalizada, con protección de información personal, y que

dinamice la autodeterminación de cada persona para estimular los procesos de cambio orientados

al mercado de trabajo.

• La garantía de continuidad en la atención por parte de los profesionales de referencia.

• La atención integral e integrada, además de coordinada con otras Administraciones, entidades y

profesionales, tomando las medidas necesarias para garantizar la continuidad y la identificación de

un punto de contacto único, encargado de prestar apoyo a las personas PLD inscritas, a través de

una oferta de servicios coordinados con los servicios sociales y de empleo disponibles.

• La necesidad de tomar decisiones basadas en la evidencia, que partan del cuestionamiento

de la importancia que tienen actualmente los Servicios Públicos de Empleo en la orientación y

acompañamiento de las personas desempleadas para su incorporación al mercado de trabajo y el

mantenimiento en el mismo.

29<índice>Este Eje 1 Orientación del Plan REINCORPORA-T comprende los siguientes objetivos y medidas:

OBJETIVO 1: ATENCIÓN PERSONALIZADA Y ACOMPAÑAMIENTO SOCIOLABORAL

Para el diagnóstico individualizado y la elaboración del perfil,

se propone la articulación de un sistema de acogida en los

Servicios Públicos de Empleo, previo a la asignación de un

orientador de referencia. Este sistema sería el encargado

de recibir a los nuevos demandantes de empleo (fase de

acogida e información)1, realizar una primera valoración de

la demanda (fase de exploración), de las características

individuales, sociales y profesionales del desempleado, con

especial identificación del/de los objetivo/s profesional/es de

la persona demandante.

El sistema de acogida, en la fase de cierre, tras la identificación de aspectos de fortalezas y de

vulnerabilidad ante el empleo, así como la apertura o actualización de la demanda de empleo, orientará

la motivación y necesidades de apoyo para la articulación de su itinerario de inserción.

En la valoración de la vulnerabilidad de una persona desempleada debe completarse la información

relativa a la situación de su hogar, relativa a los ingresos y tasa de actividad de su unidad de convivencia,

así como una estimación predictiva de la situación ante el empleo a doce meses.

El resultado esperado del sistema de acogida es encaminar las posteriores actuaciones ofrecidas desde

el Sistema Nacional de Empleo, tanto en la parte de recursos potencialmente necesarios, como en el

perfil del orientador de referencia más adecuado dentro de los Servicios Públicos de Empleo o de los

recursos sociolaborales de otras entidades colaboradoras, en función de las características de cada

persona desempleada y posibilidades de activación laboral. La valoración se materializará en el registro

en la demanda del servicio común SISPE diagnóstico individualizado y elaboración del perfil.

Durante esta fase previa, también será preciso considerar el apoyo al usuario, no solo de la figura de

orientación laboral de los Servicios Públicos de Empleo, sino también el contacto y la coordinación con

otros profesionales de los sistemas de Salud y/o Servicios Sociales, del sistema educativo (centros

educativos para personas adultas y otros recursos del sistema educativo) que den apoyo, con todos

los recursos disponibles, para cubrir las necesidades básicas de las personas beneficiarias del PLAN,

con la finalidad de que puedan poner el foco de atención en su formación y reciclaje profesional para la

reincorporación al mercado de trabajo.

Las personas destinatarias de esta medida son tanto aquellas personas con factores de especial

vulnerabilidad, como todas aquellas que forman parte de la definición de PLD recogida en este Plan

REINCORPORA-T.

El profesional de Orientación de referencia se encarga del diseño del ‘itinerario individual y personalizado de empleo’.

La tutorización del proceso de activación laboral debe

ser un servicio ofrecido a todas las personas desempleadas

en las que se identifiquen factores de vulnerabilidad ante

el empleo, sin esperar a la consolidación de situaciones de

desempleo de larga duración. Los itinerarios de empleo

deberán empoderar a cada participante desempleado con los

apoyos individualizados, el seguimiento y acompañamiento

en las transiciones laborales por el profesional de orientación

de referencia.

1 Según el desarrollo de la actividad del “Diagnóstico individualizado y elaboración del perfil” de la Cartera Común de Servicios

del Sistema Nacional de Empleo. (Orden ESS/381/2018)

MEDIDA 1

METODOLOGÍA DE ATENCIÓN

INDIVIDUALIZADA. SERVICIO

DE ACOGIDA

MEDIDA 2

METODOLOGÍA DE

ATENCIÓN INDIVIDUALIZADA.

EL PROFESIONAL

DE ORIENTACIÓN DE

REFERENCIA.

30<índice>El resultado esperado es que, para las personas desempleadas que, por su situación de riesgo o

vulnerabilidad ante el mercado de trabajo, opten por un acompañamiento personalizado por los Servicios

Públicos de Empleo, encuentren en el profesional de orientación de referencia un recurso técnico para el

seguimiento y asesoramiento en su proceso de activación laboral y transiciones al mercado de trabajo.

Los apoyos individualizados y asesoramiento de referencia se podrán mantener en distintos momentos de

la vida laboral de la persona trabajadora. En este sentido, las actuaciones del profesional de orientación

facilitarán las cada vez más habituales transiciones de entradas y salidas del mercado de trabajo.

La identificación del profesional orientador de referencia debe ser un enclave que consolide y dé sentido

a las diferentes actuaciones y apoyos ofrecidos por el Sistema Público de Empleo y otras entidades

colaboradoras. Esa referencia debe mantenerse en las diferentes transiciones de la vida laboral. La

posibilidad de mantener la referencia de una persona técnica en los momentos de incorporación puede

aportar a los Servicios Públicos de Empleo una información relevante de las realidades laborales de los

sectores más vulnerables ante el empleo y de la precariedad laboral existente.

En la selección del profesional orientador de referencia, dentro del ámbito territorial de su Oficina de

Empleo, una vez consolidada la ‘Red de Orientación Profesional’ de los Servicios Públicos de Empleo,

se tendrán en cuenta los deseos de la persona desempleada.

Los Servicios Públicos de Empleo como administraciones competentes podrán establecer

acuerdos de colaboración u otros instrumentos de cooperación con las Entidades Locales con

el fin de garantizar que la atención personalizada alcance a todas las personas en paro de larga

duración y con carácter preventivo a aquellas con especial vulnerabilidad que están fuera del

Sistema Nacional de Empleo.

Por su parte el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social y la Federación Española de

Municipios y Provincias formalizarán la firma de un Convenio o Acuerdo Marco para la divulgación

del Plan REINCORPORA-T, su impulso e implementación.

El ‘Itinerario Individual y Personalizado de Empleo (IPE)’,

debe guiarse por un criterio prioritario de activación laboral

y será necesaria la suscripción y firma de un acuerdo personal

de empleo entre el usuario y el Servicio Público de Empleo.

Este documento deberá recoger, entre otras cuestiones:

• La motivación y situación anímica de la persona ante el

proceso de búsqueda de empleo.

• El balance profesional y la identificación de alternativas

laborales.

• Las necesidades de actualización, reciclaje profesional y desarrollo de competencias profesionales,

para determinar un itinerario formativo.

• La identificación de las actuaciones adecuadas para la búsqueda de empleo.

• El apoyo en las transiciones al mercado de trabajo.

• El grado de compromiso y esfuerzo en el proceso de búsqueda activa de empleo.

El resultado esperado es que cada persona desempleada comprenda sus mejores opciones y se

comprometa con el proceso en una proyección de 12 meses a partir de una serie de actuaciones

encaminadas a facilitar su reincorporación al mercado de trabajo. Dichas actuaciones serán planteadas

por el orientador laboral en función de las perspectivas de activación de la persona desempleada,

teniendo en cuenta las preferencias de ésta.

Aquellas personas desempleadas que, por motivos justificados, no puedan llevar a cabo la elaboración

de un itinerario individual y personalizado de empleo serán objeto de otro tipo de actuaciones de menor

intensidad orientadas a la motivación al cambio.

MEDIDA 3

EL ITINERARIO

PERSONALIZADO DE EMPLEO

31<índice>La incorporación del profesional orientador de referencia,

como un elemento clave del acompañamiento de los PLD y

de aquellas personas desempleadas más vulnerables ante el

empleo, supone una dinámica concertada con ese profesional,

similar a los servicios sociales o servicios de medicina general.

El seguimiento de cada persona desempleada estará

determinado por las metas establecidas en el IPE y otras

necesidades que puedan surgir. Las distintas transiciones

laborales, tanto de entrada como de salida del mercado de trabajo, deberán ser objeto específico de

atención y apoyo por el equipo técnico de referencia.

Las citas podrán ser demandadas por la persona desempleada o establecidas por el profesional orientador

de referencia y permitirán el seguimiento del IPE y del compromiso de actividad.

Para garantizar un adecuado seguimiento, salvo que haya razones personales que lo justifiquen se

recomienda que la atención al usuario debe ser más intensa al inicio del PLAN, por ejemplo, una vez a

la semana en los primeros 15 días y cada dos semanas durante los dos primeros meses del programa.

Las atenciones, bien presenciales bien a través de otros medios, tendrán como objetivo prioritario

conocer cómo evoluciona la persona, cómo se encuentra anímicamente, qué barreras o dificultades está

encontrando en la puesta en marcha de las actividades recomendadas, el grado de compromiso con la

activación y qué otras necesidades tiene para garantizar que el servicio y la atención están teniendo la

utilidad deseada.

La fragilidad y temporalidad del mercado de trabajo y el carácter cíclico de determinados sectores productivos

ofrece oportunidades de incorporación laboral que, sin

ser una solución a la situación de desempleo de los PLD,

por su temporalidad, o parcialidad, sí permiten, en cambio,

la obtención de ingresos económicos, oportunidades de

cotización social y una reactivación laboral, aunque se estime

como una situación coyuntural o transitoria. Asimismo, pueden

constituir una vía valiosa para una incorporación estable en el

medio plazo.

El aprovechamiento de ocasiones de empleo puede incidir negativamente en la paralización de servicios,

prestaciones o la propia antigüedad en la situación de desempleo, con una carga de gestión y tramitación

burocrática que desincentiva al propio desempleado para el aprovechamiento de estas oportunidades

de trabajo. En otras ocasiones, aboca a una desregulación de las relaciones laborales para aceptar estos

empleos.

Se establecerá una Mesa Técnica de los Servicios Públicos de Empleo para la revisión y simplificación

de procedimientos para dotar de mayor flexibilidad y agilidad los trámites administrativos que faciliten

estas transiciones al mercado de trabajo y que, siendo temporales o parciales, supongan una actividad

laboral para personas en PLD.

Más allá de la noción asumida de un periodo de desempleo superior a un año como paro de larga

duración, la conceptualización de situación PLD, como factor de vulnerabilidad ante el empleo, implica

no perder de vista la situación especial del desempleo en periodos temporales más amplios -de 18 a

24 meses-. En estos casos, la existencia de una actividad laboral no superior a los 6 meses a jornada

completa o una actividad a tiempo parcial no superior a una cuarta parte de la jornada de trabajo, debe

ser evaluada en la Mesa Técnica que se constituirá por los Servicios Públicos de Empleo, como una

evolución positiva en el itinerario laboral y, por tanto, digna de obtener los diferentes apoyos de los que

pueda disponer una persona en situación de PLD.

Se trata de articular mecanismos de agilidad en los procedimientos administrativos que incentiven la

activación y no menoscaben las posibilidades de breves o parciales ocupaciones laborales y las garantías

MEDIDA 5

FACILITACIÓN DE LAS

TRANSICIONES LABORALES

MEDIDA 4

LA CITA PREVIA CON EL

PROFESIONAL ORIENTADOR

DE REFERENCIA

32<índice>de ingresos para personas PLD y colectivos en situaciones económicas de precariedad o pobreza,

además de garantizar la permanencia de apoyos que faciliten el desarrollo del itinerario personalizado

de inserción.

Con el fin de garantizar la continuidad de los procesos de seguimiento, apoyo y mantenimiento en el empleo de aquellas

personas que provienen de una situación de PLD o son

especialmente vulnerables ante el empleo, se recomienda a los

Servicios Públicos de Empleo que fomenten la permanencia

de las personas en el sistema de empleo como demandantes

en situación de “Mejora de empleo”, no sólo a efectos de

intermediación laboral, sino también de posible participación

en políticas activas de empleo que mejoren sus competencias.

En el camino para alcanzar la ratio de 1/100 de atención a

personas desempleadas por cada profesional de orientación

Laboral, el Gobierno ha impulsado el refuerzo de la ‘Red de

Orientadores’ con la contratación de 3.000 técnicos por parte

de los servicios públicos de empleo, como consecuencia del

acuerdo del ‘Plan de Choque para el Empleo Joven’.

Los Servicios Públicos de Empleo deben contar con medios

y recursos suficientes para prestar una adecuada atención

individualizada a las personas PLD, con capacidad de

intervención temprana y tiempos de atención suficientes; por

ello continuaremos trabajando para la consolidación de la

‘Red de Orientadores’.

La orientación profesional, como paso previo a la inserción laboral, debe conseguir la atención

personalizada basada en la detección de las necesidades de cada persona demandante con un perfil

de vulnerabilidad ante el empleo y relacionada con el resto de las políticas activas de empleo, muy

especialmente con las de activación profesional.

Para ello, la red de 3.000 personas profesionales de orientación, creada en el marco de los Servicios

Públicos de Empleo -que incluye también tareas de prospección y captación de oferta como consecuencia

del ‘Plan de Choque por el Empleo Joven’-, atenderá también, como colectivo prioritario, a las personas

PLD.

Este personal técnico debidamente formado en tareas de orientación y prospección del mercado de

trabajo tendrá una formación específica con perspectiva de atención a personas vulnerables ante el

mercado laboral.

Se fija como estratégica, la necesidad de especialización de los equipos técnicos de orientación, con

la finalidad de atender características diferenciales de los colectivos destinatarios del PLAN (criterios

sectoriales de actividad, por ámbito rural/urbano, especialización en emprendimiento, en economía

social, digitalización, etc.).

MEDIDA 6

LA SITUACIÓN DE “MEJORA

DE EMPLEO”

MEDIDA 7

COLECTIVO DE ATENCIÓN

PRIORITARIA, JUNTO CON LAS

PERSONAS JÓVENES, PARA

LA RED DE 3.000 TÉCNICOS

DE ORIENTACIÓN

33<índice>La especialización de los profesionales de orientación es

un elemento que puede facilitar estrategias de intervención

grupal y generación de dinámica de autoayuda, cooperación e

intercambio, en grupos de desempleados en los que confluyan

características y situaciones comunes en sus itinerarios de

empleo.

En este sentido, se propone la exploración de posibilidades

grupales que, a la vez que optimizan los propios recursos,

puedan ser oportunidades motivadoras, dinamizadoras y de

empoderamiento de los procesos de las personas desempleadas, máxime teniendo en cuenta que estos

procesos grupales tienen en sí mismos un efecto motivador y de ruptura del proceso de aislamiento

social que lleva aparejado el paro de larga duración.

Una parte de las personas desempleadas de larga duración

-aproximadamente una quinta parte, según datos de la Unión

Europea (UE)-, se desmoralizan y se suman a la situación de

inactividad como consecuencia de sus infructuosos esfuerzos

en la búsqueda de empleo. Por otra parte, la persona en PLD

tiene una participación menor en las acciones vinculadas a las

políticas activas de empleo.

La pérdida de expectativas de incorporación al mercado de

trabajo en las situaciones en que se prolonga el paro de muy

larga duración -por encima de 24 meses de inactividad laboral-

supone un mayor abandono de la inscripción como demandante de empleo y la pérdida de referencia

de los Servicios Públicos de Empleo. Esta situación se acentúa cuando la persona desempleada deja

de percibir prestaciones por desempleo, subsidios u otro tipo de renta que implique un ‘compromiso de

actividad’.

Para evitar esta desvinculación con los Servicios Públicos de Empleo, éstos promoverán el mantenimiento

de la inscripción o la permanencia en el itinerario personalizado de inserción de personas que agotan

la prestación o el subsidio, ofreciendo medidas específicas a la persona para tratar de garantizar esa

permanencia.

También por dicho motivo, se articularán, en colaboración con los servicios sociales, actuaciones

específicas para incorporar al sistema a aquellas personas inactivas que desean trabajar y no se

encuentran inscritas en los Servicios Públicos de Empleo. Las actuaciones deben articularse sobre el

ofrecimiento de servicios de orientación personalizados por un profesional de referencia.

Las mayores dificultades se sitúan en cómo acceder a ese colectivo de personas. En este sentido,

se intensificarán los marcos de colaboración con los servicios sociales y otras entidades sociales

colaboradoras con el sistema de empleo, que trabajan con colectivos en situaciones de vulnerabilidad

ante el empleo y en riesgo de exclusión social.

MEDIDA 8

ESTRATEGIAS DE

ORIENTACIÓN BASADA EN

INTERVENCIONES GRUPALES

MEDIDA 9

INCORPORACIÓN DE

TRABAJADORES INACTIVOS

AL SISTEMA DE EMPLEO

34<índice>Atendiendo a las recomendaciones de los Servicios Públicos

de Empleo Europeos, se estudiará en la Mesa Técnica, y

se acordará en su caso, una flexibilidad en la renovación

de la demanda de empleo de 28 días para las personas

desempleadas de larga duración, estudiándolo en la Mesa

Técnica y estableciendo las debidas cautelas para evitar que

pudiera generarse confusión sobre el plazo de renovación de la

demanda en el conjunto de personas demandantes. Con esta

medida se trata de reducir la salida del ‘sistema de empleo’

de personas desmotivadas ante una situación prolongada de

desempleo.

Otra medida a estudiar y acordar en la Mesa Técnica es que el registro en el sistema de empleo de

cualquier tipo de actuación realizada de manera personalizada por el profesional orientador de referencia

con una persona desempleada en PLD, pueda suponer la renovación automática por un periodo de 3

meses de la demanda de empleo de ésta.

El plazo de reconocimiento de las prestaciones por desempleo indica el número de días que median entre la fecha de solicitud

y la fecha de resolución. En diciembre de 2018, el plazo medio

de reconocimiento de solicitudes de prestaciones a nivel

nacional fue de 1,0 días, cifra inferior al mismo mes del año

anterior, en un -15,6%. Se trata de generalizar esta reducción

de días de espera en todos los Servicios Públicos de Empleo

con el objeto de anticipar la atención personalizada a las

personas usuarias de dichos servicios.

OBJETIVO 2: RELACIÓN CON AGENTES DEL MERCADO DE TRABAJO

Los Servicios Públicos de Empleo establecerán los

procedimientos y canales adecuados para contar con la

participación de los servicios sociales de cada Comunidad

Autónoma con el objeto de facilitar el acceso de todas las

personas PLD, principalmente en las que concurran especiales

dificultades de acceso al empleo, a estos espacios de atención

personalizada.

Para ello se determinarán los puntos únicos de atención que se

acuerden entre los Servicios Públicos de Empleo y los servicios

sociales, garantizando la trazabilidad de la información y el

contenido técnico de la orientación a desarrollar, que se fije

entre ambos servicios.

Los Servicios Públicos de Empleo establecerán los modelos de cooperación más adecuados a cada

realidad, en ocasiones se tratará de espacios físicos comunes, en otros de aplicaciones compartidas, en

otros de cooperación personalizada entre el personal técnico de ambas instituciones u otras alternativas

que se valoren como más idóneas.

La coordinación de la actuación y la metodología en la orientación a desarrollar por los Servicios

Públicos de Empleo se realizará en el marco y con la referencia de la guía técnica de protocolos de la

‘Cartera Común de Servicios del Sistema Nacional de Empleo’, desde el respeto, en todo caso, a las

peculiaridades y especificidades de la organización de cada Comunidad Autónoma.

MEDIDA 10

RENOVACIÓN DE DEMANDA

DE EMPLEO PARA PLD

MEDIDA 11

REDUCCIÓN DE LOS

DÍAS DE ESPERA PARA

LA CITA DE TRAMITACIÓN

DE LA PRESTACIÓN POR

DESEMPLEO Y SUBSIDIOS

Y DE OTROS SERVICIOS DE

EMPLEO

MEDIDA 12

PARTICIPACIÓN Y

COLABORACIÓN CON LOS

SERVICIOS SOCIALES DE

CADA CC.AA.

35<índice>Desde el ámbito local se deben desarrollar y extender estos

Programas de Orientación y Atención Personalizada. Para

ello, se promoverán desde los Servicios Públicos de Empleo

encuentros y comunicaciones mediante actuaciones

de buenas prácticas, vinculadas al desarrollo de aquellos

programas que tienen éxito en algunas Comunidades

Autónomas.

Las Entidades Locales pueden convertirse en agentes

colaboradores privilegiados de los Servicios Públicos

de Empleo en materia de orientación profesional, a través de los distintos mecanismos y programas

establecidos en la Cartera Común de Servicios, de forma individual o mancomunadamente.

A los efectos de llevar a la práctica la dimensión local del empleo señalada en el artículo 4 del texto

refundido de la Ley de Empleo, aprobado por Real Decreto Legislativo 3/2015, de 23 de octubre, se

desarrollarán por los servicios públicos de empleo acuerdos de colaboración con las Entidades

Locales con el fin de promover actuaciones en materia de orientación e información profesional con las

personas PDL residentes en aquellos municipios donde se establezca esta colaboración. Estos acuerdos

podrán realizarse en el marco de los convenios celebrados con la Federación Española de Municipios y

Provincias y en los correspondientes acuerdos de colaboración que pudieran establecerse encaminados

a tal fin, entre las administraciones competentes para la gestión de las políticas activas de empleo y las

federaciones de entidades locales de ámbito autonómico.

La existencia de redes de entidades del Tercer Sector, con un

carácter altamente especializado en el acompañamiento de

las personas con dificultades específicas de inserción laboral,

permite el establecimiento de marcos de colaboración de

aquéllas con los servicios públicos de empleo autonómicos

y locales. Por ello, se promoverá la coordinación entre los

Servicios Públicos de Empleo y las entidades del Tercer

Sector.

La acción coordinada con estas redes especializadas de

atención es estratégica para la incorporación y mantenimiento

en el mercado de trabajo de los colectivos más vulnerables

ante el empleo.

MEDIDA 13

PARTICIPACIÓN DE LAS

ENTIDADES LOCALES

EN PROGRAMAS DE

ORIENTACIÓN Y ATENCIÓN

PERSONALIZADA

MEDIDA 14

LAS REDES DEL TERCER

SECTOR ESPECIALIZADAS EN

LA ATENCIÓN INTEGRAL DE

COLECTIVOS

36<índice>Las ‘Redes de Economía Social y Solidaria’, con un importante

auge durante la última década en distintos territorios, tienen,

entre otras líneas de actuación, las de acompañamiento y

promoción de sectores de población más vulnerables ante

el empleo y el riesgo de exclusión social. Desde los SPE,

se colaborará con estas redes para la reincorporación al

mercado de trabajo de los destinatarios de este PLAN.

Desde los principios de la economía social -con un enfoque

de la actividad económica que tiene en cuenta a las personas,

el medio ambiente y el desarrollo sostenible y sustentable,

como referencia prioritaria por encima de otros intereses, y una fuerte vinculación con el desarrollo local

sostenible y comunitario del territorio-, se ofrecen importantes marcos de colaboración e innovación en

políticas públicas para atender las necesidades de los PLD.

Es indiscutible la importancia del liderazgo del Gobierno de

España, a través del SEPE y del Sistema Nacional de Empleo-

SNE (que cuenta con la participación de las organizaciones

empresariales y sindicales más representativas), en las

políticas de empleo y de su necesario y decisivo papel en la

implementación del PLAN REINCORPORA-T.

La inversión económica y en recursos dirigida al impulso

y aplicación de este PLAN, debe contribuir al logro de los

objetivos marcados.

Al ser el PLAN una actuación extraordinaria financiada

con dinero público se podrá contar con la participación de

las entidades colaboradoras de los Servicios Públicos de

Empleo, en los términos y en las actividades señaladas para la

colaboración público-privada en la Ley de Empleo.

Algunas de estas entidades cubren una gran parte o la totalidad del territorio y operan en varios ámbitos

de especialización además de contar con una larga experiencia en el ámbito de la recolocación y de

trabajo con todo tipo de colectivos.

Es deseable la perspectiva territorial para la participación de estas entidades en el ámbito de las políticas

activas de empleo de cada Comunidad Autónoma, evitando en todo caso duplicidades y descoordinación

y respetando el nivel competencial de cada una de las Administraciones Públicas.

Algunas de estas organizaciones aportan recursos complementarios a los existentes en los Servicios

Públicos de Empleo y en las entidades locales, como pueden ser, entre otros, herramientas tecnológicas

muy completas (al alcance de todos los usuarios) que permiten acelerar el proceso de búsqueda de

empleo e interactuar de una manera sencilla con otros desempleados, o plataformas que facilitan la

visibilidad de los profesionales que participan en las actividades del PLAN frente a los potenciales

empleadores; haciendo más sencilla y ágil la intermediación laboral y la casación de la oferta y demanda

de empleo.

OBJETIVO 3: GOBERNANZA DE LAS MEDIDAS DE ORIENTACIÓN

La funcionalidad de los Servicios Públicos de Empleo con su configuración autonómica en el desarrollo

de las políticas activas de empleo debe comprenderse desde un nuevo marco relacional entre las

Administraciones Públicas, los interlocutores sociales y las entidades privadas de diversa naturaleza:

empresas, tercer sector, etc.

El papel vertebrador y dinamizador del PLAN REINCORPORA-T en el eje de la Orientación Laboral,

implica la necesidad de consolidar la estructura de los 3.000 técnicos responsables de la Orientación,

MEDIDA 15

PARTICIPACIÓN DE LAS

REDES DE ECONOMÍA SOCIAL

Y SOLIDARIA

MEDIDA 16

PARTICIPACIÓN DE

LAS ENTIDADES Y

ORGANIZACIONES

ESPECIALIZADAS Y

AUTORIZADAS POR LOS

SERVICIOS PÚBLICOS

DE EMPLEO EN LA

RECOLOCACIÓN DE LOS

TRABAJADORES

37<índice>e implantar una vez consolidados la figura del ‘profesional técnico de referencia’ asignado a cada

persona desempleada, garantizando las posibilidades de seguimiento individual, así como de referenciar,

intensificar y dotar de la mayor calidad técnica y humana las diferentes acciones.

Las personas profesionales técnicas de referencia coordinarán las actuaciones con otros profesionales

de diferentes servicios de empleo, incluidos los servicios públicos de empleo de las Entidades Locales,

formación o recursos sociales, para dar coherencia al IPE.

5.2. Eje 2 Formación

Este Eje 2 Formación del Plan REINCORPORA-T comprende los siguientes objetivos y medidas:

Para las personas en PLD o especialmente vulnerables ante el

empleo, las distintas actuaciones de formación para el empleo

dirigidas al aprendizaje, formación y reciclaje profesional serán

objeto de desarrollo y consenso con el profesional técnico de

referencia. La finalidad sería articular un ‘sistema de formación

permanente’ a lo largo de la vida laboral que permita hacer

frente al proceso continuo de cambio y transformación,

constituyendo una garantía tanto para los trabajadores como

para las empresas.

Los Servicios Públicos de Empleo facilitarán el acceso a las acciones formativas para el empleo y

analizarán con el participante su relevancia en el proceso de reincorporación al mercado de trabajo.

OBJETIVO 1: MEJORAR LA COMPETITIVIDAD DE LAS EMPRESAS A TRAVÉS DE LA

CUALIFICACIÓN DE LAS PERSONAS, AJUSTANDO LAS COMPETENCIAS DE LOS

TRABAJADORES A LOS REQUERIMIENTOS ACTUALES Y FUTUROS DEL MERCADO DE

TRABAJO

A través de esta medida se pretende fomentar el empleo y la contratación de las personas desempleadas de larga duración,

mediante acuerdos que suscriben los Servicios Públicos de

Empleo con empresas o entidades para formar a personas

en desempleo para su posterior contratación. La formación

podrá ir orientada a la obtención de los certificados de

profesionalidad u otras formaciones no asociadas al Catálogo

Nacional de Cualificaciones Profesionales y será teórico-

práctica y preferiblemente en formato presencial.

Por parte de los equipos técnicos de orientación y contando,

entre otras, con la colaboración de las asociaciones

empresariales y otras entidades de desarrollo en el ámbito local, se realizarán actuaciones para identificar

potenciales empleadores que tengan necesidad de cubrir puestos de trabajo y requieran de una formación

específica de los trabajadores a contratar.

En estos casos, y en base a lo establecido en el artículo 28 del ‘Real Decreto 694/2017, de 3 de julio, por

el que se desarrolla la Ley 30/2015, de 9 de septiembre, por la que se regula el Sistema de Formación

Profesional para el Empleo en el ámbito laboral’, podrán ser objeto de financiación, al amparo de dicho

Real Decreto, las acciones formativas dirigidas a trabajadores desempleados que incluyan compromisos

de contratación.

Para estas situaciones, los Servicios Públicos de Empleo deberán contar con la agilidad suficiente para

poder impulsar estas ayudas y no perder oportunidades de contratación de estos colectivos vulnerables

ante el empleo.

MEDIDA 17

DISEÑO DE LOS OBJETIVOS

FORMATIVOS EN EL IPE

MEDIDA 18

FORMACIÓN CON

COMPROMISO DE

CONTRATACIÓN

38<índice>OBJETIVO 2: MEJORAR LA EMPLEABILIDAD DE LOS TRABAJADORES CON OBJETO

DE MEJORAR SUS POSIBILIDADES DE OBTENER UN EMPLEO DE CALIDAD, SU

DESARROLLO PERSONAL Y SU PROMOCIÓN PROFESIONAL

Los Servicios Públicos de Empleo potenciarán y reforzarán

el servicio de información y orientación del Sistema de

Certificados de Profesionalidad, a fin de procurar un

conocimiento más generalizado del Sistema de Certificados

de Profesionalidad, del procedimiento de acreditación en sí

mismo y de las ventajas de este Sistema para trabajadores y

empresas.

Los Certificados de Profesionalidad son una buena herramienta

para facilitar el reciclaje profesional de las personas PLD,

mejorar su empleabilidad y reducir los tiempos en desempleo

mediante su reincorporación al mercado de trabajo.

La diversidad de familias profesionales ofrece un amplio abanico de posibilidades a las personas PLD para

optar a una formación de calidad y con reconocimiento de título oficial acreditativo de las cualificaciones

profesionales correspondientes, a través de la obtención de Certificados de Profesionalidad, regulados

con carácter general en el Real Decreto 34/2008, de 18 de enero.

Los Certificados de Profesionalidad deben ser el instrumento básico para la acreditación de las

competencias profesionales y para facilitar el aprendizaje y el reciclaje profesional de aquellas personas

desempleadas especialmente vulnerables ante el empleo y de las que no tengan un positivo pronóstico

de incorporación laboral a 12 meses, sin perjuicio de la posibilidad de cursar otras formaciones como la

formación profesional del sistema educativo.

El profesional técnico de orientación deberá valorar, atendiendo a los recursos existentes en su territorio

y a las competencias y necesidades del desempleado, si los Certificados de Profesionalidad son la

opción más acertada y viable para cubrir las necesidades formativas de la persona PLD, facilitándole

toda la información necesaria para poder acceder a la acreditación de sus competencias a través del

reconocimiento de la experiencia profesional.

MEDIDA 19

LA INFORMACIÓN SOBRE

LOS CERTIFICADOS DE

PROFESIONALIDAD

39<índice>Por su parte, los Servicios Públicos de Empleo en cada territorio deberán dar prioridad y generar

opciones para acreditar las competencias profesionales adquiridas a través de la experiencia laboral

de las personas PLD e impulsar la obtención de Certificados de Profesionalidad vinculados a las

familias profesionales mayormente demandadas. Para ello se desarrollará una oferta abierta todo el año

en formación profesional para la obtención de los Certificados de Profesionalidad, con programación

anual o plurianual según la duración de la especialidad, que deberá estar presente en todas las grandes

ciudades. Se trabajará para que haya oferta suficiente que permita el acceso a la acreditación en todos

los niveles de la especialidad formativa, poniendo el foco en los empleos más contratados en los 2 años

anteriores (al menos el 40% de los contratos laborales en el territorio de referencia).

También se considerarán aquellas especialidades formativas vinculadas a empleos que se vayan a

necesitar por las empresas en el territorio correspondiente en los próximos 3 años, como medida de

anticipación para evitar dejar sin cubrir las nuevas ofertas que se produzcan en la zona.

Los profesionales técnicos de orientación deberán identificar

en el IPE si la persona desempleada debe o no adquirir

competencias clave (lengua castellana -y otras lenguas

oficiales en las CC. AA.-, lenguas extranjeras, matemáticas,

etc.).

El Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) ha

establecido competencias clave en el marco europeo de

la ‘Recomendación sobre competencias clave para el

aprendizaje permanente (2006)’. Para dichas competencias

clave, el SEPE ha establecido programas formativos basados en resultados de aprendizaje, que están

incluidos en el Catálogo de Especialidades Formativas que utilizan todos los Servicios Públicos de

Empleo para establecer sus ofertas de formación financiadas con fondos públicos.

En dichas ofertas se incluye la formación en competencias clave a través de acciones formativas que

pueden realizarse en modalidad presencial y a través de la tele-formación.

Dichas competencias serán certificadas por la administración laboral competente según lo establecido

en la Orden ESS/1897/2013, de 10 de octubre, por la que se desarrolla el Real Decreto 34/2008, de 18

de enero, por el que se regulan los certificados de profesionalidad, y por los Reales Decretos por los

que se establecen certificados de profesionalidad y su desarrollo y aplicación.

Asimismo, el Real Decreto 694/2017, de 3 de julio, por el que se desarrolla la Ley 30/2015, de 9 de

septiembre, por la que se regula el Sistema de Formación Profesional para el Empleo en el ámbito

laboral, y para facilitar el acceso a la formación en competencias clave, introdujo la posibilidad de que

esta formación pudiera realizarse también mediante iniciativa privada no financiada con fondos públicos.

Por otro lado, los Servicios Públicos de Empleo realizan convocatorias para la evaluación de las

competencias clave que hayan adquirido las personas a través de otras vías, de manera que, una vez

superadas las pruebas correspondientes, la administración laboral competente expide dicha certificación

de competencia clave, tal y como se recoge en la citada Orden ESS/1897/2013, de 10 de octubre.

Las competencias clave que se pueden adquirir son las siguientes:

• Comunicación en Lengua Castellana (nivel 2 y nivel 3).

• Competencia matemática (nivel 2 y nivel 3).

• Comunicación en lenguas extranjeras (nivel 2 y nivel 3).

• Comunicación en lenguas oficiales en las CC.AA. (nivel 2 y nivel 3).

Se promoverá el desarrollo de programas formativos en competencias clave, destinados a las personas

PLD y otros colectivos con mayores dificultades de acceso a la formación, para asegurar que todas

las personas desempleadas adquieren las competencias básicas en lengua castellana -y otras lenguas

MEDIDA 20

FORMACIÓN EN

COMPETENCIAS CLAVES

40<índice>oficiales en las CC.AA.-, comunicación en lengua extranjera y competencia matemática; que faciliten

su inserción en el mercado de trabajo, la mejora de sus posibilidades presentes y futuras de empleo y

estimulen el aprendizaje a lo largo de toda la vida laboral.

Se establecerán vías de cooperación entre los Servicios Públicos de Empleo y la administración educativa

para poner en marcha programas de adquisición de competencias clave para las personas PLD.

Todo ello más allá de la necesaria revisión del enfoque metodológico de las competencias clave, así

como de la valoración individual que, como ya se ha señalado, se haga teniendo en cuenta la conciliación

entre la adquisición de las competencias clave y las necesidades de inserción del colectivo.

Estos programas están dirigidos a dar respuesta a las

nuevas necesidades provenientes del proceso de cambio

tecnológico, digital y productivo. Estos programas deberán

contemplar de manera particular las necesidades del colectivo

de trabajadores mayores de 45 años y de aquellos otros con

menores competencias digitales. De manera especial el del

colectivo de mujeres PLD.

La creación de empleo ligada a la irrupción de nuevas

tecnologías y la creciente robotización de la economía presenta

cada vez mayor solidez. Un cambio que está transformando

nuestro estilo de vida y la forma en la que nos relacionamos, pero que también influye en los procesos

productivos, el modo de consumir y, por tanto, la propia dinámica del mercado de trabajo. La inteligencia

artificial, la robótica, la realidad virtual, la gestión y almacenamiento de datos fuera de los espacios

físicos, las aplicaciones móviles, las redes sociales o el comercio online, forman ya parte de nuestro

presente y su influencia es previsible que se intensifique en el futuro. Esta transformación permitirá la

aparición de actividades y profesiones que hoy no existen y, como resultado, la creación de nuevos

empleos a medio y largo plazo.

En el caso de España, el ‘Observatorio para el Análisis y Desarrollo Económico de Internet (Adei)’

calcula que surgirán 3,2 millones de empleos ligados a la digitalización hasta 2030 y otros 600.000 con

un alto componente humano, poco susceptibles de ser sustituidos por máquinas. La historia demuestra

que los avances tecnológicos generan un impacto muy beneficioso tanto en la economía, en general,

como en el mercado de trabajo, en particular.

De acuerdo con diversos estudios, en la actualidad, este cambio ya se ha traducido en la aparición de

nuevos trabajos a lo largo del último lustro: desde especialista en marketing digital y administrador de

redes sociales, hasta analista de Big Data o diseñador y desarrollador de aplicaciones móviles, entre

otras profesiones ligadas al mundo virtual. El internet de las cosas, la impresión 3D, la biotecnología y

nanotecnología, el coche autónomo, los drones, la domótica, la agricultura urbana, la enseñanza digital,

los órganos artificiales y la extensión e implantación de nuevos servicios online, entre otros, son ámbitos

de previsible creación de empleo.

Los Servicios Públicos de Empleo desarrollan actuaciones y líneas de trabajo, en el eje central de la

formación, para preparar estos cambios y centrar gran parte de sus actuaciones en el impulso de nuevas

especialidades formativas vinculadas a las nuevas tecnologías. A través del PLAN REINCORPORA-T se

intensificarán las diferentes iniciativas de formación profesional para el empleo y se garantizará el acceso

prioritario a las mismas a las personas PLD.

Dentro del Marco Europeo sobre competencias digitales para el aprendizaje permanente, se impulsarán

contenidos comunes homologables en los programas formativos, de tal manera que, en los tres años de

duración del PLAN, las personas PLD podrán adquirir las competencias digitales necesarias y mejorar su

cualificación profesional. En esta línea, se trabajará con las personas PLD en una doble vía:

• Adquisición de los conocimientos básicos y suficientes para el uso de la tecnología como herramienta

de trabajo, imprescindible para el acceso a la gran mayoría de los empleos, impulsando cursos de

MEDIDA 21

FORMACIÓN EN

COMPETENCIAS DIGITALES

41<índice>formación de nivel básico e intermedio en soluciones de Microsoft (Excel, Word, Power Point,

Outlook e Internet en general).

• Adquisición de conocimientos específicos vinculados a una especialidad tecnológica (lenguajes

de programación, desarrollo de aplicaciones, robótica, etc.). En este caso, se impulsarán acciones

formativas concretas y especializadas.

Con la finalidad de reducir la brecha de género en el sector tecnológico y favorecer la adquisición por

las mujeres de competencias digitales, los profesionales técnicos que atiendan a las personas PLD,

informarán de forma especial a las mujeres para que se animen a participar en estas especialidades

formativas, dando prioridad a sus solicitudes.

Nuevas necesidades sociales vinculadas en torno al cambio

climático y la transición ecológica, el reto demográfico del

despoblamiento del mundo rural y el envejecimiento de

la población, así como las necesidades de servicios de

proximidad y cuidados como resultado de los cambios

organizativos y modelos de vida actuales; articulan sectores

y actividades de interés preferente en los que se generarán

importantes yacimientos de empleo.

Se propone el desarrollo y priorización para la cualificación

de las personas PLD en sectores de interés preferente, entre

otros, aquellos relacionados con:

• La sostenibilidad ambiental y transición energética vinculada a medidas de lucha contra el cambio

climático, cualificación agraria, forestal y empleo rural.

• El ámbito de los cuidados, asistencia personal y servicios de proximidad y dependencia.

• Todos aquellos derivados de los procesos de digitalización y cambio tecnológico.

• Así como todos los que se identifiquen en el Informe Anual de Prospección y Detección de

Necesidades Formativas del Observatorio de las Ocupaciones.

Todas estas acciones formativas deberán considerar la perspectiva de género e incluir actuaciones

específicas de igualdad, para no seguir profundizando en brechas de género al reproducirse la situación

señalada en los apartados anteriores.

Las personas en PLD, además del deterioro de sus capacidades profesionales, sufren una mayor falta de motivación e

inseguridad ante una posible reincorporación laboral, lo que

suma una pérdida de autoestima que las hace más vulnerables

a la reinserción laboral.

Los Servicios Públicos de Empleo diseñarán actuaciones y

servicios que puedan atender los procesos de preparación

y motivación para la reincorporación al mercado de trabajo,

especialmente para las personas desempleados que llevan 24

meses y más en paro. Para organizar esas actuaciones podrán

guiarse por estrategias grupales, locales y/o sectoriales, con posibilidades de incorporar dinámicas de

apoyo mutuo y dotadas, en todo caso, de una perspectiva de género.

Se pretenden facilitar procesos orientados al mantenimiento de un adecuado nivel de motivación y

autovaloración ante una posible reincorporación al mercado de trabajo, especialmente para personas en

PLD con un largo periodo de inactividad laboral, con acciones específicas de apoyo formativo y de refuerzo

psicológico, para lo que se contará con la colaboración de los oportunos servicios sociales y de salud,

cuya intervención será solicitada o facilitada por el Orientador que siga la trayectoria profesional del PLD.

MEDIDA 22

PROGRAMAS DE

FORMACIÓN ORIENTADOS

A LA CUALIFICACIÓN EN

SECTORES DE INTERÉS

PREFERENTE E INTERÉS

PÚBLICO

MEDIDA 23

PROGRAMA PARA LA

REINCORPORACIÓN DE

PERSONAS PARADAS

CON 24 MESES Y MÁS EN

DESEMPLEO

42<índice>5.3. Eje 3 Oportunidades de empleo

Este eje incluye las actuaciones que tienen por objeto incentivar la contratación, la creación de empleo o

el mantenimiento de los puestos de trabajo de calidad para personas en PLD y colectivos especialmente

vulnerables ante el empleo con el fin de avanzar hacia un mercado de trabajo más inclusivo y sostenible.

Entre las medidas para incentivar la contratación están las bonificaciones a la creación de empleo.

Actualmente existen multiplicidad de bonificaciones y ayudas que además de limitar el potencial de su

uso diluyen su efectividad. Se propone racionalizar el régimen de bonificaciones, fruto de una evaluación

previa de su eficiencia, limitándolas a facilitar el acceso al mercado de trabajo a aquellos colectivos más

vulnerables ante el empleo.

El ‘Plan Director por un Trabajo Digno’ incluye una amplia batería de medidas operativas y organizativas

para luchar contra la precariedad laboral, medidas que se dirigen a revertir los problemas más graves

que presenta nuestro mercado de trabajo y que, de manera más relevante, afectan a los colectivos más

vulnerables ante el empleo.

43<índice>Este Eje 3 de Oportunidades de Empleo del PLAN REINCORPORA-T comprende los siguientes objetivos:

OBJETIVO 1: LA CONTRATACIÓN PÚBLICA Y LA RESPONSABILIDAD HACIA SECTORES

MÁS VULNERABLES

Las políticas públicas en el ámbito de las compras y contratación administrativas son un instrumento clave

para el impulso y la mejora en las prácticas de acceso y mantenimiento del empleo para las personas en

PDL y otros colectivos vulnerables ante el empleo, así como para la inclusión en ellas de una perspectiva

de género.

El gasto de las distintas Administraciones Públicas en compras y en contratación suponen una cantidad

aproximada del 18,5 por ciento del PIB. Este volumen económico tiene una influencia relevante en nuestro

mercado de trabajo.

En este sentido, la ‘Agenda 2030 de Objetivos de Desarrollo Sostenible’ indica la necesidad de ejercer

una ‘Contratación Pública Responsable’, incorporando consideraciones de tipo social, medioambientales

y de comercio justo en las compras y contrataciones de las administraciones, con el objetivo de

transformar nuestro modelo de producción y consumo hacia formas más equitativas de desarrollo y

sostenibles. Por su parte, la Ley 9/2017, de 8 de noviembre, de Contratos del Sector Público, por la

que se transponen al ordenamiento jurídico español las Directivas del Parlamento Europeo y del

Consejo 2014/23/UE y 2014/24/UE, de 26 de febrero de 2014, establece la posibilidad de incluir este

tipo de consideraciones sociales en los contratos públicos. Consideraciones que podrán incluirse en

todas las fases de la contratación, tanto al diseñarse los criterios de adjudicación, como los criterios

cualitativos para evaluar la mejor relación calidad-precio, o como condiciones especiales de ejecución.

En particular, en el caso de las condiciones especiales de ejecución, la Ley impone la obligación al órgano

de contratación de establecer en el pliego al menos una de las condiciones especiales de ejecución de

tipo medioambiental, social o relativas al empleo, que se listan en el artículo 202 de la Ley, siempre que

dichos criterios guarden relación con el objeto del contrato a realizar.

La incorporación de cláusulas sociales, que generen un mercado de trabajo inclusivo, supone un desafío

para las entidades del sector público, para las empresas proveedoras y las entidades licitadoras. Y

representa una buena oportunidad para su utilización conforme a los objetivos de política de empleo.

Los Servicios Públicos de Empleo promoverán aquellas

acciones formativas, campañas de información y buenas

prácticas dirigidas a los agentes públicos responsables de

la contratación para la incorporación de consideraciones

sociales que favorezcan un mercado de trabajo inclusivo y

sostenible. Para ello, se fomentará la articulación de aquellas

consideraciones que contribuyan a combatir el paro de larga

duración, especialmente en los sectores más vulnerables ante

el empleo y con una perspectiva de género.

Se puede valorar que para aquellos contratos públicos que impliquen la necesidad para la empresa

adjudicataria de contratar al menos a 10 nuevos trabajadores para su realización, se incorpore como

criterio de adjudicación la contratación de personas en PLD, siempre que ello pueda vincularse al

objeto del contrato en los términos previstos en el artículo 145 de la ‘Ley 9/2017, de 8 de noviembre, de

Contratos del Sector Público (LCSP)’. La valoración del criterio dependerá del número de personas en

PLD contratadas, respecto del máximo de personal posible.

Se recomienda a las Administraciones Públicas y otros entes públicos contratantes el máximo rigor

en la exigencia y cumplimiento de las consideraciones de tipo social, que deben hacer extensivo a las

empresas subcontratistas, en los términos que contempla la LCSP.

Esta medida en su conjunto se debatirá y acordará en la Comisión Interministerial para la incorporación

de criterios sociales en la contratación pública, creada por Real Decreto 94/2018, de 2 de marzo.

MEDIDA 24

PROGRAMA DE

SENSIBILIZACIÓN PARA LA

INCLUSIÓN DE CLÁUSULAS

SOCIALES EN LOS PROCESOS

DE CONTRATACIÓN

44<índice>Los Servicios Públicos de Empleo, atendiendo a las prioridades

territoriales, sectoriales y de los sectores más vulnerables ante

el empleo, diseñarán actuaciones de seguimiento y fomento

de las buenas prácticas en la contratación pública.

Los Servicios Públicos de Empleo, con la colaboración de

otras entidades especializadas, facilitarán a las empresas

licitadoras, candidaturas de trabajadores que cumplan las

cláusulas sociales requeridas en los procesos de contratación

pública.

La Ley 9/2017, de 8 de noviembre, de Contratos del Sector

Público, en su Disposición adicional cuarta, señala que

mediante Acuerdo del Consejo de Ministros o del órgano

competente en el ámbito de las Comunidades Autónomas y de

las Entidades Locales, se fijarán porcentajes mínimos de reserva

del derecho a participar en los procedimientos de adjudicación

de determinados contratos o de determinados lotes de los

mismos a Centros Especiales de Empleo de iniciativa social

y a empresas de inserción reguladas -a condición de que el

porcentaje de trabajadores con discapacidad o en situación

de exclusión social de los Centros Especiales de Empleo, de

las empresas de inserción o de los programas sea el previsto

en su normativa de referencia, fijando las condiciones mínimas

para garantizar el cumplimiento de lo establecido.

A partir del desarrollo de esta medida por el Consejo de Ministros, el SEPE promoverá el cumplimiento de

la aplicación, por los órganos del Sector Público Estatal, del porcentaje mínimo de reserva señalado en

la referida Ley, fomentando a su vez que los Servicios Públicos de Empleo correspondientes realicen un

seguimiento de esta modalidad de contratación, promocionando las buenas prácticas en la contratación

de Centros Especiales de Empleo de iniciativa social y de Empresas de Inserción reguladas.

MEDIDA 25

PROGRAMA DE SEGUIMIENTO

DE LA INCORPORACIÓN

DE CLÁUSULAS SOCIALES

EN LOS PROCESOS DE

CONTRATACIÓN

MEDIDA 26

PROVISIÓN DE

TRABAJADORES PARA

EL CUMPLIMIENTO DE

CLÁUSULAS SOCIALES

MEDIDA 27

FOMENTO DE LOS

CONTRATOS RESERVADOS

PARA CENTROS ESPECIALES

DE EMPLEO DE INICIATIVA

SOCIAL Y PARA EMPRESAS

DE INSERCIÓN REGULADAS

45<índice>OBJETIVO 2: LA RESPONSABILIDAD SOCIAL EMPRESARIAL Y EL VALOR AÑADIDO DE

LA GENERACIÓN DE EMPLEO PARA PERSONAS CON DIFICULTADES DE ACCESO AL

MERCADO DE TRABAJO

Complementariamente a la inclusión de criterios de valoración de las empresas y de otras entidades

privadas en los procesos de contratación pública, se propone articular actuaciones de reconocimiento

de la ‘Responsabilidad Social Empresarial’ para que dentro de su contribución activa y voluntaria a

la mejora social, económica y ambiental, incluyan acciones concretas y medibles para el ejercicio de

buenas prácticas en la contratación de trabajadores, dirigiendo parte de esa contratación a colectivos

de personas en PLD y colectivos vulnerables, siempre teniendo en cuenta la perspectiva de género, para

ayudar a crear un mercado de trabajo inclusivo y sostenible.

Se propone articular un sistema que genere un valor añadido

mediante el incremento del crédito formativo para las

empresas que incorporen y mantengan de forma estable tasas

de inserción de trabajadores que provengan del PLD.

Aquellas empresas que en la creación de empleo neto

incorporen y mantengan de forma estable un porcentaje

de trabajadores desempleados de PLD superior al 10%,

se bonificarán con una ampliación de su crédito formativo

del 5% para el ejercicio siguiente en el que se cumpla tal

condición. La estabilidad en el empleo, para su cómputo,

deberá ser superior a un año continuado de trabajo.

Con el fin de articular este nuevo sistema, se promoverán las medidas de modificación normativa

procedentes de la ‘Ley 30/2015, de 9 de septiembre, por la que se regula el Sistema de Formación

Profesional para el empleo en el ámbito laboral’, del Real Decreto 694/2017, de 3 de julio, que la

desarrolla, así como de la Orden TAS/2307/2007, de 27 de julio, que desarrolla el antiguo Real Decreto

de desarrollo de la Ley reguladora del subsistema de formación profesional para el empleo. Esta

modificación servirá para incluir la ‘Responsabilidad Social Corporativa (o Empresarial)’ como nuevo

criterio de cuantificación de bonificación del crédito formativo, entendida dicha responsabilidad como

el compromiso con la reducción del paro de larga duración asumido mediante la contratación indefinida y

estable de desempleados de PLD y otros colectivos vulnerables ante el empleo. Asimismo, para favorecer

la utilización del crédito formativo por las PYMES se estudiará su flexibilización y la implantación de un

tratamiento específico a través de sus estructuras paritarias sectoriales, que a la vez de facilitar el acceso

al crédito formativo a estas empresas contribuya a lograr su mayor difusión.

Además, se estudiarán con el Ministerio de Hacienda y con el Ministerio de Economía y Empresa las

medidas de incentivación fiscal adecuadas, tales como deducciones por la creación de empleo

estable para desempleados de larga duración. Las deducciones serán mayores cuando el empleador

haya contratado a uno o más profesionales considerados como de menor empleabilidad (según criterios

previamente definidos.)

En este sentido, los Servicios Públicos de Empleo determinarán, según sus circunstancias particulares,

los factores y criterios que definen a las personas en PLD en su territorio y fijarán sus prioridades. Entre

estos factores, podrán considerarse:

• Si pertenecen a un género infrarrepresentado en la ocupación referida.

• Si carecen de ingresos y tienen más de 61 años.

• Si han permanecido durante la mayor parte de su vida profesional en una ocupación ahora

desaparecida en la zona en la que residen.

• Si están próximos a la edad de acceso al derecho a pensión contributiva de la Seguridad Social y

existe el riesgo de no cumplir con el requisito de la carencia exigible.

MEDIDA 28

EMPRESAS SOCIALMENTE

COMPROMETIDAS CON LA

INSERCIÓN DE PERSONAS

PLD

46<índice>• Si han sufrido una enfermedad grave que les ha dejado en una situación de incapacidad temporal

durante periodos superiores a 18 meses y pérdida del puesto de trabajo.

• Si tienen hijos menores a cargo.

• Si han llegado a una determinada edad sin cualificación.

• Si han estado internados en instituciones penitenciarias o centros de rehabilitación.

• Otros factores.

Los Servicios Públicos de Empleo de cada Comunidad Autónoma, una vez definidos sus criterios, abrirán

un censo donde podrán incorporar a las personas en PLD en las que concurran estas características

para poder ponerlas a disposición de los profesionales de Orientación Laboral, por un lado, y de los

potenciales empleadores, por otro, con la finalidad de darles prioridad en las oportunidades de empleo

que surjan.

Adicionalmente, los Servicios Públicos de Empleo mantendrán un registro especial de empresas

oferentes de empleo que por sus especiales características (temporalidad, poca cualificación, campañas

de recogida de productos agrícolas, etc.) puedan ser ofertadas de forma preferente a las personas en

PLD.

Todas las empresas que, por una u otra vía, contraten en los términos referidos en el párrafo segundo de

esta Medida, serán acreedoras de los beneficios en materia de formación y fiscales que se determinen.

A continuación, se establecen medidas a favor de personas con discapacidad y mujeres víctimas de

violencia de género, dos colectivos que ven empeorada su situación cuando a su condición unen la de

personas afectadas por el PLD.

Se propone articular un sistema que genere un valor añadido mediante el incremento del crédito formativo para las

empresas y otras entidades privadas que superen y

mantengan de forma estable tasas de inserción para

personas con discapacidad por encima de las exigencias

legales.

Las Microempresas (1 a 9 trabajadores) y Pequeñas Empresas

(de 10 a 49 trabajadores) que, sin estar obligadas a la tasa

de reserva del 2% por tener menos de 50 trabajadores,

mantengan en plantilla tasas superiores al 5% de trabajadores

con discapacidad, se bonificarán con una ampliación de su

crédito formativo del 10% para el ejercicio siguiente en el que

se cumpla la condición.

MEDIDA 29

EMPRESAS SOCIALMENTE

COMPROMETIDAS CON LA

INSERCIÓN DE PERSONAS

CON DISCAPACIDAD

47<índice>Las empresas que, estando obligadas a la tasa de reserva del 2% por tener 50 y más trabajadores,

mantengan en plantilla tasas superiores al 10% de trabajadores con discapacidad, se bonificarán con

una ampliación de su crédito formativo del 5% para el ejercicio siguiente en el que se cumpla la condición.

A fin de articular este nuevo sistema, se promoverán las medidas de modificación normativa procedentes

de la ‘Ley 30/2015, de 9 de septiembre, por la que se regula el Sistema de Formación Profesional para

el empleo en el ámbito laboral’, del Real Decreto 694/2017, de 3 de julio, que la desarrolla, así como

de la Orden TAS/2307/2007, de 27 de julio, que desarrolla el antiguo Real Decreto de desarrollo de la

Ley reguladora del subsistema de formación profesional para el empleo. Esta modificación servirá para

incluir la ‘Responsabilidad Social Corporativa (o Empresarial)’ en relación con la inserción laboral de

las personas con discapacidad, como nuevo criterio de cuantificación de crédito formativo bonificado.

Para este colectivo y en relación con las PYMES, se tendrán en cuenta las medidas de flexibilización y

tratamiento específico para estas empresas del acceso al crédito formativo señaladas en la Medida 28.

Garantizando la confidencialidad de los datos de las

destinatarias, se promoverá, en colaboración con el ‘Instituto

de la Mujer y para la Igualdad de Oportunidades’, la creación

de una red de empresas en las que se facilite la colocación

de mujeres desempleadas víctimas de violencia de género.

Para estar incluidas en esta red, las empresas deberán contar

con las medidas de flexibilización de tiempo y lugar de trabajo

adecuadas, también se tendrá en consideración su evolución

en cuanto a sus ‘Planes de Igualdad’ y se fomentará una vía

de intermediación laboral prioritaria entre oferta y demanda de

empleo en estas empresas.

Diversos estudios han puesto de manifiesto la existencia de

sesgos discriminatorios -en muchos casos inconscientes- en

los procesos de selección de personal. Cuando ello ocurre, se

descartan con mayor frecuencia a mujeres o a personas que

tienen nombres con connotaciones extranjeras, o con edades

consideradas no idóneas por la razón que fuere. Esta situación

discriminatoria se manifiesta en mayor medida cuando son

personas PLD.

El SEPE, para evitar posibles sesgos discriminatorios, en

colaboración con el ‘Instituto de la Mujer y para la Igualdad

de Oportunidades’, promoverá la implantación de procesos

despersonalizados de selección, utilizando el currículum “anónimo o ciego”, para sensibilizar a las

empresas sobre la existencia de estos sesgos, a veces inconscientes, y de cómo detectarlos y combatirlos.

Los procesos de selección despersonalizados se centran exclusivamente en las capacidades de la

persona candidata al puesto de trabajo a cubrir y suprimen referencias personales irrelevantes para el

puesto, tales como: nombre, sexo, edad, fotografía u otras circunstancias personales.

Las empresas que reciban ayudas y/o subvenciones de las

administraciones públicas por importe de 150.000 o más euros

anuales para la prestación de cualquier tipo de obra o servicio

y que cuenten con 10 o más trabajadores tendrán en cuenta,

cuando sea necesario el incremento de su plantilla, candidaturas

de personas PLD para la contratación de, al menos, un

trabajador de este colectivo. Estas empresas gozarán de los

beneficios en materia de formación profesional y de posibles

incentivos fiscales que se recogen en la Medida 28.

Cuando los beneficiarios sean pequeñas empresas o

microempresas se valorará el impacto para tomar esta medida.

MEDIDA 31

EMPRESAS SOCIALMENTE

COMPROMETIDAS Y EL

CURRÍCULUM VITAE ANÓNIMO

PARA LA SELECCIÓN DE

PERSONAL

MEDIDA 32

EMPRESAS QUE RECIBEN

AYUDAS Y SUBVENCIONES

DE LAS ADMINISTRACIONES

PÚBLICAS, Y SU

CONTRIBUCIÓN A LA

CONTRATACIÓN DE

PERSONAS PLD

MEDIDA 30

EMPRESAS SOCIALMENTE

COMPROMETIDAS CON LA

INSERCIÓN DE MUJERES

VÍCTIMAS DE VIOLENCIA DE

GÉNERO

48<índice>OBJETIVO 3: FOMENTO DE LA CONTRATACIÓN EN ACTIVIDADES DE INTERÉS

PREFERENTE E INTERÉS PÚBLICO

Se fomentará la contratación en sectores de interés preferente y público, que ayuden a las personas más

vulnerables a conseguir un empleo decente, en sectores y actividades de alto contenido económico y

social, como son:

• La sostenibilidad ambiental y transición energética vinculada a medidas de lucha contra el cambio

climático, cualificación agraria, forestal y empleo rural.

• El ámbito de los cuidados, asistencia personal y servicios de proximidad y dependencia.

Todas las actuaciones que se lleven a cabo en la implementación de las políticas correspondientes para

conseguir los anteriores objetivos se realizarán desde una perspectiva de inclusión, género e igualdad.

Actuaciones para el desarrollo y el empleo en el medio rural

Para hacer efectivas las medidas de desarrollo en el medio rural, se contará con la colaboración de las

organizaciones relacionadas con la actividad agropecuaria presentes en el territorio (organizaciones de

agricultores y ganaderos, cooperativas, etc.), porque son las que pueden facilitar que las iniciativas en

este terreno lleguen a los destinatarios finales.

Los servicios de proximidad y de atención a las personas

tienen extraordinaria importancia en el medio rural. Este sector

es muy importante para activar el empleo en dicho ámbito,

ya que supondría transformar el problema del envejecimiento

que afecta a la población del medio rural en una oportunidad

de empleo que preste servicios a los residentes en este medio.

Para ello:

• Se tratará de resolver los problemas que limitan el acceso a

la formación con certificado de profesionalidad.

• Se potenciará el emprendimiento en el ámbito local para la

prestación de estos servicios (impulsando la fórmula de las

cooperativas de trabajo asociado), Para ello, es conveniente

la revisión de la fórmula elegida para la adjudicación pública

de la prestación de estos servicios, de tal manera que se

sitúe en igualdad de condiciones el emprendimiento local y

los recursos invertidos reviertan en beneficio de la comunidad

en la medida de lo posible y contribuyan así a dinamizar la

economía local.

El reto demográfico del despoblamiento rural generalizado

en todo el Estado ha supuesto un progresivo abandono de la

actividad rural y de la conservación del su patrimonio natural.

Proyectos de conservación de la biodiversidad, mantenimiento

forestal, reforestación y prevención de incendios, control

de especies invasoras, proyectos de transición energética,

transición agrícola a modelos ecológicos y sostenibles o

similares, pueden contribuir a la fijación de población y a la

generación de empleo en el medio rural.

A estos efectos, por ejemplo, se incentivarán proyectos de

interés general relacionados con el medioambiente y contra el

cambio climático que dinamicen el mundo rural y ayuden a su

conservación mejorando la vida de sus habitantes.

MEDIDA 33

PROGRAMAS DE

CONTRATACIÓN PARA

ACTIVIDADES DE INTERÉS

PREFERENTE Y UTILIDAD

PÚBLICA PARA LA

REACTIVACIÓN DE LAS

PERSONAS PARADAS DE

LARGA DURACIÓN CON

ESPECIAL ATENCIÓN EN EL

MEDIO RURAL

MEDIDA 34

FOMENTO DEL

PARTENARIADO PARA

ACCIONES DE INTERÉS

MEDIOAMBIENTAL Y CONTRA

EL CAMBIO CLIMÁTICO EN EL

MEDIO RURAL PROMOVIDAS

POR ENTIDADES LOCALES,

EMPRESAS Y ENTIDADES DE

LA ECONOMÍA SOCIAL

49<índice>Con el objeto de apoyar el mantenimiento y la llegada

de población al ámbito rural, se estudiarán medidas de

incentivo a la incorporación de trabajadores jóvenes en

sector agropecuario. Dichas medidas se podrán orientar, en

particular, a favorecer la sustitución de trabajadores jubilados

por trabajadores jóvenes, evitando en todo caso, medidas que

puedan generar incentivos a la prejubilación.

Para incidir sobre la pérdida de actividad en los municipios

de hasta 5.000 habitantes, especialmente en actividades

agropecuarias, oficios tradicionales y artesanales, se

fomentarán y apoyarán los programas de recuperación de

actividades empresariales por parte de las mujeres y de

personas paradas de larga duración.

A estos efectos, resulta imprescindible establecer mecanismos

que faciliten el acceso a la financiación, ya que es el factor

más limitativo a la hora de emprender.

Los pequeños productores agropecuarios y artesanos tienen

dificultades de acceso a los mercados ordinarios, por lo

que ven condicionada la viabilidad y sostenibilidad de sus

actividades económicas.

Se fomentará, tanto desde los marcos normativos como

desde otros aspectos prácticos, la regulación y promoción

del comercio de proximidad y redes de consumo cortas que

generen un mayor retorno económico y las posibilidades de

sostenibilidad para los productores primarios en el ámbito

rural.

MEDIDA 35

MEDIDAS EN EL ÁMBITO

RURAL

MEDIDA 36

LA RECUPERACIÓN DE

ACTIVIDADES ECONÓMICAS

EN EL MEDIO RURAL

MEDIDA 37

DESARROLLO DEL COMERCIO

Y REDES DE CONSUMO DE

PROXIMIDAD

50<índice>Ámbito de los cuidados, asistencia personal y servicios de proximidad

Los trabajos de cuidados, relacionados con las necesidades de limpieza, alimentación o cuidado de las

personas dependientes, suelen ser tareas poco valoradas, invisibles y en muchos casos no remuneradas.

Y son desempeñadas, en su inmensa mayoría, por mujeres.

Las dinámicas actuales de vida conllevan una importante y variada demanda para cubrir estos trabajos:

para ayudar a las familias a cuidar de sus mayores, para hacerse cargo de los menores o para la realización

de las tareas domésticas. La correcta cobertura de estas necesidades es imprescindible para el buen

funcionamiento y organización de la vida social y, en muchos casos, contribuyen a facilitar la conciliación

laboral y familiar.

Son actividades intensivas en mano de obra y uno de los sectores de actividad económica y de generación

de empleo potencialmente más interesante de los existentes en el Sector Servicios. Como indica el

“XVIII Dictamen del Observatorio de la Dependencia”, de marzo de 2018, “este es un sector que está

generando un total de 36 empleos directos, estables y no deslocalizables por cada millón de euros de

gasto público”, y con importantes tasas de retorno y “recuperación del gasto público en 2017 en torno

al 0,397”, lo que supone que “por cada 100 euros de gasto público en Dependencia se recuperaron

directamente unos 40 euros”.

Las personas que trabajan en el ámbito doméstico, en su inmensa mayoría mujeres y muchas de ellas inmigrantes,

son un colectivo que sufre particulares situaciones de

desprotección y de abusos en el trabajo. Este ámbito laboral

es un entorno en el que personas en PLD, también pueden

encontrar oportunidades de empleo, siendo necesario

promover la mejora de las condiciones laborales. El Convenio

189 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y la

Recomendación 201 sientan la base normativa para mejorar las

condiciones de trabajo y de vida de las personas empleadas en

una actividad laboral que desde siempre ha sido subvalorada. Es un Convenio que, aunque no ratificado

aún por España, sirve de referencia para establecer la hoja de ruta para el avance en la mejora de las

condiciones laborales de este colectivo.

En nuestra economía terciarizada, su ámbito de aplicación abarca una amplia gama de servicios de

cuidados y a una categoría numerosa y creciente de personas trabajadoras que suelen ser migrantes o

miembros de colectivos desfavorecidos. Su trabajo es a menudo poco reconocido, y su vulnerabilidad

laboral y social es de las más altas del mercado de trabajo.

En particular, se promoverá el avance del derecho de la libertad sindical y de asociación de las personas

que trabajen en el ámbito doméstico. Igualmente, en el seno de una mesa técnica, se avanzará para que

disfruten de condiciones de empleo más equitativas y unas condiciones de trabajo más decentes.

Entre las medidas para mejorar la situación de las personas

en PLD y de aquellas en situación de vulnerabilidad ante el

empleo, adquiere gran importancia la recuperación de la

financiación, a cargo de la Administración General del Estado,

de las cuotas del Convenio Especial de los cuidadores no

profesionales de las personas en situación de dependencia.

Esta medida afectará a alrededor de 180.000 personas de las

que el 90% son mujeres.

En este sentido, el Gobierno ha aprobado el ‘Real Decreto-ley

6/2019, de 1 de marzo, de medidas urgentes para garantía

de la igualdad de trato y de oportunidades entre mujeres y

hombres en el empleo y la ocupación’, que modifica el ‘Texto

Refundido de la Ley General de la Seguridad Social, aprobado

MEDIDA 38

PROMOCIÓN DEL TRABAJO

DECENTE EN EL ÁMBITO DEL

TRABAJO DOMÉSTICO

MEDIDA 39

CUALIFICACIÓN Y

ACREDITACIÓN DE

COMPETENCIAS DE

LOS CUIDADORES NO

PROFESIONALES DE

PERSONAS EN SITUACIÓN DE

DEPENDENCIA

51<índice>por el Real Decreto Legislativo 8/2015, de 30 de octubre’, afectando a la vigencia de los Convenios

Especiales en el Sistema de la Seguridad Social de los cuidadores no profesionales de las personas en

situación de dependencia y al régimen jurídico de dichos Convenios. Con esta decisión se recupera una

medida implantada en 2007 y derogada por Decreto en 2012.

A partir del 1 de abril de 2019 los convenios especiales que se suscriban según lo previsto en el ‘Real

Decreto 615/2007, de 11 de mayo, por el que se regula la Seguridad Social de los cuidadores de las

personas en situación de dependencia’, se regirán íntegramente por lo dispuesto en dicho Real Decreto.

Las cuotas a la Seguridad Social y por Formación Profesional establecidas cada año en función de lo

previsto en el artículo 4 del citado Real Decreto serán abonadas conjunta y directamente por el Instituto

de Mayores y Servicios Sociales (IMSERSO) a la Tesorería General de la Seguridad Social.

De esta manera, se pone en valor la figura del cuidador no profesional de personas en situación de

dependencia, quien en muchos casos se ve abocado a abandonar su puesto de trabajo, y por tanto

a interrumpir su carrera de cotización a la Seguridad Social, para cuidar de la persona dependiente,

convirtiéndose en una persona en PLD sin reconocimiento de una tarea que constituye, de hecho, una

verdadera ocupación. Esta medida viene a hacer justicia a este colectivo, que está formado en su inmensa

mayoría por mujeres, ya que tradicionalmente son ellas las que asumen los cuidados de las personas

dependientes.

El Sistema Nacional de Empleo, concretará dentro de los Planes Anuales de Política de Empleo un

Programa de políticas activas de empleo para la realización de una campaña específica para la divulgación

de esta medida y la adopción de las medidas necesarias para promover la formación profesional de

este colectivo de cuidadores no profesionales en el marco del Catálogo Nacional de las Cualificaciones

Profesionales y el correspondiente Catálogo Modular de Formación Profesional gestionado por el Instituto

Nacional de las Cualificaciones (INCUAL). Con ello se mejorará la prestación de los cuidados y servicios

en el presente y se facilitará la continuidad profesional de este colectivo en el sector de actividad de

cuidados personales en el futuro.

Según el Convenio 189 de la OIT, a la espera de ser ratificado por España, la expresión “trabajo doméstico” designa el

trabajo realizado en un hogar u hogares o para los mismos, y

la expresión trabajador doméstico designa a toda persona,

de género femenino o género masculino, que realiza un trabajo

doméstico en el marco de una relación de trabajo.

Igualmente establece que todo trabajador doméstico, tiene

derecho a un entorno de trabajo más seguro y saludable.

El Instituto Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo,

elaborará una Guía Práctica de identificación y evaluación de

riesgos laborales en el hogar familiar.

MEDIDA 40

ELABORACIÓN DE

UNA GUÍA PRÁCTICA

DE IDENTIFICACIÓN,

PREVENCIÓN, Y EVALUACIÓN

DE RIESGOS LABORALES EN

EL HOGAR FAMILIAR

52<índice>OBJETIVO 4: OTRAS MEDIDAS DE FOMENTO DEL EMPLEO

En el año 2018 se realizaron 21,5 millones de nuevas

contrataciones. De ellos el 93,3% (20,0 millones) fueron

contratos temporales, el 34,8% (7,5 millones) fueron contratos

a tiempo parcial, y el 39,8% (8,5 millones) tuvieron una duración

de hasta 30 días. El contrato más utilizado, 1 de cada 3 nuevos

contratos realizados, fue el contrato temporal a tiempo parcial.

De los contratos a tiempo parcial, el 59,5% (4,4 millones), 3

de cada 5 contratos, fueron suscritos por mujeres: el 58,3%

del ‘Eventual por Circunstancias de la Producción’, el 55,9%

del ‘Obra o Servicio’, el 82,5% del ‘Interinidad’ y el 62,0% del

‘Indefinido’. Es evidente que, en la contratación a tiempo

parcial, no querida por la gran mayoría de los que la sufren,

y que afecta en un 60% a las mujeres, está el germen de la

‘brecha salarial’ entre hombres y mujeres.

Por tanto, se promoverá que el uso de la contratación temporal se ajuste al principio de causalidad,

evitando su uso abusivo, y, en colaboración con la ITSS, incrementando el control más efectivo de la

misma, promoviendo límites a la duración de los contratos temporales del mismo trabajador con el mismo

empresario; fomentando la contratación a jornada completa y evitando las enormes diferencias

(60%-40%) entre mujeres y hombres en este tipo de contratación; y apostando y potenciando la

contratación indefinida.

Se consolidará e impulsará el papel que desarrollan las empresas de trabajo temporal en la gestión de la

temporalidad, como gestores profesionales autorizados que contribuyen a la mejora de la empleabilidad

de los colectivos por ellas contratados, aportando garantías de formación y prevención adecuadas para

todos los trabajadores.

Si bien el nivel de paro de larga duración, como el de desempleo general, ha descendido en los últimos años, continúa siendo

un reto mantener esta tendencia positiva. Buena parte del paro

es de larga duración (en el tercer trimestre de 2018, la tasa de

paro de este colectivo en España era del 6,1%, mientras que en

la UE- 28 era del 2,8 %), por lo que la atención a las personas

desempleadas de larga duración es crucial para mejorar el

nivel de empleo de este colectivo, especialmente vulnerable,

ya que con la prolongación de la situación de desempleo se

pierden paulatinamente las posibilidades de reinserción en

el mercado laboral, lo que supone una amenaza notable a la

cohesión social.

En este sentido, el Gobierno ha aprobado el Real Decreto-ley 8/2019, de 8 de marzo, de medidas urgentes

de protección social y de lucha contra la precariedad laboral en la jornada de trabajo, que se inserta

dentro de las medidas adoptadas con el objetivo de luchar contra la precariedad, el paro y la pobreza

laboral, actuando sobre el colectivo de personas en situación de desempleo de larga duración.

A dichos efectos, en el artículo 8 del citado Real Decreto-Ley se introduce un incentivo para los empleadores

que contraten indefinidamente a personas desempleadas e inscritas en la oficina de empleo al menos 12

meses en los 18 meses anteriores a la contratación. Dicho incentivo a la contratación de PLD será una

bonificación de la cuota empresarial a la Seguridad Social por trabajador contratado de 108,33 euros/mes

(1.300 euros/año) durante un periodo de 3 años. Cuando estos contratos se concierten con mujeres, las

bonificaciones indicadas serán de 125 euros/mes (1.500 euros/año) durante el mismo periodo de tiempo.

Y si el contrato se celebra a tiempo parcial las bonificaciones se disfrutarán de manera proporcional a la

jornada de trabajo pactada en el contrato.

MEDIDA 41

REFORZAR LA CAUSALIDAD

DE LA CONTRATACIÓN

TEMPORAL Y DEL CONTRATO

A TIEMPO PARCIAL

MEDIDA 42

INCENTIVAR LA

CONTRATACIÓN INDEFINIDA Y

ESTABLE DE LAS PERSONAS

PARADAS DE LARGA

DURACIÓN

53<índice>Para la aplicación de este incentivo la empresa deberá mantener en el empleo al trabajador contratado al

menos 3 años desde la fecha de inicio de la relación laboral y mantener el nivel de empleo en la empresa

alcanzado con el contrato durante, al menos, 2 años desde su celebración.

Los Servicios Públicos de Empleo, en su tarea de intermediación laboral, promoverán la realización de

este tipo de contratos dirigidos a las personas en PLD.

Estos Programas se podrán desarrollar tanto en ámbitos

urbanos como rurales, manifestando hasta la fecha unos

buenos resultados en ciudades medias.

Para todos aquellos programas de contratación para

actividades de interés preferente y utilidad pública, ya sean en

el ámbito rural o urbano, en pequeños municipios, ciudades

medianas o grandes distritos de ciudades se consolidará

un marco de seguridad jurídica para los ayuntamientos y

entidades públicas participantes, desarrollando un modelo

de contrato, cuya utilización esté reservada a las instituciones y entidades públicas que contraten a

personas que sufren el paro de larga duración, derivadas a estos programas por los Servicios Públicos

de Empleo. De manera que esta contratación asegure que una parte de la jornada se dedica a formación,

acompañamiento u orientación para el empleo.

Dichos contratos no computarían en el cálculo de las plantillas de las entidades y la selección de las

personas trabajadoras no se regiría por el principio de mérito, sino por necesidad o derivación de los

servicios sociales y los servicios de empleo. Se trata de regular una relación laboral, cuyo único objetivo

será favorecer que las personas en situación de PLD retomen el contacto con el mundo laboral y favorecer

que las personas en situación de PLD retomen el contacto con el mundo laboral para aumentar su

empleabilidad y favorecer su reincorporación laboral en otro empleo.

Al tratarse de materia de contratación laboral se llevará al marco del nuevo Estatuto de los Trabajadores

y Trabajadoras, proponiendo su estudio a la Comisión de Expertos y Expertas, y se propondrá para

acuerdo en la Mesa del Diálogo Social.

MEDIDA 43

PROGRAMAS DE

CONTRATACIÓN PARA

ACTIVIDADES DE UTILIDAD

PREFERENTE E INTERÉS

PÚBLICO

54<índice>El fomento de la contratación de personas con discapacidad

Las personas con discapacidad soportan un riesgo de pobreza y/o exclusión mucho más elevado que

aquellas que no tienen discapacidad. Entre los factores que influyen para este mayor riesgo de pobreza

y/o exclusión son la dificultad para el acceso al mercado de trabajo y la carga económica que supone

la discapacidad para las familias. El 17,1% de las personas ocupadas con discapacidad son pobres.

Aunque el empleo de las personas con discapacidad está protegido, tampoco el trabajo les preserva de

la pobreza.

Con las medidas contenidas en este PLAN, procuraremos encontrar soluciones a las personas paradas

de larga duración con discapacidad, pues esta condición incrementa sustancialmente su grado de

vulnerabilidad.

Todas estas medidas serán acordadas con el Departamento ministerial competente en materia de función

pública.

La Ley de Contratos del Sector Público refuerza de modo relevante la dimensión social e inclusiva de la contratación

pública.

La nueva Ley de Contratos del Sector Público ha servido para

trasponer diferentes Directivas europeas al ordenamiento

jurídico español, permitiendo que se incluyan diferentes

reivindicaciones del ‘Comité Español de Representantes de

Personas con Discapacidad (CERMI)’ y de la ‘Plataforma

del Tercer Sector (PTS)’.

Aunque se ha aceptado la petición de prohibir hacer

contrataciones con empresas que no cumplan con la cuota

mínima de reserva del 2% de puestos de trabajo para personas

con discapacidad, no se ha aceptado la exclusión de acceso

a subvenciones a las empresas que no cumplan con esa

exigencia.

Se hace mención expresa a la inserción sociolaboral de personas con discapacidad y el nuevo texto

legal recoge disposiciones suficientes que obligan a que en los pliegos de licitación y en las fases de

contratación se cumplan los requisitos de accesibilidad universal.

Además, se fija un porcentaje mínimo de reserva de contratos con los Centros Especiales de Empleo

por parte de la Administración General del Estado (AGE), a nivel autonómico y local deberán ser dichas

administraciones quienes establezcan dicho umbral mínimo.

Los servicios públicos de empleo autonómicos y locales realizarán el seguimiento de esta modalidad

de contratación, impulsando las buenas prácticas en la contratación tanto en los Centros Especiales

de Empleo de iniciativa social como en las empresas de inserción reguladas, tal y como se recoge en la

Medida 27 de este PLAN.

Se fomentarán convocatorias específicas de empleo público para personas con discapacidad intelectual, garantizando la

cobertura efectiva de un mínimo del 2% de la tasa de reserva

para personas con discapacidad intelectual.

Se mejorará la visibilidad de las ofertas públicas que convocan

tanto las Administraciones Públicas como las entidades del

Sector Público Institucional.

MEDIDA 44

SEGUIMIENTO Y EVALUACIÓN

DEL CUMPLIMIENTO DE

LA LEY DE CONTRATOS

DEL SECTOR PÚBLICO, EN

MATERIA DE CONTRATACIÓN

Y CONDICIONES DE EMPLEO

DE LAS PERSONAS CON

DISCAPACIDAD, EN TODAS

LAS ADMINISTRACIONES

PÚBLICAS

MEDIDA 45

FOMENTO Y VISIBILIDAD

DE LAS OFERTAS DE

EMPLEO PÚBLICO PARA

LAS PERSONAS CON

DISCAPACIDAD

55<índice>Se propondrá el incremento de la tasa de reserva para personas

con discapacidad en todas las ofertas de empleo público.

Se propondrá aumentar el límite máximo acumulable de

plazas de reserva (actualmente el límite es del 10%, según

establece el artículo 3.2 del Real Decreto 2271/2004 por el

que se regula el acceso al empleo público y la provisión de

puestos de trabajo de las personas con discapacidad.

Se evaluará anualmente, el cumplimiento de la normativa

actual de reserva de empleo para personas con discapacidad

en las distintas Administraciones Públicas y otros organismos

de carácter público, de acuerdo con el procedimiento vigente.

5.4. Eje 4 Igualdad de oportunidades en el acceso al

empleo

Este Eje del PLAN REINCORPORA-T comprende las siguientes medidas:

Las mujeres rurales suman un total de 5 millones de personas.

Por tanto, es un colectivo importante y clave desde todos los

puntos de vista: empleo, dignificación de las condiciones de

trabajo, mantenimiento y fijación de la población en el mundo

rural que afecta a miles de municipios españoles.

En este contexto se desarrollarán por parte de los Servicios

Públicos de Empleo y las Administraciones Locales

actuaciones en favor de las mujeres en entornos rurales, tales

como acciones formativas, especialmente en tecnologías TIC

y nuevos sectores de futuro, aprovechando las posibilidades de las nuevas tecnologías y con monitores

y tutores con posibilidad de enseñanza online. No obstante, la formación online debe ser una opción

más y no la única porque el entorno rural tiene hoy una conectividad muy deficiente o inexistente en

grandes zonas del país, lo que es obligado corregir para garantizar la igualdad de acceso a las nuevas

tecnologías. En esta línea de actuación, se impulsará un programa específico para la adquisición de

competencias digitales por parte de las mujeres en el mundo rural.

Se modificará la actual normativa para facilitar, entre otras, la formación con certificado de profesionalidad.

Actualmente se exigen unos requisitos para la acreditación de aulas que no cumplen la mayoría de los

espacios donde se pueden impartir los cursos, de modo que urge su flexibilización, es por ello que se ha

adoptado recientemente la Orden TMS/369/2019, de 28 de marzo, por la que se regula el Registro Estatal

de Entidades de Formación del Sistema de Formación profesional para el empleo en el ámbito laboral. Y

está previsto también en el medio plazo continuar con el proceso de revisión de las normas que pudieran

estar impidiendo un mejor aprovechamiento de los centros propios de las Administraciones Públicas

competentes para impartir formación profesional para el empleo.

Se trata de apegar la formación profesional al terreno y eso es incompatible con exigir en el medio rural

los requisitos que se piden en un centro de formación urbano, difíciles o imposibles de garantizar en una

gran parte del medio rural: accesibilidad universal, aseos diferenciados por sexos, metros cuadrados de

las aulas. Ello dificulta la acreditación de las aulas pese a existir alumnado y profesorado comprometidos,

impidiendo la celebración de los cursos. Sería lógico flexibilizar los criterios relacionados con el nivel de

confort (que no con la calidad de la enseñanza impartida), porque no es posible cubrir todo el ámbito

rural con aulas móviles, especialmente en los municipios de hasta 5.000 habitantes, que son la inmensa

mayoría en España.

Para facilitar la actividad formativa, además de flexibilizar los requisitos en el ámbito de la logística de la

MEDIDA 46

AMPLIACIÓN DE LA TASA DE

RESERVA PARA PERSONAS

CON DISCAPACIDAD EN

LAS ADMINISTRACIONES

PÚBLICAS Y SECTOR

PÚBLICO INSTITUCIONAL

MEDIDA 47

APOYO A LA MUJER EN EL

ENTORNO RURAL

56<índice>impartición, se establecerán vías de cooperación entre los Servicios Públicos de Empleo, las Comunidades

Autónomas y las Corporaciones Locales o Diputaciones, en coordinación con los programas impulsados

por el Comisionado del Gobierno para el Reto Demográfico, facilitando los instrumentos para que las

Entidades Locales consigan la acreditación de sus propios espacios públicos como entidades formativas

por parte de las administraciones competentes. Este puede ser el caso de instalaciones municipales y

también de las Escuelas o de los Institutos que existen en su territorio.

Se facilitará el acceso a las ayudas para la incorporación a actividades agrarias. En este sentido, se tendrá

en cuenta, para corregir las actuales ineficiencias, que las ayudas contempladas en la Política Agraria

Común (PAC) están limitadas a jóvenes (hasta 40 años) y las gestionan las Comunidades Autónomas.

Finalmente, con el objetivo de facilitar la incorporación de las mujeres al trabajo autónomo, se adquiere

el compromiso de establecer mecanismos que faciliten el acceso a la financiación, que es el factor más

limitante a la hora de emprender.

Existe un fuerte impacto negativo de género en el ámbito de los cuidados a las personas que se evidencia a través de dos

hechos:

• Muchas mujeres se convierten en cuidadoras por imposición

de circunstancias económicas y sociales, y no por libre

elección.

• No existe un reparto equitativo de labores de cuidado entre

los hombres y las mujeres, generando evidentes situaciones

de desigualdad.

Los Servicios Públicos de Empleo promoverán actuaciones específicas, en colaboración con la ITSS, de

seguimiento del empleo doméstico, para contribuir a garantizar un trabajo digno y la protección de las

personas desempleadas que se incorporan a estas ocupaciones.

Se proponen actuaciones dirigidas a garantizar la calidad y el

mantenimiento del empleo en el mercado ordinario de trabajo,

para mujeres con reconocidos factores de vulnerabilidad

social y dificultades de inserción laboral.

Se establecerá un conjunto de acciones de orientación y

acompañamiento individualizado, en las que se procurará,

para su efectividad, la máxima coordinación entre el orientador

de referencia y los técnicos responsables de los servicios

sociales como garantía del éxito de dichas acciones.

Se establecerá la correspondiente colaboración con la ITSS en

el marco del Plan Director por el Trabajo Digno para garantizar

el buen resultado de las distintas actuaciones de igualdad de

oportunidades dirigidas a las mujeres socialmente vulnerables.

MEDIDA 48

PROGRAMA DE SEGUIMIENTO

A PERSONAS TRABAJADORAS

EN EL ÁMBITO DE LOS

CUIDADOS EN EL ENTORNO

DOMÉSTICO

MEDIDA 49

PROGRAMA DE SEGUIMIENTO

DE LA CONTRATACIÓN, EN

EL MERCADO ORDINARIO,

DE MUJERES CON LA

CALIFICACIÓN DE “SITUACIÓN

DE EXCLUSIÓN SOCIAL”.

57<índice>5.5. Eje 5 Emprendimiento

La actividad por cuenta propia, tanto de forma individual (trabajo autónomo), como colectiva (en las

diferentes fórmulas jurídicas de la economía social), se ha convertido en los últimos años en un eje

fundamental para el desarrollo de un empleo estable. Hoy más de un 18% de la población ocupada

realiza su actividad a través de estos sistemas.

Según los datos de la Seguridad Social, la edad media de puesta en marcha de estas iniciativas está

en el entorno de los 40 años. El incremento del emprendimiento en personas mayores de 45 años o en

el caso de mujeres, está relacionado con la propia situación de desplazamiento del mercado laboral.

Este emprendimiento “por necesidad”, tras periodos previos de empleo por cuenta ajena o por una

situación prolongada de desempleo, requiere de la articulación de apoyos institucionales y sociales para

incrementar las posibilidades de viabilidad de las iniciativas.

Debe considerarse el origen de la actividad emprendedora para facilitar las distintas acciones de apoyo.

Según el ‘Balanced Scorecard GEM2 España 2017-2018’, el 68,5% de las iniciativas aprovechan la

oportunidad de un negocio detectado, un 28,3% responden a iniciativas creadas por falta de alternativas

de empleo (el año 2009 las personas que emprendían por nece¬sidad apenas representaban el 15%)

y un 3,2% son iniciativas creadas por otros motivos. Según la generación de empleo, el 59,2% son

iniciativas sin empleados, el 34,6% tiene entre 1 y 5 empleados, el 3,5% tiene entre 6 y 19 empleados

y solo el 2,7% de las iniciativas tiene 20 o más empleados. Según el sector de actividad el 52,2% de

las iniciativas se orienta al consumo, el 27,0% al sector de servicios a las empresas, el 17,3% al sector

transformador, y el 3,5% de las iniciativas emprendedoras al sector extractivo o primario.

La tasa de emprendimiento femenino, según el ‘Informe Mundial GEM 2018/19’, revela que en España

la Tasa de Actividad Emprendedora3 femenina ha vuelto a aumentar (de 5,6% a 6,0%) y la brecha entre

hombres y mujeres a la hora de emprender ha disminuido por sexto año consecutivo. En la actualidad, 9

mujeres inician negocios por cada 10 hombres, una cifra que supera la media de Europa, donde sólo se

cuentan 6 mujeres por cada 10 hombres emprendedores.

A pesar de las dificultades objetivas, este modelo de empleo resulta bastante estable: una media de más

de cinco años en el trabajo individual y una fuerte resistencia demostrada en las cooperativas y empresas

laborales que durante la crisis mantuvieron empleo: un 20% más que el resto de las empresas ordinarias.

² GEM: Global Entrepreneurship Monitor, observatorio internacional que con carácter anual analiza el fenómeno emprendedor

3 Tasa de Actividad Emprendedora: Total Entrepreneurial Activity – TEA que mide las ideas de negocio que tienen hasta 3,5 años

de vida entre la población de 18 a 64 años.

58<índice>El Intergrupo Social Economy Europe (SEE) del Parlamento Europeo, en el documento “El futuro de

las políticas europeas para la Economía Social”, apuesta por una Unión Europea decidida a promover el

progreso económico y social para sus pueblos, y reconoce el papel clave de la economía social como

líder global en:

• Una economía diversa al servicio de las personas. Una economía democrática, sostenible e

inclusiva, fuertemente comprometida con la sociedad.

• Un ecosistema más favorable para el desarrollo de la economía social, que seguirá ofreciendo

respuestas innovadoras a las demandas sociales.

• La participación de la economía social en el desarrollo e implementación de las principales políticas

socioeconómicas de la Unión Europea.

Dentro del Eje 5 Emprendimiento del PLAN REINCORPORA-T están las siguientes medidas:

Tanto en el ámbito urbano como en el rural, el autoempleo

debe dejar de ser la asignatura pendiente en los Servicios de

Orientación para el Empleo.

Se fomentarán en los Servicios Públicos de Empleo las buenas

prácticas en los servicios de autoempleo y emprendimiento

con orientadores y equipos técnicos especializados y en el

marco de colaboración con entidades de la economía social,

del trabajo autónomo y de las Administraciones Locales. Se

buscarán fórmulas de colaboración entre los Servicios Públicos

de Empleo y los Puntos de Atención al Emprendedor (PAE), de

manera que los PLD tengan la posibilidad de constituir una

empresa mediante el asesoramiento de los PAE.

El Itinerario Individual y Personalizado de Empleo (IPE) de cada desempleado deberá contemplar un

apartado sobre motivación y oportunidades de iniciativas de autoempleo, con los servicios y actuaciones

que se consideren pertinentes.

Entre otras actuaciones, los apoyos técnicos atenderán de manera específica y prolongada en el tiempo

los aspectos de cada iniciativa de emprendimiento relacionados con la viabilidad y sostenibilidad

económica, las dimensiones financieras y los modelos gerenciales.

MEDIDA 50

PROMOCIÓN DEL

AUTOEMPLEO Y

EMPRENDIMIENTO

COLECTIVO

59<índice>Las iniciativas de autoempleo y las de economía social,

en general, nacen y tienen un fuerte arraigo local y,

mayoritariamente, son actividades centradas en el sector

de servicios. Muchas de sus actividades están vinculadas a

experiencias territoriales, a las necesidades de las personas

y de las comunidades. Es conveniente apoyar las iniciativas

de autoempleo y economía social favoreciendo la seguridad y

certeza a los cooperativistas y a las empresas usuarias.

El desarrollo de la economía social en el ámbito local aporta valores imprescindibles, como son:

a) Relevo generacional en los negocios tradicionales.

b) Oferta de servicios en zonas en riesgo de despoblación.

c) Factor de mantenimiento de población en los ámbitos rurales.

d) Generación de nueva actividad entre las mujeres, en particular en el ámbito rural.

e) Sostenibilidad y apoyo al medio ambiente.

f)

Transferencia de tecnologías al medio rural.g) Resistencia frente a la deslocalización.

Todos estos valores promueven en particular el trabajo entre la población de mayor edad, más vinculada

a su territorio, y permiten innovaciones en el modelo de actividad.

Los Municipios y los Programas de Desarrollo Local se han

convertido en el eje central de promoción y seguimiento de

nuevas iniciativas vinculadas al tejido territorial.

Deben potenciarse las iniciativas privadas, ya puestas en

marcha, que permiten el contacto entre empresas y sus

servicios en común a través de lanzaderas de nuevos empleos;

servicios de asistencia técnica, financiera y tecnológica;

modelos de comercialización online; centrales colectivas de

suministros; etc.

En este marco, la colaboración público-privada es sustancial,

ya que son las entidades especializadas en la Economía

Social y el Trabajo Autónomo las que pueden ofrecer su saber

hacer en esta materia y aportar sus conocimientos, tanto a los

Servicios Públicos de Empleo como a las agencias de colocación, en los programas de recolocación o

en la captación de nuevo talento para la actividad por cuenta propia y emprendedora.

Resulta habitual que las personas paradas mayores de

cuarenta y cinco años retornen a sus poblaciones de origen,

donde consideran que encontrarán mayor cobertura social y

familiar. Por ello, estos programas deben dirigirse en particular

a mantener esta población con nuevo empleo y autoempleo.

Además, estos programas deben atraer nuevas iniciativas, en

especial entre la población inmigrante que ya sufre este efecto

del paro de larga duración, y que puede estar más preparada

para abordar los trabajos que ofrece el mundo rural.

Las ayudas que fomenten el autoempleo y la economía social tendrán mayor intensidad cuando las

actividades se implanten en localidades con población inferior a 5.000 habitantes, como medio para

MEDIDA 52

EL MARCO LOCAL PARA

INICIATIVAS COLABORATIVAS

DE ORIENTACIÓN Y

ATENCIÓN PERSONALIZADA:

LANZADERAS DE

EMPLEO, SERVICIOS

DE ASESORAMIENTO Y

MENTORING PARA INICIATIVAS

DE EMPRENDIMIENTO

MEDIDA 53

DESARROLLO RURAL Y

EMPRENDIMIENTO

MEDIDA 51

DESARROLLO LOCAL Y

ECONOMÍA SOCIAL

60<índice>que la aparición de la actividad emprendedora sea más atractiva en las zonas con un menor dinamismo

económico y, además, propicie un mayor equilibrio entre el empleo rural y urbano.

El crecimiento de las redes de economía social y solidaria en

los últimos años ha desarrollado una serie de herramientas

propias para el apoyo, visibilización y fortalecimiento de sus

iniciativas.

Desde las administraciones competentes se podrá promover

la reorientación, en su caso de los objetivos de las Sociedades

Públicas de Aval y Reaval, con el fin de que tengan en cuenta

las condiciones especiales de las iniciativas de autoempleo

y se conviertan en instrumentos realmente eficaces para

la financiación del nuevo emprendimiento, siempre en cooperación con la Compañía Española de

Reafianzamiento (CERSA), dependiente de la Dirección General de Industria y de la PYME, del Ministerio

de Industria, Comercio y Turismo.

Desde las Administraciones Locales se fomentarán los Mercados Sociales, como un instrumento de

intercambio de bienes y servicios de la Economía Social y Solidaria para la difusión de sus iniciativas, la

consolidación de espacios de intercooperación y la optimización de los flujos de creación de valor hacia

circuitos económicos locales.

Igualmente se propone el apoyo a los nuevos instrumentos financieros de la economía social y

solidaria que han demostrado una alta efectividad en la creación de empleo, consiguiendo otros efectos

complementarios de tipo social (fortalecimiento de la intercooperación, creación de redes…), cultural y

psicosocial (aumento de la confianza en uno mismo, mayor cohesión y apoyo entre los socios, impulso

a la participación de la mujer…), y de sostenibilidad ambiental.

Estos instrumentos financieros, tipo “bancos éticos” o “entidades de crédito de redes” se orientan a

pequeños y muy pequeños emprendedores, con un alto potencial de generación de empleo y normalmente

en sectores innovadores (social, medioambiental y local).

Se trata de instrumentos híbridos, económicos y sociales, que al mismo tiempo suelen ofrecer servicios

adicionales a lo que es la intervención financiera, siendo ésta una característica que los diferencia

claramente de los bancos tradicionales. Estos servicios de asesoría legal y de gestión, de preparación

de un plan empresarial, de análisis de mercado y consejo estratégico, explican la baja tasa de fracasos

y morosidad que registran.

Para el mejor desarrollo del PLAN, se fomentarán acuerdos de colaboración desde los Servicios Públicos de Empleo con

la Dirección General del Trabajo Autónomo, de la Economía

Social y de la Responsabilidad Social de las Empresas,

fomentando la cultura emprendedora a través de servicios

de asistencia, información y asesoramiento, promoviendo

medidas de apoyo institucional y llevando a cabo distintas

actuaciones de orientación para el empleo y el autoempleo.

Todas las medidas contempladas en este Eje 5 de

Emprendimiento, se complementarán con los Programas

y actuaciones en el ámbito del fomento de la iniciativa

emprendedora, puestas en marcha por la Dirección General de Industria y de la PYME, del Ministerio

de Industria, Comercio y Turismo, relacionadas con el Marco estratégico de la PYME, el Programa de

creación de empresas, el Plan de apoyo a la transmisión de empresas y la plataforma PYME, así como

con el Ministerio de Economía y Empresa a través de la Secretaría de Estado para el Avance Digital,

en relación con las medidas diseñadas dentro de la Estrategia España Nación Emprendedora para el

fomento del emprendimiento de carácter tecnológico, el impulso y atracción del talento emprendedor

en tecnología –particularmente entre las mujeres-, y la formación y capacitación en habilidades STEM.

MEDIDA 54

APOYO A LA ECONOMÍA

SOCIAL Y SOLIDARIA

MEDIDA 55

EDUCACIÓN Y

SENSIBILIZACIÓN PARA EL

FOMENTO DE UNA CULTURA

DE EMPRENDIMIENTO Y LA

ECONOMÍA SOCIAL

61<índice>5.6. Eje 6 Mejora del marco institucional

Este Eje recoge las actuaciones dirigidas a la mejora de la gestión, colaboración, coordinación y

comunicación dentro del Sistema Nacional de Empleo y el impulso para su modernización. Por su propia

naturaleza, los objetivos de este Eje son instrumentales, en la medida en que su cumplimiento tendrá

como resultado una mayor eficacia de los Servicios Públicos de Empleo en los objetivos finalistas de

activación e inserción.

Dentro de este Eje se proponen las siguientes medidas:

La puesta en marcha de las medidas de este PLAN,

especialmente las vinculadas al Eje 1 de Orientación, debe

abordarse desde una mejora de los recursos humanos del

sistema público de empleo que permita una reorganización

de los servicios orientada a la intensificación de la atención

prestada a los desempleados, la especialización de los

técnicos, la incorporación de nuevas metodologías de

acompañamiento de procesos y la ampliación de bandas de

prestación de servicios. Así como el refuerzo de las acciones

orientadas a la captación y gestión de ofertas de empleo de

las empresas, propiciando el acercamiento a sus necesidades

y buscando su compromiso, especialmente, en la contratación

de personas desempleadas de larga duración, principalmente

mayores de 50 años, y mujeres, como contribución activa a su

faceta de Responsabilidad Social Corporativa.

Las distintas mejoras introducidas en el Sistema de Empleo relativas a la inscripción telemática,

actualización y gestión de datos en el registro, uso de aplicaciones móviles y otras actuaciones que

potencian el uso de las redes sociales, deberán contemplar la brecha digital y otras dificultades de

accesibilidad telemática existentes para colectivos, como el de las personas mayores de 45 años, o por

motivos tecnológicos, como la falta de señal en determinados espacios rurales. Los Servicios Públicos

de Empleo adaptarán sus canales de comunicación para favorecer la accesibilidad a la información de

todos los usuarios.

MEDIDA 56

MODERNIZACIÓN

E INNOVACIÓN DE

LAS ESTRUCTURAS

ORGANIZATIVAS Y

MODALIDADES DE ATENCIÓN

Y PRESTACIÓN DE SERVICIOS

DE EMPLEO

62<índice>Desde los Servicios Públicos de Empleo, se llevarán a cabo las

actuaciones correspondientes para ncrementar a participación

de los interlocutores sociales y mejorar la colaboración con los

agentes que trabajan en el ámbito del empleo, todo ello en los

términos recogidos en la Ley de Empleo.

Se reforzará a cooperación nstitucional de as Administraciones

Públicas en el ámbito de la Administración General del Estado

(AGE) y de las Comunidades Autónomas (CC.AA.), con los

servicios sociales, para garantizar una atención específica

y más adecuada para los colectivos socialmente más

vulnerables.

Se establecerán sistemas de colaboración con el mundo rural,

que favorezcan la participación de las localidades de menor

población en el desarrollo de acciones para la mejora de la

empleabilidad y el fomento del empleo, y, así, contribuir a evitar

el despoblamiento de los municipios, fijando la población al

territorio.

Se fomentarán los acuerdos de colaboración entre los Servicios

Públicos de Empleo a todos los niveles y la Inspección de

Trabajo y Seguridad Social (ITSS) para garantizar la correcta

aplicación de las medidas contenidas en este Programa y en

el Plan Director por el Trabajo Digno.

Asimismo, se solicitará a la ITSS que dentro de su ‘Programa

Integrado de Objetivos’, así como en el Plan Anual de Objetivos

que se desarrolla en convenio con el SEPE, se establezca

una actuación planificada para evitar el uso irregular de

la contratación a tiempo parcial con los trabajadores más

vulnerables ante el empleo y, especialmente, con las personas

en situación de paro de larga duración.

Intensificar el marco de colaboración con la ITSS facilitará su actuación ante cualquier situación de la

que tengan conocimiento los Servicios Públicos de Empleo y que pueda suponer una vulneración de

derechos fundamentales de los trabajadores más vulnerables y de precarización laboral.

En línea con el objetivo del Gobierno de promover la igualdad

efectiva de mujeres y hombres y la igualdad de trato y

oportunidades independientemente de cualquier circunstancia

personal y/o social, se incentivarán las medidas necesarias

para hacer efectiva dicha igualdad, generando oportunidades

de ocupación para las personas desempleadas de larga

duración y aquellas más vulnerables ante el empleo.

MEDIDA 58

REFORZAR LA COOPERACIÓN

INSTITUCIONAL,

ESPECIALMENTE CON LOS

SERVICIOS SOCIALES Y EL

ÁMBITO RURAL

MEDIDA 59

ACUERDOS DE

COLABORACIÓN CON LA ITSS

MEDIDA 60

PROMOVER LA IGUALDAD

EFECTIVA ENTRE MUJERES

Y HOMBRES Y LA IGUALDAD

DE TRATO POR CUALQUIER

CIRCUNSTANCIA PERSONAL

O SOCIAL

MEDIDA 57

PARTICIPACIÓN DE LOS

INTERLOCUTORES SOCIALES

Y COLABORACIÓN CON LOS

AGENTES QUE TRABAJAN EN

EL ÁMBITO DEL EMPLEO

63<índice>El SEPE ha de dirigir y ser el garante del desarrollo

y cumplimiento del PLAN REINCORPORA-T. Para

ello establecerá las correspondientes medidas de

seguimiento y control de las actividades del PLAN, así

como su evaluación y resultados.

En este marco se debe seguir la actividad de las

entidades, públicas y privadas, que gestionen las

acciones del PLAN. Hay que conocer quién lo hace,

qué se hace y cómo se hace; tanto cuando realizan las

tareas directamente los propios Servicios Públicos de

Empleo (SEPE y SPE-CC.AA.) – incluyendo la Alta Inspección sobre las competencias transferidas a

los SPE-CC.AA., su uso y resultados-, como cuando las realizan las entidades colaboradoras de los

Servicios Públicos de Empleo -agencias de colocación, empresas de recolocación y empresas de trabajo

temporal-, en la ejecución y desarrollo del conjunto de acciones propias de la Intermediación Laboral y

de las Políticas Activas de Empleo, señaladas en la Ley de Empleo.

Los Servicios Públicos de Empleo atesoran desde siempre mucha información que se debe utilizar para

la evaluación de resultados de los Programas y de las Políticas Activas de Empleo, lo que serviría para

producir la consiguiente mejora de éstas.

Además, a través del Sistema de Información de los Servicios Públicos de Empleo, se deben elaborar

estadísticas sobre gestión del empleo y sus resultados. Donde se recoja la identidad de las entidades,

públicas y privadas, que participan en la gestión del empleo junto con su trayectoria y resultados

obtenidos. Toda esta información estadística será de conocimiento público y se incorporará al ‘Informe

Anual del SEPE’ (y a los correspondientes Informes o Memorias de los SPE-CC.AA.), y a las series

estadísticas del Ministerio responsable de las Políticas de Empleo.

En el marco del Sistema Nacional de Empleo se pondrá

en marcha un Estudio de trayectorias de las personas

en situación de PLD, que ayude a la elaboración de

un diagnóstico de situación más pormenorizado,

cuantitativa y cualitativamente. Este estudio de

trayectorias profesionales, de formación de éxito a

efectos de empleabilidad, de prospección y estudio de

competencias con mejor proyección de futuro, permitirá

nutrir las líneas de refuerzo de los diferentes programas

y servicios, que servirá como base a la Comisión de

Seguimiento del Plan REINCORPORA-T para realizar las

propuestas de mejora.

Se celebrarán dos Jornadas de Buenas Prácticas sobre

las experiencias de éxito en la reincorporación laboral

de personas que provenían de una situación de paro de

larga duración.

La primera de ellas tendrá lugar con carácter interno

entre los Servicios Públicos de Empleo para debatir

y poner en común esas Buenas Prácticas y ayudar al

impulso de las mismas en el marco del SNE y en las

que se debatirá también y acordará el Programas de

Acción de la Mesa Técnica contemplada en el presente

PLAN para promover la mejora de los procedimientos y

remover todos aquellos obstáculos que pudieran estar

obstaculizando una plena activación para el empleo de

las personas en situación de PLD.

MEDIDA 61

REFORZAR LAS ACTUACIONES

DE SEGUIMIENTO, CONTROL Y

EVALUACIÓN

MEDIDA 62

ESTUDIO DE TRAYECTORIAS DE

PERSONAS EN SITUACIÓN DE PLD

MEDIDA 63

JORNADAS DE BUENAS

PRÁCTICAS

64<índice>06

Difusión del plan

Reincorpora-T

Con el objetivo y la necesidad de llegar al mayor número posible de Personas Desempleadas de Larga

Duración, se desarrollará y pondrá en marcha un Plan de Comunicación para la difusión del PLAN

REINCORPORA-T (a través de redes sociales, mediadores, etc.) que cuente con la colaboración de

distintas entidades e instituciones públicas, organizaciones sindicales y empresariales más representativas

(CCOO, UGT, CEOE, CEPYME), Sistema Nacional de Empleo (servicios públicos de empleo estatal y

autonómicos); animando a participar de forma activa en las distintas actividades y programas que se

impulsen, y poniendo en valor la inversión en recursos y presupuesto con los que el Ministerio dota al

PLAN e informando de los principales objetivos que se pretenden alcanzar.

65<índice>07

Impacto presupuestario

del plan Reincorpora-T

Todos los Programas y Medidas incluidas en el PLAN REINCORPORA-T tendrán el correspondiente

reflejo presupuestario, que ha de ser negociado con los interlocutores sociales -sindicatos y patronal-, y

las Comunidades Autónomas responsables de su ejecución.

Este PLAN se financiará con cargo a diversas aplicaciones presupuestarias consignadas en los estados

de gastos de diversos Ministerios, Organismos y Entidades.

En total se estima que el PLAN REINCORPORA-T se dotará con 4.000 millones de euros, de los cuales

781,2 millones corresponderán a los Presupuestos de 2019 y por tanto se consignarán en las dotaciones

previstas en los mismos. En los presupuestos de 2020 y 2021, se consignará el importe necesario para

alcanzar la cantidad total antes indicada.

De los 4.000 millones de euros citados, un total de 1.309 millones de euros corresponden a medidas

incluidas en el ámbito de las políticas de empleo, mientras que los 2.691 millones de euros restantes

corresponden a medidas que si bien se considera que favorecerán la mejora en las condiciones de

empleabilidad de las personas incluidas en el ámbito de aplicación de este PLAN, no se consideran

estrictamente políticas de empleo.

66<índice>El siguiente cuadro recoge la estimación del coste mencionado desglosado por ejes y medidas:

Cantidades en millones de euros

Eje

MedidaCantidad estimada

año 2019

Cantidad estimada

año 2020

Cantidad estimada

año 2021

CANTIDAD TOTAL

PRESU-PUESTO

2019

ORGA-NISMO

Orientación

Profesional

Refuerzo en la atención personalizada con medios

propios y con entidades

especializadas del tercer

sector

525252156241-A.454.70; 241-A.454.00

SEPELanzaderas

88824241-A.454.00 y 241-A.485.00

Participación de las Entidades

Locales en programas

de orientación y atención

personalizada

55515241-A.454.00; 241-A.485.00

Recolocación con agencias de

colocación y demás entidades

especializadas

32323296241-A.454.00 y 241-A.482.28

SUBTOTAL

979797291Formación

Profesional

Competencias básicas100105110315241-B.452.40; 241-B.452.80;

241-B.454.09;

241-B.457;

241-B.482.20;

241-B.483.00 y

000X.409.02

SEPECompetencias Digitales

444648138Sectores de interés preferente

e interés público

707070210Compromiso de contratación

88824Formación en el medio rural

15151545SUBTOTAL

237244251732Oportunidades de

empleo

Bonificación a la contratación de personas paradas de larga

duración

26100151277241-A.487.03SEPESUBTOTAL

26100151277Emprendimiento

Apoyo y fomento del trabajo autónomo, economía social y

emprendimiento

333919.101.241-A.454.06 y

19.101.241-

A.472.01

SUBTOTAL

3339SUBTOTAL POLÍTICAS DE EMPLEO

3634445021.309Otras medidas

Recuperación del subsidio para mayores de 52 años

3889931.1962.577251-M.480.01 y 251-M.487.01

SEPERecuperación de cotización de

personas dedicadas a labores

de cuidado familiar

304040110231-D.487*IMSERSOEvaluación, seguimiento y

publicidad del programa

0,230,84Cap. IISEPESUBTOTAL OTRAS MEDIDAS

418,21.0361.236,82.691TOTAL GENERAL

781,21.4801.738,84.000* Se ha estimado que un 10% del colectivo total serán PLD. En 2019, la medida tendrá una vigencia de 9 meses y en 2020

y 2021 de 12 meses

En todo caso, los compromisos que se deriven de la aplicación de este PLAN quedan condicionados a

las disponibilidades presupuestarias existentes en los ejercicios 2019, 2020 y 2021, de acuerdo con la

senda de consolidación fiscal fijada por el Gobierno.

Asimismo, en el caso de las actuaciones para las que resulten competentes las Comunidades Autónomas,

el contenido del presente PLAN no tendrá carácter obligatorio.

67<índice>08

Planificación y evaluación

En las actuaciones de planificación y evaluación del PLAN REINCORPORA-T participarán los interlocutores

sociales. Se elaborará un plan anual de actuación, vinculado al ‘Plan Anual de Política de Empleo

(PAPE)’, en aquellas actuaciones de carácter autonómico, que será objeto de seguimiento trimestral.

Los profesionales responsables de las tareas de orientación laboral en el proceso de acompañamiento

del conjunto de beneficiarios en los distintos programas y medidas de este PLAN, incluirán entre sus

funciones las actuaciones necesarias que se establezcan para el seguimiento y evaluación continua

del PLAN, con independencia de que los PLD reciban la acción directamente a través de un servicio

público de empleo, o mediante cualquiera de las entidades o instituciones que participen en los distintos

programas y medidas contempladas en este PLAN.

El PLAN REINCORPORA-T se controlará bimestralmente y se someterá a una primera evaluación global

a los 12 meses de funcionamiento. Para fijar el progreso y evolución de los resultados del PLAN se

partirá de la estadística ‘Encuesta de Población Activa del cuarto trimestre de 2018’ sobre “Paro de

Larga Duración-PLD”. Hasta su conclusión, se efectuarán otras dos evaluaciones globales teniendo

como referencia la EPA del cuarto trimestre de 2020 y la EPA del cuarto trimestre de 2021, que servirá

de referencia para fijar los resultados del PLAN. Asimismo, se tendrán en cuenta otros datos de interés

como la estadística de “Afiliación de Trabajadores al Sistema de la Seguridad Social” y la “Estadística de

Contratos”, entre otros, que aportarán más certidumbre a los resultados reales (sin influencia del ciclo

económico) obtenidos en el PLAN.

La evaluación anual, así como la final contendrán, al menos, información relevante sobre los resultados

del PLAN por cada una de las medidas contenidas en el mismo. Aportará, asimismo, información sobre la

eficacia del PLAN, su eficiencia, pertinencia, cobertura y satisfacción de los usuarios (trabajadores

y empresarios).

Se diseñará un modelo de evaluación, que permita trasladar estos criterios a las distintas medidas. Este

modelo incluirá indicadores tanto del número de participantes en las distintas medidas como de los

resultados de las diversas fórmulas de inserción en el empleo: por cuenta ajena y por cuenta propia; tipo

de contrato y tipo de jornada; y duración de la contratación en la nueva ocupación.

Los resultados de esta evaluación se incorporarán a la estrategia de comunicación que se diseñe para la

divulgación del PLAN REINCORPORA-T, a los Informes y Memorias de los Servicios Públicos de Empleo

-estatal y autonómicos- y a las bases estadísticas -Principales Series- del Ministerio responsable de las

políticas de empleo.

El seguimiento y control de las acciones contempladas en las Medidas del PLAN REINCORPORA-T y la

evaluación de los resultados obtenidos, serán gestionados a través del Sistema de Información de los

Servicios Públicos de Empleo (SISPE), realizándose las modificaciones y mejoras que sean precisas para

llevar a cabo dichas tareas.

Recordar que la Ley de Empleo en su artículo 12 señala que el SISPE garantizará que se lleven a cabo

de forma adecuada las funciones de intermediación laboral, sin barreras territoriales; el registro de las

personas demandantes de empleo, y la trazabilidad de las actuaciones seguidas por estas en su relación

con los Servicios Públicos de Empleo; las estadísticas comunes; la comunicación del contenido de

los contratos; el conocimiento de la información resultante y el seguimiento, entre otros ámbitos, de la

gestión de la formación profesional para el empleo en el ámbito laboral, la orientación profesional, las

iniciativas de empleo y las bonificaciones a la contratación, así como las actuaciones de las agencias de

colocación. Además, el sistema permitirá la evaluación, el seguimiento y control de la utilización de fondos

procedentes de los Presupuestos Generales del Estado o de la Unión Europea para su justificación.

68<índice>09

Comisión de seguimiento

del plan Reincorpora-T

Para comprobar el nivel de ejecución y de cumplimiento de los objetivos y de las medidas fijadas en el

PLAN, se creará una ‘Comisión de Seguimiento del PLAN REINCORPORA-T’ que contará con los medios

e instrumentos necesarios para conocer el avance y el impacto de las diferentes Medidas del PLAN

sobre el colectivo de personas desempleadas de larga duración. La periodicidad de las reuniones será

trimestral. La Comisión podrá tomar decisiones en relación con la necesidad de corregir el desarrollo del

PLAN en coherencia con los objetivos marcados.

Esta Comisión estará formada por representantes de:

• Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social.

• Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE).

• Servicios Públicos de Empleo Autonómicos.

• Sindicatos de Trabajadores y Asociaciones Empresariales más representativas, que gozan de

representación institucional.

• Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP).

• Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social.

• Instituto de la Mujer y para la Igualdad de Oportunidades.

• Consejo de la Juventud de España.

Las funciones de la ‘Comisión de Seguimiento del PLAN REINCORPORA-T’, serán las siguientes:

• Actuar como órgano de coordinación en el desarrollo, seguimiento y señalamiento de los elementos

a considerar en la evaluación del PLAN.

• Reunirse trimestralmente para analizar la evolución del PLAN.

• Asegurar el cumplimiento de las actuaciones previstas en el PLAN.

• Aprobar los informes de seguimiento y evaluación del PLAN.

• Trasladar la información pertinente sobre el PLAN a otras unidades u organismos que la soliciten.

• Analizar los resultados a medida que se vayan produciendo y proponer, en su caso, el reajuste o

modificación de las actuaciones a llevar a cabo.

• Cualquier otra función que sea necesaria para garantizar el adecuado desarrollo del PLAN y el

cumplimiento de los objetivos marcados.

Además, la Comisión Ejecutiva del SEPE realizará las funciones de Comisión Permanente de

Seguimiento, a cuyos efectos, en las reuniones celebradas en el último mes de cada trimestre natural,

incorporará un punto específico en el orden del día para tratar los asuntos que afecten al PLAN. En todo

caso, en la Comisión Ejecutiva inmediatamente anterior a la celebración de una Comisión de Seguimiento

del PLAN, se tratarán de forma específica los asuntos del orden del día de esta última.

En la reunión de la Comisión Ejecutiva del SEPE de junio de 2019, la primera en la que realizará

69<índice>las funciones de Comisión Permanente, se establecerá el Protocolo de Seguimiento del PLAN

REINCORPORA-T que, en cualquier caso, contendrá la comprobación del cumplimiento de los

indicadores de seguimiento del PAPE que estén ligados al PLAN, pudiendo proponer a las CC.AA.

concernidas, medidas para la mejora del cumplimiento de objetivos.

Para garantizar un adecuado seguimiento, el SEPE requerirá a los Servicios Públicos de Empleo de las

CC.AA. un informe con las prioridades y criterios de actuación que, en base a su realidad territorial,

estimen que se ajusta mejor al desarrollo del PLAN. Estos informes se aportarán por el SEPE a la primera

reunión de la Comisión Permanente del PLAN REINCORPORA-T.

Además, una de las primeras tareas de la Comisión de Seguimiento será establecer los indicadores y

objetivos de todas las medidas incluidas en el PLAN que tengan su encuadre en el PAPE.

70<índice>10

Vigencia del plan

Reincorpora-T

El PLAN REINCORPORA-T se mantendrá vigente durante un periodo de tres años: 2019, 2020 y 2021.

Todas las Medidas recogidas en el PLAN se desarrollarán durante su vigencia salvo aquéllas que puedan

permanecer aplicables por su carácter estructural o porque su desarrollo en el tiempo exceda de la

propia vigencia del PLAN.

71<índice>11

Anexos

11.1 1 Datos de los Demandantes Parados de Larga

Duración mayores de 30 años por sexo, tramos de

edad, tramos de edad y sexo, por nivel formativo y por

Comunidad Autónoma del domicilio del demandante

Cuadro 1.-Demandantes Parados de Larga Duración mayores de 30 años

Tiempo Inscripción Ininterrumpido

Demanda

Mayor de 1 año y menor o igual a 2 años

Media de Demandantes parados412.680

32,15%> 2 años y menor o igual a 3 años

217.60116,95%Más de 3 años

653.41950,90%Total

1.283.700100,00%Cuadro 2.-Demandantes Parados de Larga Duración mayores de 30 años, desagregados por sexo.

Tiempo

Inscripción

Ininterrumpido

Demanda

> 1 AÑO Y <= 2 AÑOS

>2 AÑOS Y <= 3 AÑOS

> 3 AÑOSTotalSexo

Media de Demandantes

parados

Media de Demandantes

parados

Media de Demandantes

parados

Media de Demandantes

parados

HOMBRE

154.18637,36%77.02735,40%233.74135,77%464.95436,22%MUJER

258.49362,64%140.57364,60%419.67864,23%818.74463,78%Total

412.679217.600653.4191.283.698100,00%Cuadro 3.- Demandantes Parados de Larga Duración mayores de 30 años, desagregados por tramos de

edad

Tiempo

Inscripción

Ininterrumpido

Demanda Tramo

> 1 AÑO Y <= 2 AÑOS

>2 AÑOS Y <= 3 AÑOS

> 3 AÑOSTotalEdad Tramo

Media de Demandantes

parados

Media de Demandantes

parados

Media de Demandantes

parados

Media de Demandantes

parados

30-44

156.59812,20%68.5485,34%123.1839,60%348.32927,13%45-54

134.43010,47%75.3135,87%218.85217,05%428.59533,39%>=55

121.6509,48%73.7395,74%311.38324,26%506.77239,48%412.678

32,15%217.60016,95%653.41850,90%1.283.696100,00%

72<índice>Cuadro 4.- Demandantes Parados de Larga Duración mayores de 30 años, (desagregados por tramos de

edad y sexo)

Tiempo

Inscripción

Ininterrumpido

Demanda

> 1 AÑO Y <= 2 AÑOS

>2 AÑOS Y <= 3 AÑOS

> 3 AÑOSTotalHombre

MujerTotalHombreMujerTotalHombreMujerTotalEdad Tramo

DESC

Media de Demandantes parados

Media de Demandantes parados

Media de Demandantes parados

Media de Demandantes

parados

30-44

48.406 108.192 156.59819.33849.21068.54835.67487.508 123.182348.32827,13%45-54

51.36983.061 134.43027.04348.27075.31376.194 142.658 218.852428.59533,39%>=55

54.41067.240 121.65030.64643.09373.739 121.872 189.510 311.382506.77139,48%Total 154.185 258.493 412.678

77.027 140.573 217.600 233.740 419.676 653.416 1.283.694100,00%Cuadro 5.- Demandantes Parados de Larga Duración mayores de 30 años, desagregados por nivel

formativo.

Tiempo Inscripción

Ininterrumpido

Demanda Tramo

> 1 AÑO Y

<= 2 AÑOS

>2 AÑOS Y

<= 3 AÑOS

> 3 AÑOSTotalNivel Formativo

Agrupación (OBS)

Media de Demandantes

parados

Media de Demandantes

parados

Media de Demandantes

parados

Media de Demandantes

parados

% sobre

el total

% agrupados

Sin estudios

39.25720.39059.867119.5149,31%70,86%Estudios primarios

22.68112.11638.17672.9735,68%ESO sin titulación

102.20555.909186.118344.23226,82%ESO con titulación

115.66563.148194.120372.93329,05%Bachillerato y

equivalentes

37.39219.09555.746112.2338,74%29,14%Grado medio FP

27.84714.49742.24084.5846,59%Grado superior FP

26.57313.19933.74673.5185,73%Universitarios primer

ciclo

15.0057.39917.86040.2643,14%Universitarios segundo

ciclo

21.0869.86522.66453.6154,18%Universitarios EEES

(Bolonia)

4.0331.5962.1087.7370,60%Otras titulaciones

9163697462.0310,16%Indeterminado

11719370,00%Total

412.671217.590653.4101.283.671

73<índice>Cuadro 6.-Demandantes Parados de Larga duración mayores de 30 años, desagregados por Comunidad

Autónoma del domicilio del demandante)

Domicilio

CC.AA. ID

Tiempo Inscripción Ininterrumpido

Demanda Tramo

> 1 AÑO Y <= 2 AÑOS

>2 AÑOSY <= 3 AÑOS

> 3 AÑOSTotalDomicilio CC.AA.

DESC

Media de Demandantes

parados

Media de Demandantes

parados

Media de Demandantes

parados

Media de Demandantes

parados

1

ANDALUCIA97.391 23,60%53.449 24,56% 151.824 23,24%302.66423,58%2

ARAGON7.1201,73%3.5771,64%12.2951,88%22.9921,79%3

PRINCIPADO DE ASTURIAS

9.1122,21%5.0862,34%17.6052,69%31.8032,48%4

ILLES BALEARS4.5031,09%2.0880,96%5.9440,91%12.5350,98%5

CANARIAS27.3376,62%14.6926,75%45.9197,03%87.9486,85%6

CANTABRIA4.4001,07%2.1951,01%6.9391,06%13.5341,05%7

CASTILLA-LA MANCHA

25.3646,15%12.8385,90%30.3164,64%68.5185,34%8

CASTILLA Y LEON18.0804,38%9.5194,37%31.0004,74%58.5994,56%9

CATALUÑA50.428 12,22%24.221 11,13%74.898 11,46%149.54711,65%10

COM. VALENCIANA46.677 11,31%25.802 11,86%82.464 12,62%154.94312,07%11

EXTREMADURA13.1843,19%6.6733,07%16.6022,54%36.4592,84%12

GALICIA23.5265,70%13.3046,11%41.2526,31%78.0826,08%13

COM. DE MADRID47.736 11,57%23.639 10,86%67.135 10,27%138.51010,79%14

REGION DE MURCIA12.3272,99%6.6323,05%21.4923,29%40.4513,15%15

COM. FORAL DE NAVARRA

3.9640,96%1.8730,86%5.7590,88%11.5960,90%16

PAIS VASCO16.5114,00%9.2954,27%34.1695,23%59.9754,67%17

LA RIOJA1.9270,47%9840,45%3.0490,47%5.9600,46%18

CEUTA1.7050,41%9370,43%2.7830,43%5.4250,42%19

MELILLA1.3770,33%7890,36%1.9660,30%4.1320,32%Total 412.669 32,15% 217.593 16,95% 653.411 50,90% 1.283.673 100,00%

74<índice>Cuadro 7.- Demandantes Parados de Larga Duración mayores de 30 años, desagregados por nivel

formativo y sexo

Sexo

Tiempo Inscripción Ininterrumpido

Demanda Tramo

> 1 AÑO Y

<= 2 AÑOS

>2 AÑOS Y

<= 3 AÑOS

> 3 AÑOSTotalNivel Formativo

Agrupación

Media de Demandantes

parados

Media de Demandantes

parados

Media de Demandantes

parados

Media de Demandantes

parados

% sobre el total

% agrupados

HOMBRE

Sin estudios15.6437.80823.73147.1823,68%74,99%Estudios primarios

8.9384.49113.70727.1362,11%ESO sin titulación

45.00323.62277.157145.78211,36%ESO con titulación

Bachillerato y

equivalentes

Grado medio FP

42.57221.37764.619128.56810,02%14.075

6.84920.48041.4043,23%25,01%7.691

3.69610.90522.2921,74%Grado superior FP

Universitarios primer

ciclo

Universitarios

segundo ciclo

Universitarios EEES

(Bolonia)

Otras titulaciones

7.7553.64310.17221.5701,68%3.958

1.8494.62110.4280,81%6.881

3.0527.30217.2351,34%1.321

5017162.5380,20%334

1303207840,06%Indeterminado

51280,00%TOTAL

154.17677.019233.732464.927MUJER

Sin estudios23.61212.58036.13672.3285,63%68,52%Estudios primarios

13.7427.62424.46745.8333,57%ESO sin titulación

57.20232.287108.961198.45015,46%ESO con titulación

Bachillerato y

equivalentes

Grado medio FP

73.09241.770129.500244.36219,04%23.314

12.24635.26470.8245,52%31,48%20.156

10.80031.33562.2914,85%Grado superior FP

Universitarios primer

ciclo

Universitarios

segundo ciclo

Universitarios EEES

(Bolonia)

Otras titulaciones

18.8179.55623.57351.9464,05%11.046

5.55013.23829.8342,32%14.204

6.81315.36236.3792,83%2.711

1.0931.3925.1960,40%581

2384251.2440,10%Indeterminado

6516270,00%TOTAL

TOTAL

258.483412.659

140.562217.581

419.669653.401

818.7141.283.641

1 Fuente: Sistema de Análisis de la Información del Servicio Público de Empleo Data WH: Proyecto Demanda. Fecha de

extracción 18/02/2019.

Tiempo de inscripción ininterrumpido en el desempleo mayor de 1 año

Media de demandantes parados del año 2018

75<índice>11.2 Cuadro resumen de Programas de Políticas Activas

de Empleo para las personas Paradas de Larga Duración

en países UE

Los cuadros que se muestran a continuación se corresponden con las políticas y medidas asociadas que

diferentes países de nuestro entorno han impulsado o están impulsando para atender a los desempleados

de larga duración y que se han considerado a la hora de elaborar el presente documento del PLAN

REINCORPORA-T.

1.- Alemania

Cuadro 8.-Políticas y medidas asociadas a PLD en Alemania

Nombre

Tipo de medidaDirigida a PLD Dirigida a otros

colectivos

En vigorLey para las oportunidades

de participación

4Incentivos al empleoSíNoSíPolíticas activas de empleo

1OrientaciónNoSíSí2

Formación4

Incentivos al empleo5

Empleo con apoyo para discapacitados

6

Creación de empleo directo7

Fomento del auto-empleoPrograma Federal

Oportunidades de Empleo

6Creación de empleo directoSíNoSíProyecto regional – piloto

empleo con subvenciones

públicas – Renania del

Norte-Westfalia

6Creación de empleo directoSíNoSíPrograma federal

para la inserción de

desempleados de larga

duración beneficiarios de

prestaciones

1OrientaciónSíNoSí4

Incentivos al empleoParticipación social en el

mercado de trabajo

1OrientaciónSíNoNo4

Incentivos al empleoTrabajo ciudadano

1OrientaciónSíNoNo4

Incentivos al empleoOfensiva berlinesa para el

empleo

1OrientaciónSíNoNo

76<índice>2.- Letonia

Cuadro 9.-Políticas y medidas asociadas a PLD en Letonia

Nombre

Tipo de medidaDirigida a PLD Dirigida a otros

colectivos

En vigorEmpleo subsidiado para

desempleados de grupos

vulnerables

5Empleo con apoyo para discapacitados

SíSíSí6

Creación de empleo directoGarantía Juvenil

2FormaciónNoSíNo6

Creación de empleo directoApoyo a la formación de

desempleados

2FormaciónNoNoSíMedidas de activación para

desempleados de larga

duración

2FormaciónSíNoSí3.- Francia

Cuadro 10.- Políticas y medidas asociadas a PLD en Francia

Nombre

Tipo de medidaDirigida a PLD Dirigida a otros

colectivos

En vigorInserción por la actividad

económica

1OrientaciónSíSíSí4

Incentivos al empleo5

Empleo con apoyo para discapacitados

6

Creación de empleo directoTerritorio con cero parados

de larga duración

4Incentivos al empleoSíNoSí

77<índice>4.- Suiza

Cuadro 11.- Políticas y medidas asociadas a PLD en Suiza

Nombre

Tipo de medidaDirigida a PLD Dirigida a otros

colectivos

En vigorAyuda para iniciar una

relación laboral

4Incentivos al empleoNoSíSíCursos

2FormaciónNoNoSíPrácticas con fines de

formación

2FormaciónNoNoSíAyudas para la formación

2FormaciónNoSíSíProgramas de empleo

temporal

6Creación de empleo directoNoNoSíStage con el fin de adquirir

experiencia profesional

4Incentivos al empleoNoSíSí6

Creación de empleo directoAyudas para el

desplazamiento

4Incentivos al empleoNoSíSí5.- Austria

Cuadro 12.- Políticas y medidas asociadas a PLD en Austria

Nombre

Tipo de medidaDirigida a PLD Dirigida a otros

colectivos

En vigorAyudas para la integración

4Incentivos al empleoSíSíSíAyuda para subvencionar el

salario

Proyectos de empleo

socioeconómico

4Incentivos al empleoNoSíSí6

Creación de empleo directoSíSíSíProyectos de empleo de

utilidad pública

4Incentivos al empleoSíSíSí6

Creación de empleo directoAyudas para la formación

y promoción profesional y

para financiar los gastos de

formación

1OrientaciónSíSíSí2

FormaciónAyuda para cubrir la

manutención

1OrientaciónSíSíSí2

FormaciónInstituciones de

asesoramiento y atención

1OrientaciónSíSíSí

78<índice>6.- Rumanía

Cuadro 13.- Políticas y medidas asociadas a PLD en Rumanía

Nombre

Tipo de medidaDirigida a PLD Dirigida a otros

colectivos

En vigorPaquete integrado de

medidas para la reinserción

en el mercado de trabajo

de desempleados de larga

duración

Subvención a empleadores

que contraten a personas

en busca de empleo

pertenecientes a colectivos

débiles, con un acceso más

difícil al ML

1OrientaciónSíNoNo2

Formación4

Incentivos al empleoSíSíSíAcciones de mediación

para el empleo

Fomento de la movilidad

geográfica en el trabajo

1OrientaciónSíSíSí4

Incentivos al empleoSíSíSí7.- Italia

Cuadro 14.- Políticas y medidas asociadas a PLD en Italia

Nombre

Tipo de medidaDirigida a PLD Dirigida a otros

colectivos

En vigorCheque de recolocación

1OrientaciónNoSíSíMe formo y trabajo en

Publia

1OrientaciónSíSíSí2

FormaciónBuenos Servicios en

Piamonte

1OrientaciónSíSíSí

79<índice>8.- Grecia

Cuadro 15.- Políticas y medidas asociadas a PLD en Grecia

Nombre

Tipo de medidaDirigida a PLD Dirigida a otros

colectivos

En vigorPrograma especial de

empleo para graduados

de educación superior y

tecnología

6Creación de empleo directoNoSíSíPrograma de becas

empresariales para el

empleo

4Incentivos al empleoNoSíSíProgramas de trabajo en

el sector público / trabajo

socialmente útil

6Creación de empleo directoSí??Fortalecimiento del

emprendimiento

7Fomento del auto-empleoNoSí?Programas de formación

2Formación???9.- Portugal

Cuadro 16.- Políticas y medidas asociadas a PLD en Portugal

Nombre

Tipo de medidaDirigida a PLD Dirigida a otros

colectivos

En vigorPrograma Contrato-

Emprego

2FormaciónSíSíSí4

Incentivos al empleoPrograma Estagios

professionais

2FormaciónSíSíSí4

Incentivos al empleoIncentivos a la contratación

de PLD y muy larga

duración

4Incentivos al empleoSíSíSí

80<índice>10.- Países Bajos

Cuadro 17.- Políticas y medidas asociadas a PLD en Países Bajos

Nombre

Tipo de medidaDirigida a PLD Dirigida a otros

colectivos

En vigorPolítica de reintegración de

los parados al mercado de

trabajo

1OrientaciónSíSíSí6

Creación de empleo directoIncentivos para

empresarios

4Incentivos al empleoSíSíSíMejora de la empleabilidad

de los trabajadores con

discapacidad

4Incentivos al empleoNoSíSí5

Empleo con apoyo para discapacitados

Cuentas individuales de

formación

2FormaciónSíSíSíProgramas piloto

experimentales para

el mantenimiento y/o

reintegración en el

mercado laboral de

trabajadores mayores

o que no perciban

prestaciones sociales

1OrientaciónNoSíSíPrograma VIA (inmigrantes

de baja formación)

Perspectiva para mayores

de 50 años

2FormaciónNoSíSí1

OrientaciónNoSíNo11.- Bélgica

Cuadro 18.- Políticas y medidas asociadas a PLD en Bélgica

Nombre

Tipo de medidaDirigida a PLD Dirigida a otros

colectivos

En vigorActiva Brussels

4Incentivos al empleoSíSíSíPlan de formation 2020

2FormaciónSíSíSíImpulsion insertion

4Incentivos al empleoSíNoNoImpulso 12 meses+

4Incentivos al empleoSíNoSíPolítica flamenca de

colectivos destinatarios

4Incentivos al empleoSíSíSíSistema de experiencia

profesional temporal

2FormaciónSíNoSí6

Creación de empleo directo

81<índice>12.- Irlanda

Cuadro 19.- Políticas y medidas asociadas a PLD en Irlanda

Nombre

Tipo de medidaDirigida a PLD Dirigida a otros

colectivos

En vigorJobs Plus

4Incentivos al empleoSíSíSíCommunity Employment

Programme

2FormaciónSíNoSí4

Incentivos al empleo6

Creación de empleo directoTús

6Creación de empleo directoSíNoSíGateway

6Creación de empleo directoSíNoSí13.- Reino Unido

Cuadro 20.- Políticas y medidas asociadas a PLD en Reino Unido

Nombre

Tipo de medidaDirigida a PLD Dirigida a otros

colectivos

En vigorWork Programme

1OrientaciónNoNoNoHelp to work

1OrientaciónSíNoNo6

Creación de empleo directoWork and Health

Programme

1OrientaciónSíSíSíIntensive Personalised

Employment Support

Programme

1OrientaciónSíSíSí14.- Estonia

Cuadro 21.- Políticas y medidas asociadas a PLD en Estonia

Nombre

Tipo de medidaDirigida a PLD Dirigida a otros

colectivos

En vigorMi primer trabajo

2FormaciónNoSíSí4

Incentivos al empleo

82<índice>15.- Luxemburgo

Cuadro 22.- Políticas y medidas asociadas a PLD en Luxemburgo

Nombre

Tipo de medidaDirigida a PLD Dirigida a otros

colectivos

En vigorCrear un empleo

de integración para

desempleados de larga

duración

6Creación de empleo directoSíNoSíLa ayuda a la contratación

de los desempleados de

más edad (reembolso de

las cotizaciones sociales)

4Incentivos al empleoNoSíSíAprendizaje de

profesionalización (SP)

2FormaciónNoSíSí4

Incentivos al empleoLa ocupación temporal

indemnizada (OTI)

4Incentivos al empleoNoSíSí16.- Suecia

Cuadro 23.- Políticas y medidas asociadas a PLD en Suecia

Nombre

Tipo de medidaDirigida a PLD Dirigida a otros

colectivos

En vigorPrograma de Empleo y

Desarrollo (JOB)

1OrientaciónSíSíSí2

Formación7

Fomento del auto-empleoGarantía de Empleo para

jóvenes (UGA)

1OrientaciónNoSíSí2

Formación7

Fomento del auto-empleoPrograma de

Establecimiento

1OrientaciónNoSíSí2

FormaciónPuesto de Empleo de

introducción vocacional

2FormaciónSíSíSí4

Incentivos al empleo

83<índice>17.- Dinamarca

Cuadro 24.- Políticas y medidas asociadas a PLD en Dinamarca

Nombre

Tipo de medidaDirigida a PLD Dirigida a otros

colectivos

En vigorSubsidio de estudios

2FormaciónNoSíSíPuestos de utilidad

6Creación de empleo directoNoSíSíItinerarios puente

1OrientaciónNoSíSí2

FormaciónAyuda de mentores

1OrientaciónNoSíSíPrácticas en empresas

2FormaciónNoSíSíPuestos con subvención

salarial

4Incentivos al empleoSíSíSíRotación de empleo

2FormaciónSíSíSí4

Incentivos al empleoPuestos para aprendices

licenciados

6Creación de empleo directoNoSíSíFormación profesional de

adultos mayores de 25

años

2FormaciónNoNoSíEntrevistas centradas en la

búsqueda de empleo

Formación para el empleo

(AMU)

1OrientaciónNoNoSí2

FormaciónNoNoSíSubvención de

recalificación

2FormaciónNoNoSí4

Incentivos al empleoFormación continua (FMU)

2FormaciónNoNoSíSubvención salarial para la

contratación

4Incentivos al empleoNoNoSíMedidas para impulsar

el empleo de los

discapacitados

1OrientaciónNoSíSí4

Incentivos al empleo5

Empleo con apoyo para discapacitados

.- Polonia

Cuadro 25.- Políticas y medidas asociadas a PLD en Polonia

Nombre

Tipo de medidaDirigida a PLD Dirigida a otros

colectivos

En vigorOrientación individual

y en grupo, talleres de

motivación y terapéuticos

1OrientaciónNoNoNoTrabajos de intervención

4Incentivos al empleoSíSíSíCursos de formación

2FormaciónNoNoSíTrabajo en cooperativas

sociales

4Incentivos al empleoSíSíSí6

Creación de empleo directo

Si lo prefieres puedes descargar el programa en pdf.

No te olvides de dejar tu opinión o comentarios respecto al programa un poco más abajo.

 

Dejar una opinión